EL SISTEMA FINANCIERO ARGENTINO

Por Horacio Rovelli   

Regresar a Diario Mar de Ajó, el diarito – Prensa Popular – Prensa Alternativa 

Es obvio que como funciona el sistema financiero argentino dista de ser eficiente eficaz y económico, como se infiere que debería funcionar.

  No es eficiente porque no da debida respuesta y en forma rápida a la conversión del ahorro en crédito. No es eficaz porque el crédito es el menor desde que se creó el BCRA en 1933 y comenzara a funcionar, salvo puntuales meses de los años de crisis económica (1959; 1975; 1982; 1989; 2002) el total de préstamos bancarios al sector privado, que  había descendido para ser en torno al 11% del PIB en el año 2019 (en 1974 representaba el 41% del PIB), no solo no se restableció, sino que incluso desciende en más de medio punto del PIB en la actualidad.  Y encima el poco crédito que genera lo hace a una tasa confiscatoria del capital de las empresas, mientras los depósitos captados abonan tasas menores a la inflación. Y no es económico no solo por el alto costo del dinero que se refleja en las tasas activas de interés, sino que se convierte en una verdadera restricción y una carga para todo el sistema económico en general y, para el Estado en particular, dado que a través de las inmovilizaciones del BCRA en Leliq (Letras de Liquidez del BCRA) y Notaliq (notas de [1]liquidez del BCRA) no solo no se genera crédito, sino que se convierte en un encaje remunerado que al ser devengado, se suma al monto original, configurando un déficit cuasi fiscal (o déficit del BCRA) que es mayor que la totalidad del dinero emitido y puesto en circulación por la autoridad monetaria (Base Monetaria) [1] Una Letra de Liquidez del Banco Central (Leliq)  es un préstamo que toma el Banco Central de la República Argentina (BCRA) con los bancos por una semana o más días A diferencia de las Lebac (Letras del BCRA), que las podían adquirir cualquier persona, las Leliq sólo están disponibles para las entidades financiera y reemplazaron a las Lebac en enero de 2018, pero tomaron especial relevancia desde octubre de ese año. Las Notaliq es también un préstamo que toma el BCRA de los bancos, nacieron el 22 de febrero de 2022  a seis meses y se fija su tasa de interés casa 28 días. [1] Una Letra de Liquidez del Banco Central (Leliq)  es un préstamo que toma el Banco Central de la República Argentina (BCRA) con los bancos por una semana o más días A diferencia de las Lebac (Letras del BCRA), que las podían adquirir cualquier persona, las Leliq sólo están disponibles para las entidades financiera y reemplazaron a las Lebac en enero de 2018, pero tomaron especial relevancia desde octubre de ese año. Las Notaliq es también un préstamo que toma el BCRA de los bancos, nacieron el 22 de febrero de 2022  a seis meses y se fija su tasa de interés casa 28 días.

PIB estimado por el INDEC            
A precios corrientes en millones 27.481.440 29.256.480 43.100.735 47.178.000    
             
Nota: Porcentaje de inmovilización es el total de esterilización/ BM  ó / Circ. Monetaria  
 En millones de pesos o de dólares según corresponda        
Fuente: Gerencia de Estadísticas Monetarias del BCRA        

