Las Organizaciones rurales en Argentina y la Mesa de Enlace

Regresar a Prensa Alternativa Diario Mar de Ajo (el diarito) Prensa Popular

Fuente: Recopilación del Economista Horacio Rovelli (Profesor de la UBA y Periodista)

La Sociedad Rural Argentina (SRA), fundada y presidida por José Toribio Martínez de Hoz en 1866, cuyo nieto fue José Alfredo Martínez de Hoz casado con Elvira Bullrich Lezica Alvear, es la más antigua de las asociaciones rurales y una de las más antiguas e influyentes organizaciones privadas del país. Tiene sólo 8.000 socios, pero su poder proviene de agrupar a los grandes propietarios de tierra, principalmente de la Provincia de Buenos Aires. Se la identifica como “la oligarquía terrateniente”, para referirse a un pequeño grupo con mucho poder político y económico (Originalmente Ortiz Basualdo, Ramos Mejía, Acevedo, Casares, Bullrich, Anchorena, Ayerza, Lalor, Lanusse, Hirsch, Zorraquín, Zichys Tyssen, Pérez Companc , Born, Pereyra Iraola, entre otros), derivado de sus posesiones de tierra, las “estancias”. Históricamente ha estado estrechamente vinculada a los sectores más conservadores y a los golpes de estado. Algunos estudiosos sostienen que en las últimas décadas su control sobre la producción agropecuaria se ha reducido debido a la fragmentación de la propiedad entre herederos, y la importancia que han adquirido en el sector rural nuevos actores empresariales, como los grandes grupos económicos, las grandes empresas agro-industriales y los pools de siembra. Fueron conspicuos presidentes de la SRA Celedonio Pereda, Hugo Biolcati y Luciano Miguens. Fue Presidente el productor entrerriano Luis Miguel Etchevehere, antes de ser el Ministro de Agricultura de Macri, y lo sucedió el actual Daniel Pelegrina que es un Ing. Agrónomo de Mendoza pero fue vicepresidente de los tres nombrados anteriormente (es más un operador político que un estanciero) .

Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), fundada en 1943. Se trata de una asociación confederal presente en todo el país, que reúne a 13 confederaciones y federaciones regionales, las que a su vez agrupan a 109.000 propietarios de tierras, tanto grandes, como medianos y pequeños. Su organización más poderosa es la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (CARBAP) creada en 1932. En general se ha subordinado siempre a la Sociedad Rural Argentina, pero se diferencia de ésta por la gran cantidad de asociados que posee, de todos los estratos de propietarios de tierras y en todo el país. Su presidente desde 2005 es Mario Llambías, un agrimensor que ha sido directivo de CRA desde 1973 y fueron conspicuos hombres Jorge Aguado, gobernador de facto de la Pcia. de Buenos Aires y Horacio Salaverri. En la actualidad Jorge Srodek y Matías de Velazco (actual Presidente de CARBAP)

CONINAGRO, sigla por la que se conoce a la Confederación Intercooperativa Agropecuaria Cooperativa Limitada, es una organización que agrupa al sector cooperativo agrario. Fundada en 1956, reúne a diez federaciones que, a su vez agrupan a 120.000 empresas cooperativas agrarias, mayoritariamente en la región pampeana. Un 20,5% del total de cereales y oleaginosas producidos en el país corresponden a cooperativas asociadas a CONINAGRO. Es también una importante exportadora. La principal empresa que la integra es Sancor, una de las principales empresas lácteas de la Argentina, que en realidad es una unión de cooperativas ubicadas en la llamada “cuenca lechera” que se extiende entre la ciudad de San Francisco en Córdoba, hasta las ciudades de Sunchales y Rafaela en Santa Fe. Fue tal la importancia que por muchos años designó al presidente, Fernando Gioino, dirigente de Sancor. Actualmente el Presidente es Carlos Iannizzotto, abogado mendocino. Es directivo de Fecovita (a Federación de Cooperativas Vitivinícolas Argentinas que es la red de cooperativas más grande de América en la industria vitivinícola). y gerente de la Asociación de Cooperativas Vitivinícolas Argentinas (Acovi).

