Joseph Stiglitz desvela algunas claves de las elecciones presidenciales en EEUU

Las reflexiones de un Premio Nobel

Por R.P.                  Regresar a Prensa Alternativa Diario Mar de Ajó (el diarito) Prensa Popular

"Es la economía, estúpido". Es una frase ya célebre, que forma parte de la reciente historia del mundo globalizado y que da idea de una de las claves del triunfo electoral del ex presidente de EEUU Bill Clinton. Pero su vigencia parece haber sido una de las numerosas víctimas de la guerra contra Irak. Joseph Stiglitz, ex economista jefe del Banco Mundial y premio Nobel de Economía en 2001 asegura que cuatro años de George W. Bush como inquilino de la Casa Blanca han sido suficientes para que se pase a un nuevo orden, en el que la implicación de los ciudadanos en el proceso electoral será mucho mayor.

Stiglitz rindió visita a Madrid para pronunciar una conferencia con motivo de la publicación del número 100 de la revista Política Exterior. El premio Nobel, que colaboró con la Administración Clinton, no descartó que el senador John Kerry, candidato demócrata a la presidencia de EEUU, fuera por el camino de la doctrina "es-la-economía-estúpido", aunque Stiglitz tiene clara una cuestión: "hay factores más importantes que la economía".

"Al menos, con el escenario de la guerra de Irak, se está admitiendo que el unilateralismo no lleva a ningún sitio. La estrategia de Bush contra el terrorismo no triunfará". Stiglitz se mostró convencido de cuál es el verdadero problema en el mundo. "La pobreza es el verdadero problema subyacente".

Durante su discurso, Stiglitz acusó a Bush de promover los recortes de impuestos para favorecer a los ricos. Sólo así se explica que “los estadounidenses son ahora más pobres que hace cuatro años” pese a que la primera economía mundial ha crecido más que la de la eurozona.

En presencia de un auditorio selecto, entre los que se encontraban varios embajadores, y rodeado en la mesa de ponentes de, entre otros, el abogado Antonio Garrigues y el director de la publicación, Darío Valcárcel, Stiglitz acusó a Bush de no haber aprovechado la ventaja que supuso heredar una situación de superávit presupuestario como dejó Bill Clinton, aunque admitió que el déficit actual es tan grande que “gane quien gane” no podrá acabar con él.

El primero Nobel de Economía en 2001 aseguró que las medidas de Bush han ido encaminadas a favorecer a las compañías, sobre todo a las farmacéuticas y las petroleras. Stiglitz destacó que las próximas elecciones son “especiales” y que la población parece “más implicada” que en otros comicios.

Sin duda "si todo el mundo pudiera votar en estas elecciones, el resultado no sería ni mucho menos reñido". El triunfo de Kerry sería muy claro. Sin embargo, el actual escenario podría provocar un vuelco a lo que actualmente reflejan las encuestas (un triunfo de Bush). "Kerry está obteniendo fondos a base de pequeñas contribuciones de los ciudadanos. Si todos ellos acuden a las urnas, el decorado cambiará radicalmente".

Según Stiglitz, los estadounidenses son más pobres ahora que hace cuatro años ("un logro notable" de la Administración Bush, como señaló irónicamente). Sin embargo, la primera economía mundial ha crecido más que la europea. ¿Cómo se concibe todo esto? "Muy fácil, se ha exprimido a la clase media mientras que los ricos se hacían más ricos

                               Regresar a Prensa Alternativa Diario Mar de Ajó (el diarito) Prensa Popular