Volver a Diario Mar de Ajo - El Diarito, Prensa Alternativa - Prensa Popular

Rebajas Agresivas Contra la Huelga: Uber

«Puede ser difícil moverse hoy por Barcelona, estamos aquí para ayudarte». Con este mensaje en su perfil de Twitter respondía ayer la aplicación de coche compartido Uber a la huelga convocada por el sector del taxi para protestar por la competencia desleal que advierten en este servicio alternativo de transporte. El reclamo iba acompañado con un descuento del 50% para los usuarios interesados en compartir viaje. La suma de la oferta promocional y el eco mediático derivado de los paros de taxistas en Madrid y Barcelona acabó con la start-up encaramada al quinto puesto de las aplicaciones de iPhone más descargadas en España, cuando un día antes no figuraba entre las diez primeras posiciones.

 
 

Mientras las calles de la capital y la Ciudad Condal se mostraban desnudas de taxis por el amplísimo seguimiento de una huelga que -especialmente en Barcelona- superó las expectativas de sus promotores, la aplicación contraatacaba censurado las «desmesuradas movilizaciones», alertando a los taxistas que de nada servirá «mantener al sector en un estado inmovilista y cerrar las puertas a nuevas alternativas al consumidor» e instando a las Administraciones a dialogar para construir un «marco legal» en el que Uber pueda operar.
La aplicación -presente en 128 ciudades de 37 países- desembarcó en Barcelona en abril con su línea de bajo coste, que oferta viajes urbanos a unos diez euros los cinco kilómetros de trayecto. «Llegamos por aclamación de nuestros usuarios que habían utilizado el servicio en el extranjero y se extrañaban de que no estuviéramos en Barcelona», defiende Ana Aguilar, portavoz de Uber en la única ciudad española en la que opera.
La aplicación se encuentra en una fase de expansión en la capital catalana y, como parte de esta estrategia, apuesta por incentivar a sus conductores asociados. Éstos no sólo cobran estrictamente por el trayecto que realizan, sino por estar presentes en la calle un mínimo de 15 horas semanales, según explican a este diario Sergio y Renato, dos conductores de Uber en Barcelona. La portavoz del servicio alternativo de transporte admite estos pluses y los justifica por la «necesidad de responder a la demanda de la ciudadanía».
Renato -que prefiere ocultar su verdadero nombre- asegura que en los dos meses y medio que lleva trabajando para Uber ha ingresado unos 1.500 euros, fundamentalmente gracias a estos incentivos. Sergio calcula que en «una buena semana» puede hacerse con entre 200 y 300 euros. Ambos compaginan sus trabajos de comercial e informático, respectivamente, con su actividad como conductores y piden una regulación para su actividad. «Fui a Hacienda y me dijeron que no existía una categoría profesional para mí», explica Sergio, antes de declararse «dispuesto a cobrar menos» para salir del limbo legal en el que se encuentra. Renato estudia crear la primera asociación de conductores de Uber en España mientras advierte: «Están buscando chóferes como locos, los taxistas no entienden lo que se les viene encima. Cuando haya activas diez plataformas como ésta, la licencia de taxi no valdrá nada».

Volver a Diario Mar de Ajo - El Diarito, Prensa Alternativa - Prensa Popular