Ser Peronista Hoy

Regresar a Prensa Alternativa Diario Mar de Ajó (el diarito) Prensa Popular

Desde que el Movimiento Nacional se comenzó a expresar como Justicialista o Peronista que existen las diferencias respecto a qué es serlo. En general ser peronista  hoy (y siempre) fue una postura diferente, una visión distinta de la vida y de la misma historia que transcurre. Cuando decimos ese es peronista (en general) tiene implicancias. Aunque no muy bien definidas hasta ese momento.

Cuando vivían el General Perón y la compañera Evita, ellos fácilmente lo determinaban: ser peronista es........... lo que implicaba genéricamente, interpretar la definición y actuar lealmente en consecuencia a lo manifestado por el conductor y la abanderada de los humildes. Momento este en que "la lealtad" pasaba a tener una trascendencia suprema. No obstante los peronistas han jugado con esa "lealtad" con posturas tales como :"para salvar a Perón hay que estar contra Perón" (se acuerdan de Vandor?), una forma de entender la lealtad bastante particular, es decir enfrentando al inspirador supremo del Movimiento Peronista.

También se ha caído en bastardear el término lealtad. Por ejemplo el Intendente, Alfredo Meckievi de Dolores, Provincia de Buenos Aires, ordena realizar  pintadas en las paredes y caminos: "Meckievi Leatad " (¿¿¿¿?????)  Es difícil entender esta consigna ( racionalmente hablando).

Podríamos seguir con ejemplos por derecha e izquierda donde en nombre de la lealtad a Perón, ahí estaban no siendo leales.

Fundamentalmente por su carácter de  Movimiento que fue concebido el Peronismo trajo consigo la heterogeneidad intrínseca desde sus albores. La existencia de intereses económicos e ideológicos que se expresaban contradictoriamente. Que respondían a visiones de lo que ocurría en el mundo, en Europa y Estados Unidos y Japón. La postura respecto a Alemania e Italia. A Estados Unidos.

El Peronismo se desarrolló en un marco económico, social y cultural determinado, con un crecimiento de las fuerzas productivas y movilización de los trabajadores, la organización progresiva en sindicatos, la obtención de reivindicaciones, etc. Ese fue el marco donde se inició y fortaleció.

El Peronismo fue tal por interpretar y defender los intereses populares, de los trabajadores y de la Nación. Porque sus 3 banderas históricas se plasmaron y hoy aún siguen en pie sus edificios y muchas de sus leyes, sus conquistas. También está muy presente en el pueblo la conciencia de que esas realizaciones fueron posibles, no para otra vida, sino para esta. Aunque esa visión del país, de Latinoamérica, del mundo debe ser actualizada.

Esta actualización tiene que ver HOY con la inobjetable prioridad de lograr que todos los argentinos tengan trabajo, en esta Argentina del Siglo XXI. Con esta realidad inocultable que nos bofetea día a día. En cualquier lugar del país y en la misma ciudad de Buenos Aires, basta salir a caminar el centro de la ciudad luego de las 20 Hs. para recibir el primer "trompón" con los cartoneros revolviendo la basura (padres, mujeres e hijos) y los sin techo preparando su cama de cartón y trapos para pasar la noche en algún zaguán, un reparo, un cajero automático. Bajar los índices de pobreza extrema. Esforzarnos hasta encaminarnos en tal dirección.

El peronismo para seguir teniendo vigencia histórica deberá ser el mejor intérprete de las necesidades populares. El que sea capaz de saciar esas necesidades. Pero no con dádivas y limosna. Sino generando organización y participación popular. No nombrando cada 2 palabras a Perón y Evita y después haciendo clientelismo político. No abriendo una Unidad Básica para "tener poder" que permita ganar las internas y "meter" un concejal, un diputado..... y tirando monedas desde la ventanilla de una lujosa y flamante 4X4 para obtener los votos.

Ya lo dijo la compañera Evita: "el peronismo será revolucionario o no será..." El peronismo no debe ser para negocios  para acomodar a gobernadores, intendentes, diputados, senadores o concejales. NO. Debe estar junto al pueblo, ser parte de él, unido a él. Debe ser él. Por lo tanto el peronismo debe partir de esas necesidades de reconstrucción del pueblo, tender una mano a los que no tienen salida, generar empleo, viviendas, salud, educación, trabajo y más trabajo. Tiene que recuperar la dignidad, la solidaridad, los caminos de participación, movilización y organización desde el mismo Movimiento Peronista. La Unidad Básica es un lugar. Pero si bien allí subsisten peronistas solidarios, reconozcamos que se han "atornillado" los burócratas.

Las Unidades Básicas, Ateneos o Locales, deben ser un lugar donde se planifique lo que debe hacerse para saciar las necesidades populares y luego se analice lo realizado y se vuelva a planificar lo por hacer. No lugares donde se distribuyan los puestos de hipotéticos triunfos (debemos recordar la derrota contra el Alfonsinismo otrora o la secuela de derrotas hoy del peronismo porteño). Esto no descarta la actividad electoral, por supuesto. Pero hay un tiempo electoral. Y hay otro permanente donde la participación, movilización y organización popular deben prevalecer.

Por otro lado en muchos casos los que se rasgan las vestiduras con "el peronismo" en realidad esconden el duhaldismo, el menemismo, el herminismo y todo aquello que condujo inocultablemente al "clientelismo político", la miseria del pueblo, el cierre de la industria nacional, la falta de trabajo, la corrupción, el beneficio de los dirigentes.

El Peronismo HOY debe entonces ponerse junto al pueblo sin esquemas, ni dogmas y con absoluta grandeza para así cumplir lo que comenzara a gestarse hace 50 años y para respetar la memoria de tantos miles de compañeros que dejaron su vida en pos de la Justicia Social, la Independencia Económica y la Soberanía Política. Con lo cual estaremos respetando los profundos anhelos de Perón y Evita, sus mentores. No es poca cosa, pero da razón de ser a nuestras vidas el intentarlo.

Silvio Bageneta

Regresar a Prensa Alternativa Diario Mar de Ajó (el diarito) Prensa Popular