Joséphine Baker, primera mujer negra que entrará en el Panteón de Francia

Fuente: Juan Pedro Quiñonero https://www.abc.es/cultura 22/08/2021

Regresar a Diario Mar de Ajó, el diarito – Prensa Popular – Prensa Alternativa

El presidente, Emmanuel Macron, aceptó entusiasta esta iniciativa de un grupo de autores y artistas. La ceremonia se celebrará el próximo 30 de noviembre 2021

Joséphine Baker, nombre artístico de Freda Josephine McDonald (Saint-Louis, Missouri, EE.UU., 1906-París, 1975), será la primera mujer negra, nacida en el extranjero, francesa de adopción, que entrará el próximo 30 de noviembre en el Panteón de Hombres Ilustres de la Nación francesa.

Según el matutino popular ‘Le Parisien’, el presidente Emmanuel Macron habría respondido con un «¡Sí..!» entusiasta a la iniciativa de un grupo de escritores, artistas y personalidades que habían propuesto la candidatura de Joséphine Baker, una personalidad legendaria, cuya más canción más famosa se titula ‘J’ai deux amours: mon pays et Paris’ (Tengo dos amores: mi país y París), interpretada por vez primera en el Casino de la capital francesa en 1930.

Una vida muy intensa

Antes de instalarse en París, en los años 20 del siglo pasado, Joséphine Baker tuvo una vida muy intensa en EE.UU. Dos matrimonios fallidos, una carrera que no terminó de despegar en Broodway. Mujer independiente, de orígenes españoles, negros e indios, decidió lanzarse en la gran aventura de la ‘conquista’ del París de entreguerras.

Su primer gran triunfo, como estrella principal de la ‘Revista Negra’, en el Teatro de los Campos Elíseos, en 1925. Éxito apoteósico que la convirtió en una estrella en un París que competía con Berlín por la capitalidad de las revoluciones artísticas que se sucedían a un ritmo vertiginoso. Dadá, surrealismo, nuevas figuraciones… Joséphine Baker se convirtió en musa e inspiradora de grandes creadores, artistas, pintores, música, confirmándose como una estrella excepcional del music hall de la época.

Sus triunfos parisinos también cambiaron su vida. Sin romper con su patria natal (EE.UU.), esta cantante y bailarina muy fuera de lo común decidió nacionalizarse francesa en 1937. Y París, Francia, la adoptó apasionadamente. Joséphine Baker nunca habló un francés ‘ecuménico’. Hasta el fin, tuvo un francés con un delicioso acepto norteamericano, matizado con risas permanentes, desbordantes.

Durante la ocupación alemana (1940-45) se enroló en la Resistencia, próxima a los hombres del general De Gaulle. En su primera madurez, a partir de los años 50 del siglo pasado, la cantante se embarcó en muchas otras aventuras, comenzando por la causa de la lucha contra el racismo en EE.UU. Había estado en primera fila del movimiento de renacimiento de Harlem, acompañando el trabajo inmenso de otros grandísimos creadores, como Louis Armstrong, Duke Ellington y Fats Walles. Más tarde, apoyó con mucho brío el movimiento liderado por Martin Luther King, en defensa de los derechos básicos de los negros norteamericanos.

Ayuda a la infancia

A caballo entre varias culturas, pasó buena parte de la ocupación alemana entre Marruecos y la Francia ocupada, cumpliendo misiones de muy diversa índole, muy apreciada por la Resistencia. Tras aquella gran aventura, instalada en París para siempre, se embarcó en una causa muy suya: el socorro a la infancia. Creó una residencia para niños sin familia o mal adaptados.

En 1964, su fabulosa carrera sufrió un parón dramático. Acosada por las deudas, perseguida por el fisco, pasó años difíciles, ella que había sido, también, algo así como embajadora de la alta costura parisina de su tiempo. Cuatro años más tarde, durante los acontecimientos de mayo de 1968, estuvo presente en la gran manifestación de la vuelta al orden de apoyo al general De Gaulle en los Campos Elíseos. Joséphine Baker, comenzaba a instalarse en el Olimpo de las grandes estrellas. Su último gran espectáculo en 1975 fue un éxito mundial, con presencia de grandes estrellas internacionales. Llegaba el ocaso. Murió en París, el 10 de abril de 1975, en el Hospital de la Salpêtrière. Su muerte fue saludada con honores nacionales, militares, en la parisina Iglesia de la Madeleine. Macron ha decidido su entrada en el Panteón de los Hombres Ilustres de la Nación. Amén.

