Volver a Diario Mar de Ajo - El Diarito, Prensa Alternativa - Prensa Popular

Rocca criticó al modelo pero su firma Siderar ganó un 466% más que en 2009

El CEO del Grupo Techint, Paolo Rocca, aprovechó el martes un escenario repleto de empresarios pymes para cuestionar con dureza la política económica del gobierno nacional. Se quejó de la supuesta falta de un clima favorable para los negocios, de la alta primarización de la economía y de los problemas de productividad, entre otros muchos temas.

Sin embargo, Rocca, fiel a su costumbre, calló lo más importante: Siderar, uno de los buques insignia de su emporio, reconoció ganancias récord en los balances que le entregó a la Bolsa de Comercio de Buenos Aires.

Ayer, un informe del Instituto Argentino del Mercado de Capitales (IAMC), al que accedió en exclusiva Tiempo Argentino, mostró que durante los primeros nueve meses del año Siderar logró beneficios acumulados por $ 1463 millones, lo que representa en la práctica un 466%.

Rocca había dicho a viva voz que si no aumentaban las inversiones a un ritmo del 30 o 40% del PBI se corría el riesgo de que la inflación deglutiera las ganancias de los empresarios.

No obstante, los números parecen tirar por la borda su teoría inflacionaria y ponen al desnudo las contradicciones que existen entre el discurso y la realidad que vive el holding que encabeza.

De hecho, tomando el peor de los indicadores realizado por las consultoras más críticas, con proyecciones inflacionarias del 30%, Siderar conseguiría una ganancia neta (de bolsillo) del 436%, un porcentaje nada despreciable para un país que no tiene ?seguridad jurídica? ni ?reglas de juego claras?, como señaló Rocca.

Además, también es importante destacar que la capitalización bursátil de las empresas metalúrgicas y siderúrgicas (rubro en el que Siderar tiene una ponderación del 90%), es decir, el valor que la empresa posee de acuerdo a precio de las acciones, trepó casi el 65% durante el último año. La rentabilidad de las firmas, lejos de empeorar como predijo Rocca en su discurso, cada día parece más firme.

Sin embargo, el informe del IAMC no se circunscribe a la evolución de los balances de Siderar, sino que engloba a todas las empresas domésticas que cotizan en el recinto bursátil.

De hecho, las 88 compañías autóctonas declararon en los primeros nueve meses del año ganancias por $ 14.117 millones, un 68,7% más que el mismo período del año anterior. Detrás de sus declaraciones críticas, Rocca oculta el malestar que mantiene con el gobierno porque le gustaría que el peso se depreciara más o, directamente, se devaluara. Por eso uno de los caballitos de batalla de los últimos dichos del CEO de Techint giró en torno de la pérdida de competitividad de las empresas argentinas.

Además, Rocca, junto a Héctor Magnetto, CEO del multimedios Clarín, ha planteado en secreto sus discrepancias con el Pacto Social entre empresarios, trabajadores y el gobierno nacional, que lanzó la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, como eje de su cuarto año de gestión.

Magnetto y Rocca frustraron hace menos de un mes el intento del ministro de Planificación Julio de Vido de sumar al acuerdo social a la poderosa Asociación Empresaria Argentina, entidad que integran Techint y Clarín.

La otra piedra en el zapato que alentó la verborragia de Paolo Rocca es el proyecto del diputado Héctor Recalde, que le da un 10% de participación a los trabajadores en las ganancias de la producción porque en el hipotético caso de que fuera ley, hoy, por ejemplo, Siderar tendría que repartir entre sus trabajadores $ 146 millones.

Volver a Diario Mar de Ajo - El Diarito, Prensa Alternativa - Prensa Popular