Volver a Diario Mar de Ajo - El Diarito, Prensa Alternativa - Prensa Popular

Jorge Taiana: “El gobierno de Irán no se ha portado bien con la Argentina”

Usted es precandidato presidencial e integra el Movimiento Evita. ¿Qué plantea de diferente con respecto a otros candidatos del FPV?

-Primero, una mayor cercanía y preocupación por los sectores más humildes, sobre todo por los trabajadores no registrados. Se ha hecho mucho, pero todavía hay un tercio de nuestra mano de obra no registrada. La segunda, es la preocupación por un desarrollo más integrado, no sólo basado en sus commodities. Hay que hacer una reforma tributaria menos regresiva y reformar el sistema financiero. Y tercero: tenemos una estructura productiva que no ha dejado de concentrarse.

Jorge Taiana

Jorge Taiana

¿Y por qué todo eso lo lograría usted y no, por ejemplo, Scioli?

Todos los candidatos del FPV apoyamos este proceso. Pero creo que yo expreso de un modo muy consecuente la idea de transformación.

Él diría lo mismo…

Bueno, entonces hagamos una cosa: discutamos propuestas. Que Scioli o cualquier otro candidato diga si va a hacer una reforma tributaria. Creo que los candidatos del FPV expresan muy poco lo que van a hacer.

Si Scioli ganara, ¿usted cree que se seguirá hablando de que es un gobierno kirchnerista o el kirchnerismo termina el año que viene?

A mí me da la impresión de que Cristina va a salir del gobierno con un peso político significativo. En ese sentido, se va a seguir hablando de kirchnerismo. Ninguno de los precandidatos del FPV tiene el peso político que tiene Cristina.

Scioli dice tener votos propios…

¡Bueno, veamos! Los votos hay que contarlos. El voto grueso, determinante, es el que apoya al proyecto.

Hay algún rumor de que quieren que usted renuncie a su candidatura para presentarse en la Ciudad.

-Eso no tiene ninguna chance de suceder. Mi candidatura presidencial es inmodificable. Tengo mucha voluntad de llegar a las PASO. Y es eso o nada.

Hubo mucha polémica acerca del modo en que la Argentina debía estar representada en la marcha por el atentado contra Charlie Hebdo. ¿Usted qué piensa de que Timerman haya ido en su nombre y no como funcionario?

-No conozco los detalles, pero sé que Timerman firmó el libro de condolencias. Hubo muy poca presencia latinoamericana de cancilleres, supongo que porque la mayoría estaba en la reunión en Pekín de la Celac.

¿La Argentina debió haber sido más firme en su condena al atentado?

-Yo creo que lo condenó. [Piensa] Si yo hubiera estado, habría asistido personalmente a la marcha.

¿Pero como ciudadano o en calidad de canciller?

-Como canciller. Si uno es canciller, tiene que actuar como tal, ¿no?

La presidenta tuiteó una foto donde está junto a usted, Néstor, Aníbal y otros en un acto de homenaje al atentado de la AMIA. La foto es de 2007. ¿Por qué cree que desde 2011 en adelante ella no fue más a los actos?

No lo sé. Pero lo que sí sé, es que la presidenta siempre ha estado muy comprometida en el esclarecimiento del atentado. Lo he hablado muchas veces con ella y no dudo de su compromiso por la verdad y la justicia.

Usted en su momento fue muy escéptico sobre el memorándum con Irán…

-Así es. Tal como algunos lo previmos, no dio resultados positivos. Siempre he dudado de la voluntad de Irán de colaborar con el esclarecimiento del hecho. Yo creo que Cristina, en el marco del diálogo que EE.UU. y los seis empezaban a tener con Irán por el desarme, creyó que podía destrabar lo del atentado. Ése fue su deseo, y no creo que haya ningún otro móvil para el tratado con Irán que no fuera ése. Lamentablemente, fracasó el intento.

Cuando usted era canciller, ¿cómo era la relación con Irán?

-Muy fría. La relación era sólo a nivel del encargado de negocios. Nosotros insistíamos en que ellos debían colaborar con la Justicia y con las declaraciones que hacían falta de las personas que estaban citadas, para tratar de avanzar. Pero no logramos que eso sucediera.

¿Y durante esa época le propusieron algún pacto o intercambio comercial a cambio de algo?