Perón, Josephine Baker y el racismo recurrente

En noviembre de 1952, la célebre actriz afroamericana visitó la Argentina por segunda vez. Perón y Carrillo la recibieron y acordaron constituir un “Instituto Antirracista Argentino” en Buenos Aires.

Ignacio Cloppet 03/06/2020 18:19 Clarín.com

Estamos viviendo tiempos turbulentos, en los que vuelve a recrudecer la cuestión racial, como está sucediendo en los EE.UU. gobernado por Trump. Nuestro país no está ajeno a estas cuestiones, pues la discriminación también existe. Perduran deshonras hacia personas de color o latinoamericanos.

En nuestra historia ha sido una constante la discriminación. Si bien la esclavitud fue derogada con la Asamblea del Año XIII, las creencias o justificaciones racistas siguieron en nuestra sociedad, con el desprecio a los “cabecitas negras”, “bolitas” y “paraguas”, como denuncia el Papa Francisco.

Con la llegada del peronismo, estas intolerancias se aminoraron, como una política de Estado. El acceso a la educación, a los derechos sociales, a la dignidad humana, fueron conquistas que Perón puso al alcance del pueblo, sometido desde antaño por la Argentina oligárquica y clasista.

Perón, además, tuvo una política inclusiva con los inmigrantes que recibió de todos los confines de la tierra, sin discriminar a nadie. Y lo que es más destacable, respetando sus tradiciones y culturas. La Argentina abrió su territorio, donde cada una de las personas que llegaba, se incorporaba sin problema. La igualdad de derechos, y el respeto por el inmigrante fueron una política destacada del peronismo.

Un ejemplo concreto, son las visitas que hizo a la Argentina la famosa actriz afroamericana Josephine Baker (1906-1975). Esta mujer fue una bailarina, cantante y actriz estadounidense. Se la reconoció con los apodos de “Venus de Bronce” y “Perla Negra”. Fue una incansable luchadora en defensa de los derechos humanos. Realizó una gran labor humanista a lo largo de toda su vida. Josephine Baker junto a su esposo Jo Bouillon, adoptaron niños huérfanos de distintas nacionalidades.

Gracias a “Malena” Legrand, Eva Perón pudo conocer a Baker, y a partir de ese momento mantuvieron contacto permanente por teléfono, cartas y a través de emisarios. Ambas mujeres compartían los mismos sentimientos e ideales en defensa de los más necesitados.

Cuando Evita creó la Fundación “Eva Perón”, Josephine Baker se transformó en una estrecha colaboradora, especialmente en proyectos sociales. Realizó algunos viajes y contactos internacionales a pedido de Evita.

Baker tuvo algunos contactos con Perón, con posterioridad al fallecimiento de Evita. En noviembre de 1952 regresó a nuestro país. Perón y Carrillo la recibieron nuevamente. “Yo le dije a Josephine Baker -dice Perón- que estaba de acuerdo con ella y con todas sus iniciativas antirracistas. Y juntos fijamos las bases para constituir el primer ‘Instituto Antirracista Argentino´ en la ciudad de Buenos Aires”.

La iniciativa prosperó rápidamente. Baker hizo viajes por todo el país; quedó tan agradecida que cuando fue a despedirse de Perón, casi ruborizada le dijo: “Señor presidente le ruego que me disculpe, pero no quiero irme, sin darle un beso en la mano”.

En ese encuentro Baker le preguntó al ministro de Salud, Ramón Carrillo: “¿Donde están los negros en la Argentina?”. El eminente sanitarista le respondió: “En estos momentos solo hay dos, usted y yo”. Años más tarde, Perón refirió: “Esto me emocionó mucho porque era una mujer humilde, una gran artista, una luchadora, y porque pensé también en esos prejuicios que los negros anidan en su mente cuando se encuentran con los blancos. Era una mujer culta y de exquisita educación”.

El racismo es inconcebible, hoy y siempre. Tal vez sea momento de volver a enfrentar sin anestesia esta cruel enfermedad que sufre nuestra sociedad.

Ignacio Cloppet es historiador, miembro de la Academia Argentina de la Historia. Autor de “Perón Íntimo. Historias desconocidas”



Regresar a Diario Mar de Ajó, el diarito – Prensa Popular – Prensa Alternativa



24797


34852