Volver a Diario Mar de Ajo - El Diarito, Prensa Alternativa - Prensa Popular

El General Manuel Nicolás Savio desarrolló la Industria Siderúrgica Nacional

Vida y obra del precursor de la industria siderúrgica nacional

El Día de la Siderurgia Argentina  surgió el 31 de julio de 1948 día del fallecimiento de Manuel Nicolás Aristóbulo Savio. Manuel Savio fue el precursor de la industria siderúrgica argentina, fue un militar e ingeniero que se destacó por desarrollar la industria siderúrgica en el país. Algunas de las obras editadas por éste fueron: “Política argentina del acero” (1942), “Política de la producción metalúrgica argentina” (1944), entre otras.  GeneralManuelSavio

Nació el 15 de marzo en Buenos Aires en 1892. La carrera militar de Manuel Nicolás Aristóbulo Savio comenzó en 1909 y llegó a recibir el grado de general de división en 1946. El 6 de noviembre de 1930, se sanciona el decreto Nº 751, del cual fue inspirador, por el que crea la Escuela Superior Técnica. Así se concretó efectivamente la fundación de un instituto superior con extensión y jerarquía acordes a una exigencia imperativa de la época. Se abre una etapa de consolidación y proyección del conocimiento científico-técnico en los aspectos integrales de docencia, capacitación, investigación y desarrollo en el Ejército Argentino.

 

Muchos habitantes de nuestra Argentina y nuestra América admiran y tienen como ejemplo y referencia (quisiera que el nuestro sea…) a países del Mundo por haber alcanzado ORDEN, LIMPIEZA, EDUCACIÓN, BIENESTAR, TECNOLOGÍA Y CIENCIA, etc. El haber logrado esas virtudes es precisamente porque tienen un desarrollo industrial, educación, tecnología y ciencia y porque son Independientes en su impronta creativa. Los países nórdicos por ejemplo, Suecia, Dinamarca, Finlandia, Noruega, Islandia, contienen todos esos componentes. Paraguay fue hasta la Guerra de la Triple Alianza (Argentina, Brasil y Uruguay contra Paraguay desde 1864 a 1870) el país que tuvo el Primer Alto Horno de América. Por lo tanto es imprescindible la Siderurgia para ser un país Independiente.

El 6 de noviembre de 1930, se sancionó el decreto Nº 751, del cual fue inspirador, por el que crea la Escuela Superior Técnica. Fue el Plan Siderúrgico Argentino que fue quién inspiró su pensamiento en dirección de los grandes objetivos de la Nación. El decreto 22.315 creó SOMISA (Sociedad Mixta Siderúrgica Argentina) . La obra de este hombre marcó significativamente la identidad de San Nicolás. En 1991 fue privatizada y pasó a formar parte del grupo Techint (durante el gobierno de Carlos Menem).

 

En 1938 eleva un proyecto de ley para crear la Dirección General de Fabricaciones Militares (DGFM). En 1941 se promulga dicha ley, que además lo autoriza a realizar exploraciones y explotaciones tendientes a la obtención de cobre, hierro, plomo, estaño, manganeso, wolframio, aluminio y berilio. Además del desarrollo de un programa de prospección geológico-minera en la Antártida Argentina.

 

Zapla y Palpalá

Con el descubrimiento de los yacimientos de hierro en Zapla, la DGFM da inicio a la creación del Establecimiento Altos Hornos Zapla y la planta experimental de Palpalá, pilares de la nueva siderurgia argentina. El coronel Manuel N. Savio ya había explicado la importancia de formar una “conciencia metalúrgica”, en un discurso pronunciado en el salón de la Unión Industrial Argentina (UIA) en el mes de junio de 1942.

El 30 de enero de 1938 se inaugura la Fábrica Militar de Pólvoras y Explosivos “Villa María”, ubicada en la localidad cordobesa de igual nombre, y que Savio completara y pusiera en funcionamiento en agosto de 1942, con las plantas de éter y pólvoras de nitrocelulosa. Poco tiempo después, se instalaría el segundo conjunto fabril químico de la DGFM en Río III.

Catorce fábricas propias –o “núcleos de paz”, como las llamara Savio-, participación en ocho sociedades mixtas y nueve sociedades anónimas con mayoría estatal, tal es el panorama resplandeciente legado por Savio como Director de la DGFM.

 

En 1946 el presidente J. D. Perón y el ministro del área firmaron el proyecto de Savio sobre el Plan Siderúrgico Nacional y lo elevaron al Senado. El proyecto se convirtió en la ley 12.987 del 13 de junio de 1947 y poco después el decreto 22.315 crea SOMISA, segunda acería argentina cuyo directorio fue también presidido por Manuel Savio. La muerte de Savio, el 31 de julio de 1948, sorprendió y consternó al país. Un síncope cardíaco acabó con la vida de un hombre cuyo objetivo profesional fue la grandeza y la soberanía de su país.

 

Ideas y futuro

La figura de Savio estará ligada a toda una serie de acontecimientos fundamentales para el desarrollo económico del país; y no se podrá hablar en el futuro de la industrialización argentina sin tener en cuenta sus ideas y conceptos.

Como fray Luis Beltrán, como Enrique Mosconi, el general Manuel Savio fue un varón ilustre. Su vida rompió los moldes comunes para transformarse en un ejemplo.

Tantas décadas después, todavía suenan las palabras de Savio en 1946: “La del acero es una industria básica sin cuyo desarrollo no puede considerarse que un país ha alcanzado su independencia económica. Incluso se comprueba la verdad opuesta: cuando menor es el desenvolvimiento de esta industria, mayor es la dependencia que se tiene del extranjero, con las graves consecuencias que de estas circunstancias se derivan”.

 

Silvio Bageneta

Mar de Ajó, 29 de Agosto de 2018

Volver a Diario Mar de Ajo - El Diarito, Prensa Alternativa - Prensa Popular