Volver a Diario Mar de Ajo - El Diarito, Prensa Alternativa - Prensa Popular

El Pensamiento Nacional – La Política ¿A quién favorece que el Pueblo no Participe?

Este escrito surge de la constatación de omitir de la política como medio para alcanzar mayores cuotas de poder para las mayorías populares. Tanto desde el Peronismo, como el Radicalismo, formas del Socialismo y la izquierda en general, tienen una tendencia a omitir la política en el camino de concretar las ideas de obtener la representatividad de las mayorías. Esta postura, se presenta también en los sectores más reaccionarios de derecha. Pero claro tienen el Poder Económico (es decir EL PODER) y la influencia de los medios periodísticos hegemónicos, lo que los lleva a hacer ostentación de esa condición, hasta grosera y burdamente. Pero en este caso hablaremos de las mayorías, de las grandes mayorías nacionales y populares. Que en Argentina conforman el 80% de los habitantes.

Platon

La Relación entre los seres humanos es política La política hace a la esencia del ser humano. A la convivencia entre ellos (entre nosotros). Está en cada acción, acontecer, hecho. Tiene que ver con la forma de las relaciones humanas y siempre guarda una intención desde que se concibe hasta que se va desarrollando y logra su concreción.

Una intención que puede estar implícita, aceptada o no por ambas partes. Pueden ser relaciones individuales: de padres a hijos, de éstos a sus progenitores, de Patrón a empleado, de trabajador a su jefe, de pareja,  entre amigos, vecinos, docentes de una escuela, en fin. La relación es política. Lo que no implica que sea Partidaria, esto es otra cosa.

Esto ocurre desde temprana edad. Cuando el niño llora, siendo bebé, para pedir que lo alcen, que le den la mamadera, por ejemplo, ha aprendido una acción política para ser satisfecho su deseo o necesidad. Lo mismo ocurre a medida que va creciendo, en el Jardín de infantes, con relación a sus compañeros al querer alcanzar un determinado objetivo de juego, ventaja, juguete o golosina. A partir de entonces en la escuela Primaria, Secundaria, Universitaria, en sus posteriores trabajos o actividades sigue poniendo en práctica La Política como método de relación. Es más, el compañero más respetado y apreciado en general es quién tiene una mejor relación política en el ámbito donde le toca desarrollarse con sus pares o los que conforman el ámbito. Los compañeros de trabajo por ejemplo o en una Escuela: la relación entre la directora y la sub directora; entre la Secretaria y los docentes titulares, con el bibliotecario; con los provisorios, con los suplentes; con el Consejo Escolar, el Ministerio, en fin. Con los alumnos y con los padres de ellos. Todas son relaciones políticas. Estas relaciones e interrelaciones son absolutamente políticas.

El alcance de la política
La política abarca todas las actividades del ser humano. Indudablemente. Desde las más simples y cotidianas a las más complejas, sofisticadas. Y cumple un rol ESENCIAL en la CONCRECIÓN DE LAS IDEAS, PROPÓSITOS. Sin la política la relación entre los seres humanos sería mucho más difícil, violenta. La política es el paso imprescindible  para esbozar una idea,  concebirla. Primero está la idea y paso seguido: ¿Cómo lograr el objetivo buscado? La Política.
El ser humano empieza a elucubrar cómo hace para alcanzar la concreción de la idea. Que en principio le resulta “brillante”. La idea es como un sueño, un vuelo en altura que debe ir paulatinamente buscando realización.

Pero lo que comúnmente se conoce y acepta como Política, es la de los Partidos Políticos, las agrupaciones, los que ejercen un gobierno Municipal, Provincial, Nacional o cualquier organismo Internacional, desde el ejecutivo o bien desde el legislativo.

Por lo tanto, quienes son miembros de esos Partidos Políticos, de esas Agrupaciones y en la mayoría de los casos  de los gobiernos en sus diferentes instancias, hacen “Política”. Todos los habitantes del Planeta, hacen política.

La Política y el manejo político La política sirve para transformar una situación dada de un pueblo de una Nación, para un lado o para otro. De acuerdo a las ideologías y a las posibilidades concretas que el proyecto hipotético. Lo que genéricamente venimos comentando.

Es bastante frecuente confundir  y blandir la bandera del NIVEL POLÍTICO, con el manejo político. Sobre todo en el terreno de la militancia política, de los Partidos políticos, de los gobierno en las diferentes instancias.

El manejo político hace a la habilidad, la capacidad en las relaciones humanas, personales o grupales.

En tanto LA POLÍTICA desde la óptica del militante, del Partido Político, del Movimiento Político es la relación e interpretación de las necesidades y expectativas del Pueblo y por ende,  la Nación. Así es que llegamos a hablar de cientos, miles, millones de personas, que tienen reivindicaciones o esperanzas en común.

Por lo tanto pensar en GRANDE en términos políticos, es pensar en el bienestar de mucha población, al menos el 80 %. Ello es la política.

Hay que participar en política, para obtener el bien común

Es muy difícil que “alguien se realice en una Comunidad que no se realiza”.

Esta tan simple y obvia conclusión, se contrapone a la que se AMETRALLA a los televidentes, lectores de Clarín y La Nación, radio escuchas, usuarios de Facebook; Hotmail, Twitter, internet en general, distorsionando la información, ocultándola, falseándola o poniendo al sindicalista de por vida Luis Barrionuevo con eso de: “ no tenemos que robar por 2 años”, como el PROTOTIPO DEL POLÍTICO.

Ergo, el que ve, oye o lee eso, empareja al político como un corrupto. Y se ubica lo más lejos posible de La Política.

Cuando en verdad los políticos Barrionuevo o López y sus bolsos, existen si no hay participación masiva del pueblo en LA POLÍTICA.

La no participación del pueblo es propiciada por   las mentiras de Macri y su equipo de mitómanos, donde mentir se convierte en un hábito en su forma de relacionarse. Es impulsada desde el Imperialismo desde décadas, con la complicidad implícita y explícita de los gobiernos entreguistas autóctonos.

Por lo tanto, con lo que venimos viendo la no participación del pueblo en LA POLÍTICA (persiguiendo el bien común), sólo favorece al Imperio, a los gobiernos cómplices y a los politiqueros INESCRUPULOSOS.

Silvio Bageneta

Mar de Ajó, 30 de Enero de 2019

Volver a Diario Mar de Ajo - El Diarito, Prensa Alternativa - Prensa Popular