La Federación Agraria Argentina (FAA), fundada en 1912, surgió de una gran rebelión de pequeños propietarios y arrendatarios rurales contra los abusos de los grandes terratenientes agrupados en la Sociedad Rural Argentina, realizada ese año, que es conocida como el Grito de Alcorta. Se la identifica con los pequeños y medianos propietarios de tierras, conocidos como “chacareros”, mayoritariamente de origen italiano, en las provincias de Santa Fe, Entre Ríos y Córdoba. La FAA se distingue también de las otras entidades patronales rurales, por agrupar a minifundistas de la zona extra pampeana, especialmente en Santiago del Estero y Tucumán. Su actual Presidente es Carlos Achetoni, que es un pequeño productor de fruta (ciruela, durazno, uva) en 7 ha en Bowen –Gral Alvear -Mendoza

Federación Argentina de Contratistas de Máquinas Agrícolas (FACMA), fundada en 1986, con sede en Casilda, Provincia de Santa Fe. Es una federación de ocho asociaciones patronales, que agrupan a unos 3.500 propietarios de máquinas que realizan las principales labores agrícolas (siembra, fumigación, cosecha), llegando a realizar el 80-85% de ellas.3 FACMA adhirió al paro rural de 2008, pero no integra la Mesa de Enlace ni participa de las negociaciones.

Organizaciones de la agricultura familiar campesina e indígena Además de las organizaciones mencionadas, existen en el país más de 1.000 formas organizativas de pequeños productores, desde grupos informales, asociaciones civiles, cooperativas, comunidades de pueblos originarios, federaciones y confederaciones. La mayoría tiene acciones a nivel local, ya sea de representación gremial o de servicios productivos, aunque algunas extienden sus reclamos a nivela nacional y regional, entre las que se destacan la Federación de Organizaciones Nucleadas de la Agricultura Familiar, MNCI – Movimiento Nacional Campesino Indígena–Vía Campesina; MOCASE Movimiento Campesino de Santiago del Estero; ACINA – Asamblea Campesina Indígena del Norte Argentino; AGA – Agrupación Grito de Alcorta; AMRAF – Asociación de Mujeres Rurales Argentinas Federales; ASOMA – Asociación de Medieros y Afines; FNC – Federación Nacional Campesina ; FNC – Frente Nacional Campesino; ONPIA – Organización de Naciones y Pueblos Indígenas en Argentina; FAE – Frente Agrario Evita; FARC – Frente Agropecuario Regional Campesino; FUNDAPAZ – Fundación para el Desarrollo en Justicia y Paz; MOPPROFE – Movimiento Provincial de Pequeños Productores de Santa Fe; MTE Rural; CTEP Movimiento de Trabajadores Excluidos Rama Rural; REDAF – Red Agroforestal Chaco Argentino; Red Entrerriana de Parmacultura; UCV – Unión Campesina de Varela; UOCB – Unión de Familias Organizadas- Cuña Boscosa y Bajos Meridionales y UTT – Unión Trabajadores de la Tierra.

CONCETRACIÓN Y CENTRALIZACIÓN

En un marco donde la Cosecha 2018/2019 fue record de 147 millones de toneladas de grano y donde la producción de maíz (57 millones de tn) superó a la soja (55,3 millones de tn), se aprecia un gran concentración de la propiedad de la tierra y de la producción y comercialización

Se demuestra palpablemente en la Provincia de Buenos Aires, según informa el Censo Nacional Agropecuario, 2.516 Establecimientos Agropecuarios (EAP) son dueños de 11.158.368,9 hectáreas distribuidos de la siguiente manera:

Entre 2000,1 y 2.500 ha: 687 EAP por 1.544.893,8 ha

Entre 2.500,1 y 5.000 ha: 1.218 EAP por 4.208.555,1 ha

Entre 5.000,1 y 7.500 ha: 353 EAP por 2.111.138,5 ha

Entre 7.500,1 y 10.000 ha: 124 EAP por 1.065.886,7 ha

Entre 10.000,1 y 20.000 ha: 108 EAP por 1.493.193,8 ha

Más de 20.000,1 ha: 26 EAP por 734.701,0 ha.

Los Establecimientos Agropecuarios que tienen menos de 2.000 hectáreas suman 34.128 establecimientos (93,13% del total), que sumados a los 2.516 establecimientos (6,87% de total) con más de 2.000 hectáreas, hacen un total de 36.644 establecimientos de la provincia.