-No es una cosa así, formal. Ellos compraban arroz entrerriano. Pero a partir de las órdenes de captura, de las circulares rojas, a raíz de los pedidos de citación, de los pedidos de extradición de Canicoba Corral, Irán tomó la decisión unilateral de suspender el comercio con la Argentina. Ellos lo decidieron, aunque a partir de esa decisión probablemente se triangulara a través de Emiratos.

Pero ¿entonces hubo ofrecimiento o no?

-No, ellos lo que sí planteaban era la necesidad de encontrar una solución política. Y la respuesta nuestra siempre era: “Éste no es sólo un problema político, sino judicial. Tenemos que cumplir con los pedidos de la justicia argentina”.

¿Y cuál era la solución política que quería Irán?

-Que algo como una comisión viera las cosas… Eso ya lo plantearon en la época de Bielsa.

O sea, ya proponían algo parecido a lo que fue el Memorándum…

-Bueno, todo eso puede tener muchas variantes. Pero nosotros contestábamos que no íbamos a avanzar porque estábamos regidos por lo judicial.

Pero algo cambia en 2013 porque las relaciones con Irán dan un giro. ¿Por qué cree que ocurre ese giro?

No conozco las razones. Mientras yo estuve en el cargo, nada de eso se modificó. Sí sé del esfuerzo de la presidenta por tratar de reactivar la investigación.

En algún momento también se habló del rol de Hugo Chávez, que le habría sugerido a Cristina acercarse a Irán…

No me consta.

¿Qué piensa de la hipótesis del “apremio energético” que habría obligado al Gobierno a negociar con Irán?

-¡Pero si petróleo hay en muchas partes y en condiciones convenientes! Irán está sufriendo una serie de restricciones con el tema petróleo. No tiene la suficiente capacidad de destilar, tiene que hacer la nafta afuera. Hay muchos lugares para comprar petróleo: Nigeria, Trinidad y Tobago, Brasil, Venezuela, Ecuador… Todo ese elemento comercial que se señala no le veo mucho asidero. Es disparatada la imputación de Nisman a la Presidenta. No tiene fundamento.

¿Y qué opina del contenido de las escuchas?

-Son dos cosas diferentes. Hay personas que pudieron haber estado manteniendo conversaciones con otras relacionadas con Irán, pero nada tiene que ver eso con la Presidenta. Alguno la habría mencionado. ¡Pero de ahí a imputar a una persona y responsabilizarla! D’Elía ha viajado a Irán y tiene una posición que es pública, de buscar un acercamiento. Ahora, de ahí a acusar a la Presidenta, hay un salto gigantesco.

Pero D’Elía en los actos de la Presidenta se sienta en primera fila, es alguien con llegada plena a la Casa Rosada…

-D’Elía es un dirigente social que tiene sus posiciones políticas y su posición hacia Irán le costó la renuncia al cargo público que tenía.

¿Y a usted qué le parece la posición de él en relación con Irán?

-Ha manifestado una cercanía con el régimen que yo no comparto.

¿Por qué?

-Yo creo que el gobierno de Irán no se ha portado bien con la Argentina. Fue así en todo el proceso del caso AMIA, más allá de las responsabilidades que pudieran establecerse judicialmente. En nada han colaborado con nosotros en todos estos años para esclarecer este hecho.

¿Por qué cree que no colaboran?

-Ellos no aceptan que un país que es una potencia regional como ellos pueda ser sometido a un proceso judicial por un país como el nuestro. Tienen una visión muy distinta de la separación de poderes. Lo consideran una mera acción política en contra de ellos. Ésa no es la visión ni la posición de la Argentina.

Canicoba Corral aclaró que él sí autorizó a escuchar a Khalil, el presunto “agente iraní”. Y al teléfono de Khalil llamaron D’Elía y Esteche invocando a la Presidenta…

-Bueno, hay que preguntarles a ellos por qué invocaron a Cristina. Hay cientos de conversaciones políticas que invocan urgencia, importancia y relevancia. Yo no sé el contexto de esas conversaciones. Pero adjudicarle valor probatorio a eso no le veo posibilidad.

Nisman aclaró que el contenido de las escuchas que dio a conocer es “lo más liviano”. Y que hay muchas más y más pesadas.

-Bueno, ojalá las muestre. Si las tiene, que las entregue a la Justicia.

La última y más importante: ¿quién cree que armó el atentado a la AMIA?

-Ojalá pudiera saberlo. Es una deuda enorme de la justicia argentina.

-Dejamos acá.

Volver a Diario Mar de Ajo - El Diarito, Prensa Alternativa - Prensa Popular