Medios de comunicacion
Una prensa alternativa es posible en el mundo

Por Gustavo Capdevilla                     Regresar a Prensa Alternativa Diario Mar de Ajó (el diarito)

La prensa, sometida a un proceso de concentración monopólica sirve los intereses de la economía liberal y de las elites privilegiadas, pero los medios alternativos independientes surgen como una fuerza esperanzadora, se afirmó en el panel sobre “Los medios de comunicación, cultura y alternativas a la mercantilización y a la homogeneización”. Los medios actúan como voceros neoliberales, y constituyen “el principal vector ideológico del liberalismo”, definió Bernard Cassen, de ATTAC-Francia, que actuó como facilitador en el debate.

Como ejemplos de concentración se mencionaron los grupos estadounidenses de AOL y Time-Warner, aunque el fenómeno se repite también en países en desarrollo. En Latinoamérica, por ejemplo, el grupo La Nación posee los cotidianos La Nación y Al Día, que en conjunto monopolizan 80 por ciento del mercado de Costa Rica. En Honduras, Los empresarios privados vinculados al poder o los mismos políticos son dueños de los medios. En la República Dominicana, los seis medios más grandes pertenecen a los bancos.

A pesar de todo, la italiana Anna Pizzo, de Carta, describió un panorama alentador sobre el desarrollo de los medios de comunicación independientes de su país, que crecen al mismo ritmo que los movimientos sociales antiliberales. En la actualidad, pueden comunicarse con millones de personas cada día a través de formas variadas de difusión, aunque en menor grado por la televisión. La nueva prensa antiliberal italiana imprime entre 200.000 y 300.000 ejemplares diarios, que son leídos por un millón de personas.

Pizzo criticó a la prensa convencional porque “se apodera de lo instantáneo” y destruye las memorias del lector. Propuso la creación de enlaces virtuales a través de Internet, para que los medios independientes presenten sus materiales y permitan que sean usados en todo el mundo. De esa manera, argumentó, se podría eliminar la lógica de los derechos de autor.

En la misma línea, el estadounidense David Barzanian exaltó que los medios independientes crean oxígeno para la democracia y “nos liberan de la presión corporativa”. Los programas a través de las radios comunitarias, que no reciben publicidad, representan una alternativa. Estados Unidos cuenta con la red más desarrollada de radios comunitarios. Cuando habla el pensador neoyorquino Naom Chomsky, atrae a miles y miles de personas. Barzanian estimuló a la juventud a crear sus propios medios y aseguró que las radios no requieren recursos económicos exagerados.

Asimismo, Barzanian recogió aplausos cuando criticó a Estados Unidos por disponerse a “entrar en la aventura militar”. Comparó la zona de exclusión de vuelos impuesta por Estados Unidos y Gran Bretaña sobre el territorio iraquí, con la decisión del gobierno suizo de impedir los vuelos sobre la ciudad de Davos, sede  del Foro Económico Mundial, donde las empresas transnacionales ejercen sus influencias sobre los gobiernos de los países en desarrollo para obtener beneficios y facilidades económicas.

El periodista Prabash Joshi, de Jansatta, de India, trazó un panorama de involución de la prensa india, que en la época colonial acompañó las luchas contra el imperialismo hasta el punto de convertirse en una institución nacional. Pero ahora, con la globalización, la prensa se ha vuelto un agente de relaciones públicas del mercado, dijo Joshi. Sólo representa a una elite de 10 por ciento de la población e ignora al 90 por ciento restante. En la última década, los medios de comunicación de la India pasaron de las manos de pueblo a las de las corporaciones, sentenció.

El pensador belga Armand Mattelart, que colaboró en el área de comunicaciones con el gobierno del derrocado presidente chileno Salvador Allende (1971-1973), encontró que existe un “sorprendente paralelismo corporativista” entre la actual estrategia de los medios de comunicación de Venezuela y la actitud de la prensa en Chile antes del golpe de estado del 11 de septiembre de 1973.

Mattelart previno del riesgo que puede representar la inminente negociación de los servicios, que incluyen las comunicaciones, en la Organización Mundial del Comercio (OMC). Las negociaciones, que se desarrollan en Ginebra, deben concluir con un acuerdo el 1º de enero de 2005. Las cuestiones de servicios públicos, en particular las referidas a cultura, información y comunicaciones, se deben discutir en otros escenarios.

Otra advertencia de Mattelart aludió a la primera cumbre sobre la sociedad de la información, que se realizará también en Ginebra, en diciembre próximo. Los debates previos a esa conferencia carecen de reflexión sobre las aspiraciones de la sociedad. La Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT) y la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) propusieron que al ángulo tecnológico del debate se le sume una visión cultural. Las organizaciones no gubernamentales han colaborado en la elaboración de los proyectos sobre la sociedad de la información, pero ahora comprueban que sólo habían sido invitadas para asesorar, sin que sus propuestas merezcan un análisis crítico, se quejó Mattelart

                                                         Regresar a Prensa Alternativa Diario Mar de Ajó (el diarito)