El Gobierno de Kicillof propuso que los que poseen más de 2.000 hectáreas abonen el paupérrimo gravamen con un incremento en torno al 75% sobre lo que venían abonando. Y allí nos enteramos que solo alcanza a 211 familias y/o sociedades que son los dueños de los 2.516 establecimientos. 211 familias y /o sociedades (entre ellos los Blanco Villegas que tienen 25.000 hectáreas en Tandil) poseen 11.158.368,9 hectáreas de campo en la provincia de Buenos Aires, sobre un total de 25.788.669 hectáreas cultivables de la Provincia. 211 familias y sociedades cuando la provincia tiene más de 17 millones de habitantes y el 37% son pobres (sus ingresos son menores que el valor de la canasta básica total)

LA CONCENTRACIÓN Y CENTRALIZACIÓN EN LA PROPIEDAD DE LA TIERRA SE EXTIENDE A TODO EL PAÍS:

Los hermanos Benetton y el financista húngaro-norteamericano George Soros adquiriendo enormes extensiones para explotaciones agrícolas, y miles de cabezas de ganado vacuno y ovino. La petrolera anglo holandesa Shell compró tierras en Corrientes y en Misiones en la actividad forestal. Eduardo Eurnekian (Multimedios América Aeropuerto 2000) y lo mismo hicieorn ex banqueros, como Luis Otero Monsegur y los dueños del Banco República, y ex industriales, como Gilberto Montagna Terrabussi.

Estos cambios están perfilando el “nuevo campo” argentino, en el que sobresalen los hermanos Benetton, que poseen casi 900.000 hectáreas en el Sur, y George Soros, que por intermedio de Cresud (de sus socios argentinos Eduardo Elsztain y Marcelo Mindlin) posee unas 420.000 hectáreas en explotaciones agrícolas, ganaderas y forestales en Buenos Aires, Córdoba, Santa Fe, Chaco, Salta y Catamarca. Jorge Brito del banco Macro tiene 80 mil hectáreas y Eduardo Eurnekian, 50 mil hectáreas, por ejemplo.

En un país con 45 millones de habitantes, hay unas seis mil familias y sociedades (muchas de ellas extranjeras) que controlan por propiedad o por alquiler el 48 por ciento de la tierra cultivable argentina (Ver apéndice) que se vuelven altamente productivos por la combinación de la Siembra directa y el cultivo transgénico

SIEMBRA DIRECTA Y TRANSGÉNICO

Ambos procesos se retroalimentan, ya que la semilla transgénica ha facilitado enormemente el desarrollo del procedimiento de siembra directa. La siembra directa consiste centralmente en el reemplazo de la labranza de la tierra por la cobertura de los rastrojos que quedan de los diferentes cultivos que se van sembrando. Apenas se abre un surco que tiene el ancho y la profundidad suficiente para colocar la semilla cubierta, no se hace ninguna otra preparación mecánica sobre la tierra. El suelo permanece cubierto con residuos de cultivos o de abonos verdes y que la mayor parte de los residuos permanecen sin remover en la superficie del suelo después de la siembra. El desarrollo de esta técnica para las labores buscó compensar los efectos de la agriculturización, consistentes en mayor erosión hídrica y en el agotamiento de la fertilidad del suelo por la falta de rotación entre agricultura y ganadería. Pero las pretendidas mejoras que implicaría el proceso de siembra directa por someter la tierra a menos labores, quedan más que compensadas por el paquete tecnológico que va asociado a la misma.

La siembra directa estuvo limitada hasta el desarrollo de la semilla transgénica ya que al no realizar labranza, el cultivo quedaba sometido al desarrollo de malezas y plagas. Con la introducción del gen RR8 , el cultivo queda inmunizado a la acción al herbicida glifosato, del tipo “no selectivo y sistémico”, es decir que arrasa todo lo que encuentra. Es con este paquete tecnológico que la siembra directa alcanza pleno desarrollo. De 100 mil ha en 1990, la siembra directa alcanzaba los 15 millones de ha para 2002 y supera los 30 millones en la cosecha record 2018/2019.

En el caso de las aceiteras y otras industrias cuyo insumo son los granos, se apropian además de otra porción de la renta agraria por el precio reducido al que obtienen sus materias primas en el mercado local gracias a las retenciones. Según Héctor Huergo de Clarín, “Los principales actores mundiales del negocio se encuentran operando en el país, con plantas y puertos propios, instalaciones de acopio en el interior, proveyendo fertilizantes y otros insumos a los productores. Se generó así un cluster sojero de dimensión mundial, con la Argentina como número uno en exportación de aceite y harina de soja a más de 100 países en todo el mundo”

La concentración y centralización de capitales hace que, el vínculo entre las aceiteras y el resto de los eslabones hacia delante se hace más estrecho ya que las empresas propietarias de estas plantas suelen tener participación accionaria total o parcial en las empresas encargadas del transporte hacia el puerto, en los puertos de embarque y en quienes efectúan las operaciones de comercialización y exportación.

