El p. Francisco de Paula Oliva (paí Oliva) 

Regresar a noticias independientes de el Diarito Mar de Ajó

Elegido en diciembre del año pasado como "personaje del año", ha sido designado como candidato del país para Premio Nobel de la Paz. Jesuita español, viajó en 1964 a Paraguay desempeñándose como comunicador social y por el apoyo dado a estudiantes y huelguistas fue expulsado del país en 1969; por 9 años trabajó entre los emigrantes paraguayos en Buenos Aires fundando el Equipo Pastoral de Paraguayos en Argentina (EPPA) y de 1979 a 1985 se instaló en Nicaragua. Volvió a España y en 1996 pudo regresar definitivamente a su patria adoptiva, Paraguay, donde trabaja en un barrio marginal. Propulsor de múltiples iniciativas a nivel social y político, fue miembro fundador de Poder Ciudadano, se destacó en marzo del año pasado por su enérgica defensa de la democracia al lado de los jóvenes y organizó a nivel nacional el "Parlamento Joven". Esta nueva iniciativa busca formar a los jóvenes para el ejercicio de la política. Mil quinientos jóvenes, de entre 15 y 30 años, se anotaron a comienzos del año pasado para seguir los cursos de política; los finalistas que cumplieron con todos los requisitos recibieron las credenciales de Parlamentarios Jóvenes después de haber conseguido cada uno 100 firmas de paraguayos que lo eligieran como su parlamentario. Se han constituido ocho Parlamentos Regionales de los cuales han salido los delegados al Parlamento Nacional. Para octubre se celebrarán las sesiones plenarias nacionales y los parlamentarios jóvenes empezarán a promover leyes para ser presentadas al Congreso Nacional. Mientras tanto, otros mil jóvenes se han inscrito este año para las escuelas de formación. Luego de dos años de práctica como parlamentarios, los jóvenes podrán integrar un Ejecutivo Joven y un Poder Judicial Joven. Gran interés ha suscitado esta iniciativa en un país donde los que tienen menos de 30 años son casi el 70% de la población.

 

Regresar a noticias independientes de el Diarito Mar de Ajó