Volver a Diario Mar de Ajo - El Diarito, Prensa Alternativa - Prensa Popular

Los argentinos, asiduos al sector del juego

Las casas de apuestas y de juegos de azar son un referente mundial, en cuanto actividades de ocio se refiere. Este hecho es común en todos los países desarrollados, más si cabe, cuando las nuevas formas de negocio online permiten a los posibles usuarios, acceder a este tipo de plataformas desde cualquier lugar y en cualquier momento.

Casino Buenos Aires

Argentina y sus compatriotas no escapan a esta tendencia mundial, siendo unos apasionados de este sector como así indican los datos de este ámbito en esta nación. Las formas de juego son indiferentes, loterías, bingos, apuestas deportivas o tragaperras llegan a la horquilla de 4000-5000 millones de dólares movidos en torno a todo este círculo.

En lo que se refiere a la parte física, Argentina cuenta con numerosos establecimientos, unos 500, permitiendo a los usuarios que lo estimen oportuno acceder a este tipo de salas, donde hay alojadas gran parte de las 70000 máquinas de tragaperras clásicas que existen en el país de la pampa, sin considerar el gran número de tragamonedas en línea al alcance de todos.Solo en Buenos Aires se mueven al año 40000 millones de pesos argentinos, lo que permite dar una idea clara y concisa de la incidencia de esta actividad económica, en las arcas públicas del país albiceleste.

Pero la parte física, es solo un trozo del pastel de este sector tan fructífero. Con las nuevas tecnologías y el progreso innovativo se pone a disposición de los diferentes jugadores, una nueva forma de realizar este tipo de pasatiempo, el modo online o interactivo. Permitiendo que muchas personas den el salto a este tipo de ocio, haciendo aumentar la facturación y el número de jugadores año tras año a nivel mundial, y Argentina no escapa de esta tendencia planetaria.

Todas estas actividades económicas hacen que gran parte de la población las observen con recelo. Las posibles disfunciones de las mismas como la desinformación, o las posibles afecciones a jugadores con comportamientos compulsivos, hacen necesario un marco legal claro, y medidas promovidas por todos los agentes para intentar paliar al máximo todo este tipo de malas prácticas. Uno de los aspectos que más preocupa a las autoridades argentinas, es la proliferación de la ludopatía, enfermedad asociada al juego.

En este sentido, Mariela Coletti, psicoanalista y directora de Entrelazar, Centro de Investigación y asistencia a la adicción al juego argumenta durante una entrevista que “La ludopatía empezó siendo tomado como un trastorno del control de los impulsos, pero en el último manual de psiquiatría que se usa en los Estados Unidos se lo comenzó a considerar un trastorno adictivo”.“Esto quiere decir que en alguien que tiene este problema el juego pasa a ser lo central en su vida, no puede dejar de jugar, básicamente no puede dejar de perder, que es el problema principal que tiene un jugador”, añade la especialista en la materia.

Por último, es importante que cada jugador sepa muy bien sus márgenes de juego y el dinero empeñado en este fin. Por ello Coletti apostilla que “a pesar de que el jugador contabilice solo sus ganancias, lo que se constata es que tiene una adicción a la pérdida, es alguien que está más en el lugar de quien pierde constantemente. Si gana vuelve a jugar lo que ganó y si pierde vuelve a intentar recuperar lo que perdió, por lo que al final pierde siempre”.

 

Volver a Diario Mar de Ajo - El Diarito, Prensa Alternativa - Prensa Popular