También integran la propiedad de una gran parte de la capacidad de almacenaje. Controlan el transporte de granos: por ejemplo Aceitera General Deheza tiene en concesión más de 4.700 kilómetros del Ferrocarril Central Argentino. En su mayoría ubicados sobre el Río Paraná se encuentran puertos de Cargill, Bunge, AGD, Vicentín, Dreyfus, Toepfer, Molinos Río de la Plata y Nidera. Entre éstas, solo AGD y Vicentín son de capitales nacionales. Esta realidad está íntimamente asociada a la liberalización comercial y la privatización de los puertos y ferrocarriles, antes en manos del Estado, y a la liberalización del comercio de granos, junto con el de carnes, cuando se puso fin a la acción de las juntas nacionales en 1993. En muchos casos, las grandes aceiteras y exportadoras son a la vez propietarios y/o arrendatarios de tierras; a las ganancias que obtienen por su actividad le suman la apropiación de renta agraria.

La irrupción de nuevas formas de producción que no afectan la propiedad de la tierra, como es el caso de los Fondos de Inversión agrícola y los pools de siembra van a la vez unificando los intereses y la defensa del sector.

El INTA define el pool de siembra como “cualquiera de las combinaciones posibles por las que el cultivo se lleva adelante. Una forma frecuente es la combinación del dueño de la tierra, un contratista y un ingeniero agrónomo, que convienen una producción aportando cada uno sus recursos (tierra, labores e insumos respectivamente) y se reparten las utilidades de acuerdo a su participación. El organizador propone un plan de actividades de siembra y, una vez armado, se lo ofrece a potenciales inversores. Para dicho organismo, “su éxito se basa en tres ejes: la selección de los campos (de buena calidad y a buen precio), la comercialización y compra de insumos, y la organización, fundamento de la eficiencia y transparencia del negocio. El riesgo inherente a la producción agrícola se diluye a través de la diversificación de producciones y zonas. Esta definición es puramente descriptiva, y pierde de vista que el desarrollo de los pools fue tan dinámico ya que hizo posible que miles de millones de dólares invertidos en fondos comunes de inversión pudieran dirigirse al agro tanto como a cualquier colocación financiera conformando a la vez, una cadena global de producción, comercialización y financiamiento. Las más emblemáticas son Los Grobo, Adecoagro (propiedad de George Soros), Cresud (propiedad de IRSA). Cazenave, Del Tejar, etc.

APENDICE

EXTRANJEROS

· Grupo Benetton (Italia) 900.000 hectáreas, administradas por la empresa “Compañía de Tierras del Sud Argentino”. Estancias: Caleufu (Neuquén), Pilcaniyeu, San Pedro, Cañadón Blanco, Etido, Colonia Maitén y el intento de usucapión de Huanhué.

· Grupo Walbrook (Gran Bretaña) 600.000 hectáreas, administradas por la empresa “Nieves de Mendoza”. Propiedades: Campo el Álamo, Las Juntas, Los Molles, Las Leñas, Valle Hermoso, Los Amarillos, Agua del Toro, Río Colorado (sur de Mendoza). En estas propiedades están la laguna Niña Encantada, el Pozo de las Ánimas, el centro termal Los Molles, el Centro de Ski las Leñas, la Laguna de Valle Hermoso y otros espejos de agua cordilleranos.

· Grupo Heilongjiang Beidahuang (China) 330.000 hectáreas: Colonia Josefa, Negro Muerto, Guardia Mitre, Colonia Margen Norte, La Japonesa y otras estancias del Valle Medio (Río Negro). Estas propiedades están en arrendamiento con opción a compra.

· Minera Vale (Brasil) 160.000 hectáreas, en el sur de Mendoza y norte de Neuquén, donde se localizan las concesiones del proyecto megaminero Potasio Río Colorado.

· Gold Corp (Canadá) 130.000 hectáreas: Estancias Los Mirasoles, El Retiro, Los Pinos, True Aike, Pirámides, La Aurora, Balcarce, Maria Aike y La Patricia (Santa Cruz). Corporación megaminera con varios proyectos en la Meseta del Deseado.

· Roberto Hiriart (Chile) 100.000 hectáreas. Estancia Hualcupén, cerca de Caviahue (Neuquén). Este terrateniente es sobrino del dictador chileno Augusto Pinochet. Dentro de esta propiedad está íntegramente el Lago Hualcupén.

· Grupo Burco (Bélgica) 80.000 hectáreas: Arelauquen, Los Baguales, Cacique Foyel, Río Villegas, Cerro Carreras y la margen sur del Embalse Alicura (Río Negro); Lago Cholila, Cerro Tres Picos, Lago Rosario, Corcovado, Lago La Plata, Lago Vinterr, El Pedral.

Regresar a Prensa Alternativa Diario Mar de Ajo (el diarito) Prensa Popular