  Desde que asumió el gobierno Alberto Fernández, la Base Monetaria creció (100%), y es un porcentaje menor que la inflación acumulada hasta marzo 2022, que fue del 130% También el incremento del crédito al sector privado fue menor que la inflación (del 99%) y explica su descenso en términos del PBI. Si creció el financiamiento del BCRA al Tesoro de la Nación (lo hizo en todo el periodo comprendido en la gestión de Alberto Fernández en un 190%), a lo que debe sumarse las utilidades del BCRA que transfiere al fisco, razón por la cual en el año 2021 el monto total de asistencia de la autoridad monetaria  alcanzo a ser del 3,7% del PIB (es en pesos, pero es el equivalente a unos 15.400 millones de dólares) y este año 2022 por el acuerdo con el FMI, dicha asistencia debe reducirse a ser solo el 1% del PIB. Pero donde mueren las palabras es en el incremento exponencial de los encajes remunerados como lo son los pases pasivos (de uno a seis días), las Leliq y las Notaliq, que aumentaron en un 323,5% (de sumar 1,2 billones de pesos a ser el 7 de abril de 2022 de 5 billones de pesos, superando incluso ampliamente a la Base Monetaria). La tasa de interés nominal fijada para dichas inmovilizaciones por el BCRA y acordad con los bancos es del 44,5% anual, pero como los períodos son de días y hasta seis meses, se suman al capital al vencimiento conformando una tasa efectiva anual del 54,89% hasta el miércoles 13 de abril de 2022, que se reúne nuevamente el Directorio del BCRA para determinar una tasa mayor ante la suba generalizada de los precios. En síntesis se ha creado un problema mayúsculo con el fin de “esterilizar” la cantidad de dinero para evitar la propagación de la inflación ante el aumento de los medios de pago, conformando un pasivo financiero del BCRA que genera que mes a mes el BCRA le reconozca intereses a los banco en el orden de los 226.000 millones de pesos, suma que a los bancos le deja una ganancia neta de (es en pesos pero equivalente) a mil quinientos millones de dólares por año, dado que el margen de ganancia entre la tasa que pagan por los depósitos y la que le cobran el BCRA supera el 3% anual. Los bancos perciben anualmente semejante “spread” por no prestar, captan depósitos del público y no lo prestan, sin ningún riesgo, lo colocan en los activos mencionados (pases pasivos, Leliqu y Notaliq).   QUE DEBE HACERSE El BCRA le asegura a los bancos una renta financiera por no prestar, cuando deberían reasignar los recursos excedentes de la población a quienes necesitan financiar su actividad y/o vida. Para ello deben tomarse fuertes medidas en el área financiera para revertir la situación y que sean las entidades financieras las que se conviertan en funcionales a un sistema económico en crecimiento, distribuyendo progresivamente el ingreso. Una parte de las inmovilizaciones del BCRA debe financiar el gasto público Para ello se debe transformar el stock de LELIQS, NOTALIQ y parte de los pases pasivos en stock de otro activo remunerado, a un plazo de un año y a una tasa mensual variable similar a la  tasa pasiva promedio, e ir liberando en cuotas tal tenencia, de ese modo y a una tasa regulada o administrada por el BCRA, gran parte del enorme stock inmovilizado que supera los 5 billones de pesos (al tipo de cambio oficial unos 41.000 millones de dólares, casi la suma que se le debe al FMI)  se transformaría en un factor de expansión monetaria aplicado al restablecimiento de niveles de demanda privado y estatal.   El BCRA debe apuntalar la construcción de viviendas populares y el apoyo a planes de autoconstrucción que no requiere insumos importados y es un importante multiplicador de la producción local.  Acompañado de las imprescindibles inversiones de infraestructura (Poner en funcionamiento los astilleros y las cooperativas de empresas metalúrgicas recuperadas para hacer barcos y barcazas, por ejemplo). Y finalmente, asistir a los beneficiarios del los planes sociales y los trabajadores y jubilados y pensionados que perciben remuneraciones por menos de la Canasta Básica Total, a los inscriptos en el Plan Potenciar Trabajo y, a las pequeñas y medianas empresas. Paralelamente, se debe fortalecer la capacidad del BCRA para regular el crédito, captar fondos y controlar el sistema financiero. De acuerdo con este esquema, la principal actividad de los bancos debe orientarse a facilitar el acceso al crédito, así como agilizar las transacciones económicas en clara línea con una preocupación por estimular la demanda.  En ese sentido se exige mantener una relación cifrada en 5% entre el capital de la entidad y el monto de los depósitos recibidos y otras obligaciones a su cargo, de ese modo, las entidades financieras aumentan su capital si el volumen de operaciones así lo justifica. Con esta medida el BCRA  fomenta la cantidad de préstamos otorgados al sector productivo a través de facilitar las condiciones para las instalaciones de nuevas entidades financieras. Finalmente, fortalecer el rol de superintendencia de las entidades financieras y cambiarias del BCRA.  Para ello es  se debe conformar una mesa de coordinación institucional con  la Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos (Procelac) perteneciente al Ministerio Público Fiscal; el Ministerio de Seguridad; la Superintendencia de Entidades Financieras y Cambiarias (SEFyC) del Banco Central de la República (BCRA); la Comisión Nacional de Valores (CNV); la AFIP; el Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social;  y la Unidad de Investigaciones Financieras (UIF) e intercambiar información y trabajar en forma conjunta para evitar la conversión de crédito en divisas y la fuga de capitales. El gobierno nacional debería enviar un proyecto de ley para la modificación de la ley 21.526 de Entidades Financieras para que la actividad sea de interés público nacional que preserva el carácter privado de la misma y su sometimiento a un régimen preponderantemente de derecho privado, pero obliga a las entidades a aceptar la aplicación de una intensa regulación y fiscalización estatal, dado que ellos administran ahorro del público y debe ser orientado a financiar la producción y  el trabajo y no a actividades especulativas de ningún tipo.   PORQUE NO LO HACEN Y DEJAN SEGUIR CRECIENDO EL PASIVO FINANCIERO DEL BCRA   Por dos razones:  

  • Los cuatro bancos privados más grandes por volumen de depósitos y por tenencia de Leliq y Notaliq son en el siguiente orden:  Banco Santander, Banco Bilbao Vizcaya (BBV), Banco Galicia; y Banco Macro y en los cuatro tiene participación accionaria Blackrock,  que es el principal tenedor de títulos de deuda externa argentina.
  • Si volcaran todo ese dinero a la actividad económica, aumenta el consumo de la población de alimentos y energía, por lo que se reduce el saldo exportable de alimentos y aumentan las importaciones de combustible líquido y gaseoso, con lo que no se logran las metas de superávit comercial acordadas con el FMI para pagarle la deuda.

  Razones que se deben revertir, levantando los secretos fiscal y financiero y, cruzar la información de compra de dólares y cuanto declararon al fisco para multarlos por la evasión y fuga de capitales.  Si la deuda la pagan los que la fugaron, no debemos cumplir con las obligaciones con el FMI e incluso se le puede recomprar los títulos de deuda a Blackrock.

Regresar a Diario Mar de Ajó, el diarito – Prensa Popular – Prensa Alternativa

  49809
  66879