Volver a Diario Mar de Ajo - El Diarito, Prensa Alternativa - Prensa Popular

POR UNA LEY NACIONAL DE CULTURA PARA LA LIBERACION

Los abajo firmantes, hombres y mujeres comprometidos con el proyecto que conduce la compañera Cristina  Fernández de Kirchner, militantes activos del pensamiento emancipador y latinoamericanista provenientes de una matriz común que es el peronismo, expresamos nuestra satisfacción por esta convocatoria que hacen la compañera Ministra Teresa Parodi y el Frente de artistas y trabajadores de la cultura y venimos a sumar nuestra participación.

Por Una Ley De Cultura

Por Una Ley De Cultura

 
Observamos en los textos a debatir cuestiones que a nuestro juicio se deben revisar; definiciones, conceptos y objetos que no aluden exclusivamente al sector que trabaja en la creación artística y especialidades culturales, sino al espíritu de la nación, y por tanto a todo el pueblo argentino. Se comprende las buenas intenciones formales de hablar de federalismo lo mismo que de culturas, pero no de ambas cosas sin sus continentes, sin su todo: Nación y Cultura.
 
Es así que, en primer término, para empezar aclarando de qué CULTURA estamos hablando sin entrar en farragosas discusiones
 
·         Proponemos:
           
            reemplazar la definición dada al término Cultura en el texto a consideración por la universalmente aceptada de UNESCO 2001:

“…la cultura puede considerarse actualmente como el conjunto de los rasgos distintivos, espirituales y materiales, intelectuales y afectivos que caracterizan a una sociedad o un grupo social. Ella engloba, además de las artes y las letras, los modos de vida, los derechos fundamentales al ser humano, los sistemas de valores, las tradiciones y las creencias y que la cultura da al hombre la capacidad de reflexionar sobre sí mismo. Es ella la que hace de nosotros seres específicamente humanos, racionales, críticos y éticamente comprometidos. A través de ella discernimos los valores y efectuamos opciones. A través de ella el hombre se expresa, toma conciencia de sí mismo, se reconoce como un proyecto inacabado, pone en cuestión sus propias realizaciones, busca incansablemente nuevas significaciones, y crea obras que lo trascienden”.
 
 
Entendemos que:
La Nación es la esencia. Nación es un pueblo con derechos.
La Federación es la forma. Federal es una organización política determinada.
La cultura corresponde, sustancialmente,  a un pueblo en ejercicio de derechos, no a las normas y formas que la organización política republicana les imponga.
Hoy, la concepción federal segmenta el todo nacional, que incluye y fortalece; más allá de su tradición histórica, responde a la filosofía prosaica de la Constitución de 1994, de neto corte neoliberal e indefensión ante el imperialismo.
 
·         la Ley debe ser NACIONAL.
 
 
Entendemos que:
Hay, desde luego, innumerables subculturas. Hay una cultura ornamental, espectacular, inocua, funcional al negocio y al interés estupefaciente del imperio. Hay una cultura identitaria, afianzada en el pasado, y hay una cultura siempre en construcción en las artes contemporáneas y en las variadas formas, gestos y creaciones simbólicas que residen en los hechos y universos de cada argentino, y de todos juntos en la vida cotidiana.
Pero así como nutren a un río innumerables vertientes, hay una única e indivisible cultura argentina.
El término en plural es excluyente, porque si la cultura es un producto de infinitos aportes que se recrean permanentemente, nunca será posible contener a todos en una definición taxativa. El término cultura, en cambio, a condición de localizarlo, es inclusivo: engloba adecuadamente a todas las expresiones de la cultura, nuevas o antiguas, locales o universales, según sus propias e innatas especificidades.
Ni hablar del origen del plural de referencia: es el Banco Mundial en sus elaboraciones orientadas a la balcanización cultural del continente quien lo fundamenta en sus recomendaciones a los gobiernos suramericanos dóciles.
 
·         hay una sola Cultura.
 
 
Entendemos que:
La creación de cultura es renovada y constante: todo lo que nace del pueblo, todo lo que llega al pueblo, todo lo que escucha el pueblo.
Un pueblo, entendido como naturaleza histórica, celebrante del compromiso en el presente y portador de un horizonte utópico; como espíritu de la tierra en movimiento, como multitud organizada y consciente.
 
·         la Ley debe consagrar el derecho y la potestad del pueblo a la Cultura.
 
 
Entendemos que:
Los pueblos construyen su demanda cultural –liberadora-; los trabajadores de la cultura la perfeccionan: si son leales servidores, consuman en el escenario de sus presentaciones los saberes e ilusiones nacionales.
Pero hay una cultura de la libertad, en pleno debate con una cultura de la sumisión; se disputan el espacio de vanguardia de la cultura argentina. Una ley nacional de cultura debe objetar el progresismo colonial, individualista, liberal y pequeño burgués; adverso a un progresismo nacionalista, proletario y cabecita negra.
Para aquella cultura emancipadora existe una única clase de hombres y mujeres: los que trabajan. En las fábricas, los talleres, las oficinas, el campo, en todos los lugares de trabajo, allí se forja una cultura solidaria de resistencia a la opresión y la explotación del hombre por el hombre. El trabajo, por fin, es la fuente de la libertad, tanto individual como del ser social que configura el ciudadano; es el fundamento de la dignidad humana. La acción de trabajar no es sólo lo que da a los objetos su valor; modifica y realza a quien lo realiza. La cultura del trabajo y la solidaridad  forma hombres y mujeres libres e iguales.
 
·         la Ley debe fundarse en la ética del trabajo y la solidaridad.
 
                   
  • AFIRMAMOS
 
una ley de la cultura forma parte del patrimonio que los trabajadores argentinos hemos construido con sangre, sudor y lágrimas,
un Estado que vela por atemperar las desigualdades y propende a la justicia social, debe dictar los lineamientos de una Ley Nacional de Cultura, emancipadora, popular, revolucionaria y de alcance suramericano.
 
  • PROPONEMOS:
 
UNIR ESFUERZOS PARA ALCANZAR CONSENSO ALREDEDOR DE UNA
LEY NACIONAL DE CULTURA PARA LA LIBERACION
 

 

Volver a Diario Mar de Ajo - El Diarito, Prensa Alternativa - Prensa Popular