Volver a Diario Mar de Ajo - El Diarito, Prensa Alternativa - Prensa Popular

El Pensamiento Nacional: Recuperar La Patria

Los pueblos no se suicidan. La recuperación de la Patria y los derechos obtenidos durante décadas por el Pueblo Argentino se imponen en este 2019. Pensar y trabajar para ello es la consigna ineludible.

Recuperar La Patria

Este enunciado de Recuperar la Patria trae muchas implicancias, de todo tipo y abarcativo no sólo de partidos políticos, sino de sectores sociales, económicos, culturales, industriales, agropecuarios, comerciales, etc. Desde Diciembre de 2015, cuando el actual presidente de Argentina asume el gobierno hasta este marzo de 2019, ha pasado un Tsunami por la Argentina. Todo lo que eran derechos conquistados por el pueblo argentino en su devenir, fue tocado, reducido, quitado, obstaculizado por el gobierno, en sociedad con las empresas financieras, bancarias, comerciales, industriales o agropecuarias monopólicas, nacionales o internacionales y sus representados, en connivencia con el presidente y su gabinete. Basta leer los nombres de cada uno de ellos, su trayectoria, para constarlo fehacientemente. Háganlo, existe Google. Lo que nunca perdieron el Poder, ese daño lo realizaron en 3 años y poco más.

La concepción que parece debería primar para tan difícil situación, es LA GRANDEZA de los que le tocan dirigir en lo político, económico, social, gremial (del empresariado y de los trabajadores). La situación es extremadamente grave. Baste analizar la deuda externa: La deuda argentina ya se acerca al 97,7% del PBI del país y es la más alta de la región (según aparece en INFOBAE – que nadie podrá acusar de K- el 10 de febrero de 2019)

La Argentina es el país más endeudado de la región, según los últimos datos de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL). La deuda externa condicionará fuertemente los planes de recuperación para el pueblo.

La frase de Néstor Kirchner en la ONU en Septiembre de 2003: “Nunca se supo de nadie que pudiera cobrar deuda alguna a los que están muertos.” Nos da un rumbo, una esperanza argumental para afrontar LA RECUERACIÓN.

Este Recuperar, parece que debería tener pasos concretos que nos lleven hacia la recuperación anhelada. Donde lo principal tiene que estar siempre presente. Y no dejar que lo accesorio, lo secundario, llegue a predominar, a teñir toda la escena. De ser así, habrá ganado la minoría, esa oligarquía vendida al extranjero que desde 1810 (y antes cuando el Tatarabuelo de José Alfredo Martínez de Hoz amasó su fortuna contrabandeando ganado) está presente teniendo el poder REAL en Argentina. Cuestionado ese poder por Manuel Dorrego, Juan Manuel de Rosas, Don Hipólito Yrigoyen, Juan Domingo Perón y Néstor y Cristina Kirchner. Cuestionado, pero sin conseguir dar vuelta la tortilla (en tal caso estaríamos hablando de otra cosa).

Ejemplos de Recuperación y Liberación en nuestro país los tenemos. Sin duda el mayor ejemplo fue el General don José de San Martín, y su extraordinario y ciclópea campaña Libertadora de Argentina, Chile y Perú.

De la nada, que no sea su decisión clara, contundente, convencida de Liberarnos de los godos, los españoles, los realistas. Creando una industria metalúrgica con cañones, balas, pólvora, la talabartería, sastrería, caballería, inteligencia, caminos capaces de transportar 5000 hombres a través de la Inmensa Cordillera de los Andes. Recuperar la confianza en que Liberarse del extranjero ERA POSIBLE. Imbuir a los pueblos de Mendoza, San Juan, San Luis, Córdoba, La Rioja, Salta, Tucumán, el pueblo Chileno, detrás de ese gran ideal (a la postre concretado) de cruzar los Andes y culminar el proceso liberando pueblos.

Hoy en este 2019, nos espera una similar monumental obra de recuperación. Nada es poco para esta tarea. No deberíamos subestimar ninguna colaboración, apoyo, participación. Todos los argentinos de buena voluntad que siempre creyeron en que la Grandeza de la Patria, en la Justicia Social, la Independencia Económica, ecológicamente sustentable, con igualdad de derechos para hombres y mujeres, están de hecho siendo partícipes de la Recuperación.

Recuperación es creatividad, amplitud, sensatez, calma en la tormenta.

Ellos harán a través de sus medios de comunicación (Clarín, La Nación, Telefé, TN, Canal 13 y todos los programas absolutamente comprados y vendidos por un puñado de dólares o pesos) lo imposible por hacernos tropezar en la misma piedra de la discordia. Como lo hacen y han hecho siempre. Dividir para reinar.

El rol que jugará la correlación de fuerzas será esencial. Tenerla siempre en cuenta, como referente para no enojarnos con un miembro de nuestra propia fuerza o aliado circunstancial, por cuestiones secundarias, que ante todo son magnificadas por el enemigo (hoy muy demostrado, que hay un ENEMIGO DEL PUEBLO).

Para Recuperar la Patria se necesita acumular fuerzas políticas, económicas y sociales, concreta y objetivamente. Implica amplitud de visión. Incluyendo en la propuesta de recuperación, a aquellos compatriotas que en las elecciones de 2015 optaron por el gobierno actual. Sin agresiones a los que creyeron en las promesas electorales e intentando lograr que sean participes de la propuesta de recuperación.

De todos modos, La Recuperación no es un hecho mágico, como no los fueron esos 12 años desde 2003 a 2015. La recuperación exige pasos sólidos, planificación que obedezca a las expectativas de las mayorías populares y respetando la continuidad histórica de soberanía Nacional. Deberemos recuperar cada una de las regiones y provincias de nuestro país. Sus producciones tradicionales y los requerimientos actuales demandados por los argentinos, nuestros países vecinos y sus habitantes. Recuperar los logros obtenidos a través del Mercosur y del UNASUR. Latinoamérica con excepción de Uruguay, Bolivia y el recuperado México, más la acosada Venezuela, bloqueada desde hace años y discriminada por EEUU y sus organismos Internacionales afines, el resto, está gobernada por la derecha o ultraderecha, donde la prensa es el nuevo caballo de Troya con el cual promueven con falsedades e insuflando su ideología individualista, la dominación.

Sólo decidiéndonos a ser libres, recuperaremos nuestros derechos a volver a tener una Patria Justa, Libre y Soberana, buscando ser ecológicamente sustentables. Convencernos de la posibilidad es el primero e indispensable de los pasos.

 

Silvio Bageneta

Mar de Ajó, 6 de Marzo de 2019

Volver a Diario Mar de Ajo - El Diarito, Prensa Alternativa - Prensa Popular