PUERTO QUEQUEN: LA IMPORTANCIA DE LA BALIZA EN EL EXTREMO DE LA ESCOLLERA SUR

Entrevista al  presidente del directorio del Consorcio de Gestión del puerto de Quequén: Jorge Alvaro    Regresar a Diario Mar de Ajó, el diarito – Prensa Popular – Prensa Alternativa La escollera sur del puerto de Quequén fue prolongada 400 metro en el año 2006. La obra fue financiada por el Estado Nacional y el fundamento tuvo que ver con mejorar las condiciones de entrada y salida de los buques de ultramar.           Desde su construcción (fue inaugurado en 1922) el puerto arrastraba el inconveniente de la cantidad de días inoperables por el oleaje provocado por los fuertes vientos del sudeste que azotaba el canal de entrada y salida. Prácticamente la mitad de los días del año no se podía operar con los buques de ultramar. La solución a esto fue la prolongación de la escollera y la profundización del canal y del vaso portuario a 50 pies (15 mts). Obra ejecutada en 2019. En la actualidad el puerto está operable 286 días por año. La construcción se hizo apoyando grandes piedras en el fondo y sobre ellas unas estructuras de hormigón construídas en el lugar llamadas “Core Locks” (ver foto de miniaturas de los corelocks).  Quedó intransitable la escollera en esos 400 mts. Sólo se construyó en el extremo un bloque cuadrado de hormigón de 4 metros de lado y 6 metros de profundidad para instalar sobre él una torre-baliza de 9 metros de altura. Esta torre, construida en fibra de vidrio, fue arrancada de su fijación por un temporal ocurrido en febrero de 1919.         Ante la necesidad de su reposición y coordinados con el Servicio de Hidrología Naval, El Consorcio de Gestión del Puerto Quequen adjudicó por licitación pública la provisión e instalación a la empresa Irrazábal S.A. el 5 de agosto de 2021. Se construyó una nueva torre de hierro galvanizado compuesta por nueve tramos cilíndricos de 1,50 mts de altura por 1,20 mts de diámetro abulonados entre así en el lugar de montaje. Para poder hacerlo la empresa contratista tuvo que construir una pasarela metálica de 0,50 mts de ancho en tramos de 4 mts a lo largo de los 400 mts de escollera. Por allí se llevaron rodando en disposición horizontal todos los tramos, a excepción del más bajo y el de la cima, que se cortaron longitudinalmente y se arrastraron hasta el lugar de emplazamiento, donde se volvieron a soldar. La base fue fijada al cubo de hormigón del extremo con 36 brocas de acero inoxidable de 1” x 20”. El costo final de obra ascendió a u$a 211.750 Imagen miniaturizada de los core locks (tamaño real 4 metros de altura)

Regresar a Diario Mar de Ajó, el diarito – Prensa Popular – Prensa Alternativa

  49807
  66876