Volver a Diario Mar de Ajo - El Diarito, Prensa Alternativa - Prensa Popular

“Para Salvar a Perón hay que estar contra Perón” (Augusto Vandor)

Sorpresivamente el domingo 10 de octubre de 1965, llegó a Buenos Aires, procedente de España, vía Paraguay, doña María Estela Martínez de Perón. Como el día siguiente era feriado para la prensa, el país se enteró de su llegada el miércoles 13 de octubre. parasalvaraperonhayqueestarcontraperonisabelenmendoza
Por unos días, Isabel Perón se alojó en un hotel de Recoleta, pero por las agresiones a que fue sometida por vecinos del barrio Norte, cambió de domicilio.
Primero se mudó al hotel de Luz y Fuerza, Callao al 1700, pero como las agresiones continuaron hasta transformarse en graves disturbios con la complicidad de la Policía Federal, partió al hotel de SUPE, algo más alejado. Finalmente optó por aceptar residir en domicilios particulares de dirigentes peronistas de Buenos Aires. A la prensa españoles, Perón les había dicho que su esposa viajaba a la Argentina por problemas familiares, pero la verdad era otra: la división del peronismo. “Isabelita va con la orden de enfrentar a los que quieren organizar un peronismo sin Perón”, dijo el General en un mensaje gravado enviado a su delegado personal en Montevideo, el coronel Vicente.
Es que con el “vandorismo” a la cabeza, en varias provincias se escuchaba: “Hay que estar contra Perón para salvar a Perón”.
Y así fue que Isabel, con el fin de unificar al peronismo tras la figura de Perón, participó de más 600 reuniones en las provincias de Buenos Aires, Córdoba, San Luis, Mendoza, San Juan, La Rioja, Tucumán, Salta, Corrientes y Catamarca.

vandor-cooke-peron-framini

Para las nuevas generaciones, el termino “Vandorismo” puede resultar extraño. Su práctica no lo es, dado que ella es apenas la “adecuación” local de prácticas que en el movimiento obrero son casi tan viejas como éste. Su aspecto principal es la renuncia a luchar por la eliminación de un sistema injusto como es el capitalismo, para privilegiar su propia subsistencia dentro del sistema. Este tipo de sindicalismo, no busca transformar ni modificar el sistema, sino solo “maquillarlo”, “disfrazarlo”, hacerlo algo más “tolerable”. Con el advenimiento del peronismo, tuvo su expresión en Cipriano Reyes (creador del Partido Laborista) quien pronto chocó con el Gral. Perón, quien originariamente concebía al Movimiento Obrero como “Columna Vertebral” de una Argentina donde la riqueza y la propiedad privada tuvieran solo un fin social, es decir, una Argentina sin explotadores ni explotados.
Con el fracaso de los intentos de que el peronismo volviera al poder, el pasado de Augusto Timoteo Vandor (líder entonces de la UOM) y otros ex sindicalistas combativos, comienza a modificarse y en 1959 “canjean” con el Frondicismo recuperar el control de las obras sociales (fuente principal de su financiamiento) a cambio de resignar importantes derechos laborales. Para sindicalismo, ya Perón era un obstáculo, tanto porque seguía siendo el “dueño” de los votos del peronismo como por su enfrentamiento frontal a un régimen que lo proscribía y proscribía con él, a las mayorías populares de las decisiones de gobierno.
Vandor y sus “amigos” fueron artífices del fallido “Operativo retorno” de 1964 donde intentó demostrar que Perón “no podía volver” y que por eso “para salvar a Perón hay que estar contra Perón” como lo expresara en el Congreso de Avellaneda de la CGT en 1966.
En el medio, el “vandorismo” fue perfeccionando sus métodos para perpetuarse al frente de los sindicatos y “administrar” en su beneficio los cuantiosos recursos de las obras sociales. Quien mejor expresó ésta práctica fue Rodolfo Walsh en su libro “Quien mató a Rosendo..?”…. Dice Walsh:
…”..El vandorismo tiene su propio discurso del método que puede condensarse así: “el que molesta en la fábrica al patrón, molesta a la UOM”. La Secretaría de Organización del sindicato lleva un prolijo fichero de “perturbadores” puesto al día por las patronales……. Al despido, sigue la expulsión del sindicato y la pérdida de sus derechos como afiliado, con lo cual el trabajador queda sin defensa alguna. Para los que “la siguen” la “justicia laboral” hace el resto: torna tan interminable los juicios laborales que el trabajador, inerte, se ve obligado a un mal arreglo. Así fueron arrasadas a partir de 1959 y HASTA HOY, las vanguardias peronistas más combativas de casi todos los principales sindicatos argentinos y eliminados todo intento de armar listas opositoras….”.
ELLO EXPLICA PORQUÉ EN LA MAYORIA DE LOS SINDICATOS IMPORTANTES HAYA “DIRIGENTES” QUE LLEVAN 20,30 Y HASTA MÁS DE 40 AÑOS CONDUCIÉNDOLOS, YA SEA EN FORMA DIRECTA O A TRAVÉS DE TESTAFERROS (como Caamaño, cuñado de Barrionuevo en Gastronómicos, Pablo Moyano en Camioneros o su hermano en Peajes, Daer de Sanidad (hijo de quien fuera dirigente de Sanidad) o el mismísimo Ministro TRIACCA hijo del vandorista ex dirigente de los trabajadores Plásticos JORGE TRIACA.

Volver a Diario Mar de Ajo - El Diarito, Prensa Alternativa - Prensa Popular