Volver a Diario Mar de Ajo - El Diarito, Prensa Alternativa - Prensa Popular

El Pensamiento Nacional : La Unidad de Latinoamérica – La Patria Grande

Para definir la Unidad de Latinoamérica, es fundamental  establecer qué determina esa Unidad, cuales son los  intereses comunes, entre los países de la región y cuál es el enemigo de todos.

Si no sabemos distinguir lo principal en cada momento de nuestra cotidianeidad, de la práctica política,  estaremos “cazando los ratones mientras se nos escapan los elefantes”.
Lo que popularmente implica que “el árbol nos estará tapando el bosque”. Chavez Nestor Lula

Nos habremos preocupado por los aspectos secundarios en lugar de lo esencial, lo principal, lo determinante.

Esto tiene mucho que ver con establecer quiénes son la fuerza propia, quienes los aliados, quienes los contrincantes y quien el enemigo (ese que no tiene ningún interés en el bien común y que no tiene otro interés que el propio). Sus mezquinos intereses y privilegios mantenidos por más de 200 años le han permitido montar una estructura de vínculos en cada estado Latinoamericano, con la prensa dominante, entreguista, desde donde se difunde permanentemente sus intereses, en las finanzas y todas las relaciones de poder nacionales e internacionales.

Por otro lado están las inmensas mayorías de los pueblos latinoamericanos, que objetivamente tienen intereses incompatibles con las apetencias del Imperio, pero que políticamente son buscados por él para sostenerse y por sus aliados cipayos  de cada república, las minorías privilegiadas. Ya sea con el voto, con las encuestas,  la imposición represiva, la prensa oral, televisiva, escrita o por Internet, las pautas culturales machacadas, talladas hasta el hartazgo  desde hace décadas.  Tenemos  una alienación cultural enorme, naturalizada.

El Imperio nos viene ganando culturalmente. A través del cine, la música, la TV, Internet y hoy los juegos de Play. Súper violentos que consumen nuestros niños, jóvenes y adultos, naturalizando la violencia, la sangre y la muerte. Donde los árabes, los africanos, los morochos sudamericanos son “los malos”.

Debemos revertir con una política cultural de recuperación de nuestra historia, nuestras costumbres, nuestros saberes en común. Que es mucha, extensa y de una vasta experiencia en común.

Patria Grande es un concepto para referirse a la pertenencia común de las naciones hispanoamericanas  en una posible y necesaria unidad política. El concepto está íntimamente ligado a otros como el de «unidad hispanoamericana» y a las referencias de los libertadores en la Guerra de Independencia Hispanoamericana, especialmente Simón BolívarJosé de San Martín y su inconcluso proyecto de unificar políticamente a las naciones hispanoamericanas.

También José Artigas ya hacía uso del término, fue el argentino Manuel Ugarte quien lo popularizó en 1922 cuando publicó su libro La patria grande, ​ donde reúne discursos pronunciados en diversos países hispanoamericanos, promoviendo la idea de unidad latinoamericana.

Nosotros que tenemos el territorio,  con una riqueza inigualable en minerales, en vegetación, en yacimientos de Petróleo que se siguen descubriendo a lo largo y ancho del continente. Latinoamérica posee el Acuífero Guaraní que es una acumulación de agua mayoritariamente subterránea bajo la superficie de Brasil, Argentina, Paraguay y Uruguay, bajo las cuencas de los ríos Paraná, Uruguay, Paraguay, Pilcomayo, Bermejo, Salado. Se considera la tercera reserva mundial más grande de agua dulce.

Los pueblos latinoamericanos han demostrado que pueden ser independientes, que son cultos y que han desarrollado la industria, la ciencia, la tecnología aplicada a la agricultura y la ganadería. Desde los Mayas y los Aztecas, hasta los incas, los mapuches, los diaguitas o los guaraníes. Las luchas de los pueblos por liberarse de la corona Española.

En esta costa Atlántica de la Provincia de Buenos Aires, son los hermanos latinoamericanos los que la han construido. Las casas, edificios, hoteles, viviendas, chalets y quintas de descanso, clubes, las edificaciones en general fueron los bolivianos, paraguayos,  chilenos, uruguayos, peruanos…  Y si los Arquitectos e ingenieros recurren a nuestros hermanos latinoamericanos es porque son buenos constructores, carpinteros, electricistas, pintores. Sobre todo a juzgar por  la calidad de las construcciones.

Uno de los aspectos menos considerados cuando se recuerda la controvertida decisión de la Junta Militar argentina de 1982, de ocupar las Islas Malvinas, es el de los gobiernos latinoamericanos que ofrecieron o trajeron ayuda bélica contra los ingleses.

Los gobiernos de Perú, Venezuela, Cuba, Brasil, Nicaragua y República Dominicana, aportaron pertrechos bélicos o lo ofrecieron sin haberlo podido entregar, o lo enviaron y la Junta Militar lo subestimó.

Estados Unidos se unió a Inglaterra contra Argentina, un hecho previsible en la naturaleza imperial de ambos, en el contexto de la Guerra Fría y de la práctica regular de EEUU en la región. El asunto es que con ese apoyo, EEUU contravino todo lo pautado en el Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca, TIAR.

Tenemos herramientas vigentes además de la historia en común ya valorizada. Ellas son Mercosur y Unasur, que tienen una historia práctica.
El UNASUR plantea el fortalecimiento del diálogo político entre los Estados Miembros para que asegure un espacio de concertación para reforzar la integración suramericana y la participación de UNASUR en el escenario internacional.

El desarrollo social y humano con equidad e inclusión para erradicar la pobreza y superar las desigualdades en la Región.

La erradicación del analfabetismo, el acceso universal a una educación de calidad y el reconocimiento regional de estudios y títulos.

La integración energética para el aprovechamiento integral, sostenible y solidario de los recursos de la Región.

El desarrollo de una infraestructura para la interconexión de la Región y entre nuestros pueblos de acuerdo a criterios de desarrollo social y económico sustentables.

Nuestros hermanos latinoamericanos son los que participaron en nuestra Independencia y no ese triunfo cultural que implica que en ciertas canchas de futbol se cante contra los bolivianos, paraguayos o peruanos.

Digo para que el árbol no nos tape el bosque o nos creamos “piolas” y “blanquitos”, cuando en verdad estamos cazando los ratones y se nos están escapando los elefantes.

 

Silvio Bageneta

Mar de Ajó, 19 de Diciembre de 2018

Volver a Diario Mar de Ajo - El Diarito, Prensa Alternativa - Prensa Popular