La peli del 9 de julio

Por Mariano Saravia      Perfil completo de Mariano Saravia

Regresar a Diario Mar de Ajó, el diarito – Prensa Popular – Prensa Alternativa
Rodolfo Walsh decía que las clases dominantes han querido siempre que el pueblo no tenga historia. Que no tengamos héroes ni mártires, victorias ni derrotas. De esta manera la experiencia se pierde y cada lucha siempre está empezando de cero.
Y es así, siempre nos mostraron FOTOS de la historia argentina. La Revolución de Mayo, la Creación de la Bandera, La Independencia, y siempre fotos llenas de frases hechas y vacías de contenido. Por eso, ahora quiero mostrarte LA PELÍCULA del 9 de julio. Aunque resumida. En honor a las brevedades que imponen las redes, te dejo una escena por año de esta película:
-El backstage de esta película es la acumulación política que traíamos con luchas como las de Tupac Amaru y Tupac Katari, y la resistencia a las Invasiones Inglesas, entre otras.
-1810: Revolución, que no fue de ruptura con España. La Primera Junta jura en nombre de Fernando VII, el rey prisionero de Napoleón. Gaceta de Buenos Aires y Plan Revolucionario de Operaciones. Mariano Moreno y Manuel Belgrano plantean expropiaciones y dicen: “Tenemos que descontentar a 5 mil terratenientes y dueños de minas para la felicidad de todo el pueblo”.
-1811: Pasamos de la Primera Junta a la Junta Grande, en un golpe para dejar en minoría al morenismo. Mandan a Belgrano al Paraguay, a Castelli al Alto Perú y a Moreno al fondo del mar. Es el año del estancamiento del proceso revolucionario. Rivadavia, a través del Primer Triunvirato, se apropia y traiciona la Revolución de Mayo. Abre la economía indiscriminadamente para favorecer los intereses comerciales del Imperio Británico. Para ese tiempo, un gaucho se vestía completamente con artículos confeccionados en Inglaterra, desde el sombrero hasta las botas.
-1812: Llega en marzo desde Europa un coronel con mucho currículum militar: José de San Martín. Éste es el gran año de Belgrano. Hay una escena fundamental en esta PELÍCULA de la independencia: la creación de la Bandera, el 27 de febrero en las barrancas de Rosario. Una bandera es el mayor símbolo de independencia de una nación que quiere constituirse en Estado. Por eso la desobediencia de Belgrano enoja tanto a Rivadavia. Luego, Belgrano haría jurar y bendecir esa bandera en Jujuy, el 25 de mayo, a dos años de la Revolución. Y más tarde vendría el Éxodo Jujeño y la Batalla de Tucumán, también desobedeciendo a Rivadavia. Ese triunfo militar contra los realistas es un triunfo político contra Rivadavia. Por eso el 8 de octubre San Martín encabeza una rebelión cívico-militar que hace caer al Primer Triunvirato.
-1813: Gracias a Belgrano y a San Martín ha caído el Primer Triunvirato con Rivadavia en las sombras del poder. Sube el Segundo Triunvirato, que convoca a la Asamblea del año 13. Esa Asamblea hace cosas buenas: termina con los títulos de nobleza, la tortura y decreta la libertad de vientres. Pero no cumple con su objetivo: declarar la Independencia y sancionar una constitución. ¿Por qué? Porque los diputados artiguistas son rechazados. ¿Y por qué? Porque llevan el mandato de que se establezca un sistema de gobierno federal y que la capital esté fuera de Buenos Aires.
-1814: Luego de las derrotas de Belgrano en Vilcapugio y Ayohúma, el poder centralista porteño ve la posibilidad de matar dos pájaros de un tiro: sacarse de encima a San Martín (que ya molesta políticamente) y denigrar a Belgrano (le hicieron juicio por haber perdido contra los realistas). San Martín sabe que no es culpa de Belgrano y que por el Alto Perú no vamos a llegar nunca a Lima. Pide descansar en Córdoba y pasa tres meses en la Estancia de Saldán: desde mayo hasta agosto. En el Nogal Histórico comparte con Tomás Guido, que le cuenta el Plan Revolucionario de Operaciones de Moreno, que San Martín aplicará en su gobierno de Cuyo. Además, Napoleón ha caído y Fernando VII vuelve al trono de España, más absolutista que antes. También cae la “máscara de la monarquía” y ya no necesitamos fingir que somos fieles a un rey deseado pero inexistente. Más adelante se producirá la Restauración y el Congreso de Viena.


-1815: Declaración de nuestra Independencia. ¿Cómo, si falta un año? No, ésta es nuestra declaración de Independencia: 29 de junio de 1815, en el Congreso Oriental, en Arroyo de la China, hoy Concepción del Uruguay. Allí Artigas declara la independencia de la Liga Federal, junto a diputados de la Banda Oriental, Misiones, Corrientes, Entre Ríos, Santa Fe y Córdoba (¡!!). La Liga Federal fue un Estado hecho y derecho, con bandera, territorio, gobierno y población, que duró unos años, un Estado total y absolutamente distinto a las Provincias Unidas del Río de la Plata. Mientras tanto, en Mendoza gobierna San Martín de modo ejemplar: potencia la vitivinicultura, es productivista y proteccionista, hace una reforma agraria y entrega tierras ociosas, expropia a los más ricos caballos, mulas y esclavos, e impone un impuesto a las grandes fortunas (medio peso por cada mil pesos de fortuna). Ahí están las joyas de las Patricias Mendocinas, que, según el mito, entregaron alegremente.

