Provincia de Entre Ríos PROYECTO DE LEY  de Senador Darío Argain

El uso de biogas y otras fuentes

 alternativas de energía

FUNDAMENTOS

                                                         Regresar a Prensa Alternativa Diario Mar de Ajó (el diarito) Prensa Popular

            Las denominadas fuentes alternativas de energía se generan a partir de recursos renovables como la radiación solar, la fotosíntesis, el viento y la energía animal, entre otros. Es importante destacar dos ventajas de este tipo de energía: (a) desde el punto de vista ecológico, además de no utilizar recursos no renovables, no producen residuos contaminantes, y (b) desde el punto de vista económico, posibilita la instalación en forma descentralizada (si bien también pueden utilizarse sistemas integrados) en los lugares donde se necesita, sin la necesidad de instrumentación de costosas redes de distribución o transporte.

 

            En particular, el biogás se genera a partir de un proceso de biodegradación de sustancias orgánicas en condiciones anaeróbicas (sin oxígeno). De manera natural, dicho proceso tiene lugar en los ecosistemas como parte del ciclo biogeoquímico del carbono (el metano es el último eslabón de una cadena de degradación del material orgánico producido por bacterias y otros microorganismos). En forma artificial, este combustible se produce en biodigestores, que son instalaciones cerradas bajo determinadas condiciones ambientales (como por ejemplo de temperatura) de las cuales depende la actividad de ciertas comunidades bacterianas involucradas de la fermentación del metano. Si bien todos los materiales orgánicos pueden fermentar o ser digeridos, el sustrato para la producción de biogas lo constituyen sólo algunos de ellos, como excremento y orina de vacas, cerdos y aves de corral, desperdicios de plantas de procesamiento de alimentos, y los residuos sólidos urbanos (en adelante RSU), principalmente la basura domiciliaria. 

  En ese marco, la utilización de bidigestores para la producción de metano plantea la posibilidad cierta de aprovechamiento de buena parte de los RSU de pequeñas localidades o zonas rurales, cuyo contenido en materia orgánica en general supera el 50% del total, si bien este porcentaje varía de acuerdo a las características socio-económicas y los hábitos de cada localidad. Una alternativa para la utilización de la fracción orgánica de los RSU sería la selección y separación (ya sea en domicilio o en plantas de tratamiento) de dicha fracción y el material inorgánico, el cual a su vez podría ser tratado por procedimientos de reciclaje según sus características.

  Las principales ventajas, aunque no las únicas, de la utilización de biogas son: (a) produce energía eléctrica y fertilizantes de alta calidad; (b) reduce los volúmenes de residuos sólidos urbanos (RSU) y, por ende, mejora las condiciones de higiene y saneamiento ambiental; (c) sustituye otras fuentes de energía, como la leña (una de las más importantes en zonas rurales), favoreciendo la conservación de los bosques nativos, y (d) disminuye los costos de producción a escala micro-económica (por sustitución de energía y fertilizantes).  

Cabe destacar que en la localidad de Villa Domínguez (departamento de Villaguay) se ha instalado el primer biodigestor de la Provincia, proyecto que cuenta con la aprobación de la Secretaría de Medio Ambiente, Desarrollo Sustentable y Política Ambiental de la Nación y con el apoyo de la Cooperativa de Provisión de Agua Potable y Otros Servicios Públicos de Villa Domínguez, por considerar que se trata de una tecnología viable, que solucionará problemas de contaminación ambiental, que contribuirá a economizar el gasto público y a generar fuentes genuinas de empleo. Por otra parte, por considerar que constituye un medio educativo para la creación de conciencia de que algunos elementos contaminantes (como los RSU) pueden ser transformados en fuentes de energía y fertilizantes. Al respecto, el autor de dicho proyecto, Pablo Eugenio García, señala que el biogas constituye una alternativa para la mayoría de los pueblos del interior de la Provincia y zonas rurales, que hoy se ven ante la imposibilidad de acceder al gas natural (fundamentalmente por razones de costos iniciales, impositivos o de instalación).   

 Por último, en palabras del autor del proyecto de Villa Domínguez antes mencionado, “en una primera etapa, se debería aplicar esta alternativa tecnológica en hospitales de localidades pequeñas y salas de atención primaria de la salud de zonas rurales, porque son los lugares donde se requiere mayor cantidad de energía en forma constante, y donde se pueden sustituir los recursos ahorrados por otros insumos, tanto o más importantes, como leche para recién nacidos y descartables”.  En cuanto a los beneficios directos sobre la salud de la población, señala que un mal compostage en los basurales de material orgánico, plásticos y otros inorgánicos, genera (además del metano) sustancias tóxicas (como dioxinas y furanos) que, a lo largo de la cadena alimentaria, se acumulan en los tejidos ricos en grasas de los seres vivos hasta llegar al hombre.  

Por todo lo expuesto, y por lo que la producción de biogas implica en la meta de alcanzar un estilo de desarrollo capaz de armonizar el bienestar de las generaciones actuales y futuras con la disponibilidad de los recursos físicos y biológicos de los ecosistemas, se solicita el voto favorable de los señores legisladores para la aprobación del presente proyecto.  

                                                        Regresar a Prensa Alternativa Diario Mar de Ajó (el diarito) Prensa Popular