Volver a Diario Mar de Ajo - El Diarito, Prensa Alternativa - Prensa Popular

Pablo Iglesias reivindica en Argentina las raíces peronistas de Podemos

El líder de la formación morada viajó a la Patagonia para ver a Cristina Fernández de Kirchner

Podemos ha tenido históricamente una fuerte relación con Argentina. Entre sus cuadros hay varias personas nacidas en este país latinoamericano, y otros que lo visitan con frecuencia y tienen contactos políticos al máximo nivel con el kirchnerismo. Pero su líder, Pablo Iglesias, nunca había estado en Buenos Aires. Iglesias ha cerrado esa deuda con un viaje largo que incluyó un traslado a El Calafate, a casi 3.000 kilómetros de la capital, para reunirse con la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner, un gran referente político para Podemos. Durante su visita, Iglesias, muy emocionado tras participar en la gran movilización anual de condena al golpe de estado de 1976, reivindicó las raíces peronistas de Podemos y mostró su admiración ante un proceso de recuperación de la memoria histórica que le “gustaría ver en España”. CristinaYPabloIglesias

“Cristina es una figura histórica al nivel de Evita Perón”, señala Pablo Iglesias a EL PAÍS al final de su viaje. “Me impresionó su personalidad y la dimensión de liderazgo que tiene en Argentina. Incluso los sectores que podían apostar por otra persona para 2019 [cuando habrá elecciones presidenciales] son muy conscientes del enorme porcentaje de votos que ella arrastra. Hablamos de la situación política en Argentina y en España, y de su Gobierno durante 12 años, de cómo acabaron con la deuda, creemos que podemos aprender mucho de su experiencia. Hablamos mucho de Brasil, hay mucha preocupación porque si no le dejan presentarse a Lula se abre una situación muy compleja. Me impresionó de lo formada e informada que está en asuntos europeos, nos contó su experiencia con Angela Merkel. Es una dirigente muy solvente. Con sus contradicciones y dificultades, creemos que en su Gobierno consiguieron cosas muy importantes”, remata.
Además de reunirse con Cristina Fernández, quien calificó de “excelente” su encuentro con Iglesias, el líder de Podemos participó en varios actos políticos con el Círculo de Podemos en Argentina. Además recibió una distinción ‘honoris causa’ de la Universidad Metropolitana de Buenos Aires, vinculada al sindicalismo peronista, y el premio Rodolfo Walsh de Periodismo de la Universidad Nacional de La Plata, un galardón que antes habían recibido los venezolanos Hugo Chávez y Nicolás Maduro, el ecuatoriano Rafael Correa y el boliviano Evo Morales. Pero sobre todo quedó impresionado con la multitudinaria manifestación del 24 de marzo, en la que cada año se recuerda a los desaparecidos y se grita “¡Nunca más!”.
“Cuando escuchaba, “30.000 compañeros y compañeras desaparecidos, Presentes”, no podía dejar de pensar en los miles de españoles y españolas que siguen enterrados en las zanjas de mi país. No puedo dejar de pensar en la inmensa deuda que tiene España con la memoria histórica y con la memoria democrática. Y lo mucho que ha ayudado Argentina a España en ese sentido. Vi a un pueblo reivindicando su memoria, pero con proyección de futuro. Vi que esto no es sólo el retrato de un momento oscuro y terrible de la historia pasada, sino también algo educativo, que tiene que ver con la conciencia de las nuevas generaciones. Tiene que ver con esos niños y niñas con sus guardapolvos blancos, visitando el Parque de la Memoria. Con ellos, que son los herederos de la lucha por el derecho a la verdad y a la justicia. Esta es una tarea pendiente que tenemos en España”, le contó el líder de Podemos a Página 12.
Iglesias admite a EL PAÍS que “el peronismo es imposible trasladar a una realidad que no sea Argentina”, pero reivindica las raíces peronistas de Podemos. “Tanto desde el punto de vista teórico como sus experiencias de Gobierno aportan categorías de lo popular que nos interesa mucho, aunque somos conscientes de que la realidad europea es diferente”, explica. El secretario de organización de Podemos, Pablo Echenique, es de Rosario, una ciudad al norte de Buenos Aires, y Gerardo Pisarello, vicealcalde de Barcelona, nació en la provincia norteña de Tucumán y es hijo de Ángel Pisarello, un destacado abogado radical, desaparecido en 1976.
En esa entrevista a Página 12, Iglesias explica esa base peronista. “Para nosotros, América Latina ha sido un laboratorio político. Es verdad que algunos compañeros han sido capaces de hacer una investigación muy laica de lo que ha significado el peronismo. Un aporte sobre lo popular que era muy difícil de comprender para una izquierda que normalmente se movía en las geografías ideológicas de la Guerra Fría. Sin lugar a duda, en esta comprensión, mucho ha ayudado la lectura de la obra de Ernesto Laclau. Hay especialmente dos compañeros que son los peronistas de Podemos: Iñigo Errejón y Rafa Mayoral. Curiosamente, ninguno de los dos es argentino. En sus aproximaciones han llegado a lecturas diferentes a partir de la admiración y del estudio de la articulación política de lo popular en Argentina. Esta visión ha tenido mucha influencia entre nosotros que siempre hemos buscado fórmulas teóricas que nos permitan superar los bloqueos y dificultades de la izquierda tradicional. La escuela argentina ha sido fundamental para nosotros”, remata.

Volver a Diario Mar de Ajo - El Diarito, Prensa Alternativa - Prensa Popular