-1816: Finalmente llegamos al final de la película. En marzo Juana Azurduy, al frente de 200 mujeres y hombres, vence a los realistas en la Batalla de Villar. Es el mejor ejemplo de “un pueblo en armas”. Se reúne el Congreso de Tucumán y la única provincia de la Liga Federal en mandar delegados es Córdoba. San Martín presiona para que el Congreso declare la Independencia. Él necesita cruzar Los Andes como el general de un país independiente al frente de un Ejército continental, y no como un líder rebelde. La situación geopolítica es la siguiente: los realistas han retomado toda la Gran Colombia (las actuales Venezuela, Panamá, Colombia y Ecuador), están más fuertes que nunca en el Perú y el Alto Perú (actual Bolivia), y los portugueses están a punto de bajar desde el Brasil a la Banda Oriental (actual Uruguay). En Chile, los realistas también han recuperado todo el país a partir de 1814 y están a punto de cruzar la cordillera. Por todo eso, es imperioso ganarles de mano. Ya está todo listo y la declaración de la Independencia preparada. Pero hay un último problema. Cuando sus delegados le mandan el acta a San Martín, éste se enfurece, siempre hay pícaros en todos lados. El acta dice que nos declaramos independientes del Reino de España. San Martín sabe que hay algunos que está pensando en traer un príncipe francés o italiano para que sea rey. Y él no lo soporta y exige que sus delegados no firmen nada hasta que no se agregue su sugerencia: “independencia del Reino de España y de cualquier otra potencia extranjera”. Recién cuando se ha agregado la exigencia de San Martín, el 9 de julio, su delegado Narciso Laprida declara la Independencia.
Hoy, seguimos construyendo la Nación, y seguimos procurando la independencia económica que nos garantice la justicia social. Pero saber cómo conseguimos la independencia puede ayudar.
Para la escena final de esta película, los y las dejo con el gran protagonista, con el muchachito de la peli, José de San Martín: “Los ricos y los terratenientes se niegan a luchar, no quieren mandar a sus hijos a la batalla, me dicen que a ellos no les importa seguir siendo colonia. Sus hijos quedan en sus casas gordos y cómodos. Un día se sabrá que esta Patria fue liberada por los pobres, y los hijos de los pobres, nuestros indios y los negros, que ya no volverán a ser esclavos”.
Espero que te haya gustado la peli, recordá que tenemos que hacer la parte dos. Viva la Patria.

Quien es Mariano Saravia

Mariano Saravia es periodista, escritor, docente universitario y conferencista. Sus especialidades son la política internacional, el periodismo histórico y los derechos humanos.

También es conductor del programa Mirada Sur, sobre política internacional e integración sudamericana, que se emite los martes de 21 a 22 por CBA24n de Córdoba. Y columnista de política internacional en Canal 10 y Radio Universidad de Córdoba, Radio Del Plata de Buenos Aires y la Revista Veintitrés. Sus artículos y ensayos han sido publicados en publicaciones de Argentina y el exterior. Además, es profesor titular de la materia Política Internacional de las carreras de Ciencias Políticas y Relaciones Internacionales de la Universidad Católica de Córdoba.

Hizo su carrera universitaria en la Universidad Nacional de Córdoba, recibiendo el título de licenciado en Comunicación Social. Tiene una maestría en Relaciones Internacionales del Centro de Estudios Avanzados de la Universidad Nacional de Córdoba. También realizó estudios en Italia, Alemania, Irlanda, Reino Unido, País Vasco, Polonia, Israel, Canadá, Estados Unidos y Brasil. Es profesor invitado de la Universidad Nacional de Río Cuarto, la Universidad Nacional de Villa María y la Universidad Católica de Córdoba. También de la Universidad de Wisconsin-Green Bay y del Boston College de Estados Unidos.

Además recorre su provincia, Córdoba, y Argentina dictando conferencias sobre temas históricos, políticos y de derechos humanos, principalmente de Argentina y Suramérica. Ha viajado por gran parte de Europa, África, Asia y las tres Américas. Pero principalmente es un gran conocedor de Suramérica y de los procesos políticos actuales. Ha sido invitado a disertar en la mayoría de los países sudamericanos, sobre todo en Venezuela, Ecuador, Brasil y Bolivia.

Es un defensor del proceso de integración regional sudamericano. También es un militante por el reconocimiento del Genocidio Armenio. Ha asesorado al presidente boliviano Evo Morales en el conflicto con Chile por la salida soberana al Océano Pacífico que perdió Bolivia en la Guerra del Pacífico (1879-1884). Y finalmente, es también un militante por la independencia de la Guayana, único enclave colonial de Sudamérica junto con las islas Malvinas. Actualmente es representante internacional del Movimiento de Descolonización y Emancipación Social de la Guayana.

Tiene publicados 10 libros, algunos de ellos traducidos al inglés, francés, portugués, danés y vietnamita. Uno de ellos, La sombra azul, fue llevado al cine con el mismo nombre.

Regresar a Diario Mar de Ajó, el diarito – Prensa Popular – Prensa Alternativa

70032
91416