El Pensamiento Nacional : Evita impulsora y hacedora del Voto Femenino y de la revalorización de la Mujer Hoy

Regresar a Prensa Alternativa Diario Mar de Ajo (el diarito) Prensa Popular

Evita fue la que se preocupó y ocupó para que por fin el 23 de septiembre de 1947, durante el gobierno del presidente Juan Domingo Perón, se promulgó en Argentina la Ley 13.010 que instituyó el voto femenino. Hay que tener presente mirando aquella realidad desde el HOY, que la mujer ocupaba un lugar muy subalterno tanto en la pareja, la familia, como en la Sociedad toda. Por lo tanto el rol que jugó Evita, fue muy trascendente.

Desde entonces Evita ha ido tomando una dimensión que superó las fronteras de nuestro país y de América. Recordarán Uds.  A Madonna y la Opera Evita, y el tema central «No llores por mí Argentina» que más allá de aspectos que tienen que ver con el contenido de la misma, tuvo una inmensa repercusión, transformándose en  un emblema a nivel internacional.

No obstante los argentinos sabemos que los derechos sustentados por Eva Perón tienen que ver casi con exclusividad con la Justicia Social, los más necesitados, la niñez, la mujer, los ancianos, los derechos de ellas, de los humildes.

¿Cómo actuamos los argentinos hoy, teniendo en cuenta las enseñanzas que nos dejó Evita?

Ante todo los derechos que Evita ayudó en mucho a poner en primer plano derechos que hoy están consagrados y se ha grabado a fuego en el corazón, la mente y en los genes de los habitantes de Argentina. En muchos casos en países latinoamericanos o europeos se han tomado dichos derechos como un ejemplo, para luego implementarlos en sus respectivos países.

Esa capacidad de acompañar las aspiraciones y necesidades principalmente de las mujeres y sus derechos (ciudadanos, culturales, sociales, laborales), le ha dado proyección histórica y por lo tanto vigencia hasta nuestros días.

Tuvo Evita, la virtud de percibir las necesidades del pueblo y establecerse una relación “amorosa” con él. Los derechos reclamados, con movilización y con leyes HOY, tienen su origen en Evita, como principal precursora.

¿Qué no es la única en la Historia Argentina? No.

Juana Azurduy fue una patriota del Alto Perú que luchó en las guerras de independencia hispanoamericanas por la emancipación del Virreinato del Río de la Plata contra la Monarquía española y asumió la comandancia de las guerras que conformaron la luego denominada Republiqueta de La Laguna ( es el nombre con el que se conoce a la guerrilla independentista del Alto Perú  -hoy Bolivia– que luchó entre 1813 y 1817 contra los realistas españoles en la guerra de independencia hispanoamericana), por lo que su memoria es honrada en la Argentina y en Bolivia.

También Alicia Moreau de Justo dejó su huella en la memoria de la mujer argentina. Fue una médica y política argentina, luchó por el feminismo y el socialismo.​ Desde los primeros años del siglo XX, se involucró en los reclamos por mayores derechos para las mujeres.

Claro que las luchas de Juana Azurduy, Alicia Moreau o Evita tenían implícito otras reivindicaciones, que implicaban la existencia de La Patria, los derechos de la mujer presentes con la llegada de miles de Inmigrantes, Evita con el Voto Femenino y la ayuda a la mujer trabajadora con los derechos laborales otorgados, la defensa de la mujer humilde y a sus hijos. Cada cual defendió y participó de un modo diferente en el contexto histórico que le tocó vivir.

No nos olvidamos de las cientos de compañeras que formaron parte de los 30.000 desaparecidos de la Dictadura Militar. Mujeres hoy anónimas pero ya sabemos que fueron sistemáticamente golpeadas, violadas, torturadas de las más diversas formas, días y días hasta que fueron arrojadas al mar desde los aviones. Todos hechos terribles que los costeros no pueden borrar de sus mentes por más que lo mantengan en silencio. Es la verdad inocultable, que brota desde la conciencia argentina y en particular costera.
Las mujeres que con sus pañuelos blancos y sus rondas primero en Plaza de Mayo y paulatinamente en tantas plazas de nuestro país. Sin “saber de política” transformadas en Madres y Abuelas de Plaza de Mayo, buscaron y buscan a sus hijos, hermanos, esposos, nietos y siguen haciéndolo.

Hoy los reclamos de las mujeres siguen. Quizás con otro contenido, con otra forma, pero las mujeres quieren SER, que las reconozcan, participando en todas las expresiones políticas, sociales, culturales, sindicales, empresariales, económicas, vecinales, gubernamentales. No es poca cosa.

Las mujeres de los barrios que ponen su casa, le agregan un toldo, buscan la olla más grande que haya en el barrio, juntan leña y cajones de madera  y cocinan para los chicos (y no tan chicos) que tienen sus padres desocupados o con changas salteadas. En esa gran Olla Cocinan los guisos que alimentan.

Juntan ropa, alimentos, medicamentos, para repartir entre los desposeídos, los humildes, los cabecitas negras, los grasitas.  Esas mujeres de nuestros barrios que defienden a sus hijos, nietos, vecinos, todos cobijados por ellas.

Aquello que empezó Evita, hoy sigue con pañuelos verdes y cobija otras mujeres, que padecen otras injusticias y hoy van por más.

Diario Opinión de la Costa de San Bernardo

Silvio Bageneta

Mar de Ajó 14 de Agosto de 2019

Regresar a Prensa Alternativa Diario Mar de Ajo (el diarito) Prensa Popular
Contador de visitas Estadísticas

pakarwin s68bet desa88 saldobet menara188 kota188 senior188 menaraplay saldo188 pakarwin pakarwin pakarwin s68bet s68bet s68bet desa88 desa88 desa88 saldobet saldobet saldobet menara188 menara188 menara188 menara188 menara188 menara188 menara188 kota188 kota188 kota188 senior188 senior188 menaraplay menaraplay saldo188 saldo188 gala288 pegasus188 menara188 slot server taiwan slot server singapore slot depo 10k slot luar negeri slot server thailand slot deposit dana slot server kamboja slot server myanmar slot server vietnam slot server taiwan slot server rusia slot server thailand slot server thailand slot server luar slot server vietnam slot server mexico slot server kamboja idn live slot gacor slot dana live draw hk