El Maridaje entre la represión y los intereses económicos de las minorías

Regresar a Prensa Alternativa Diario Mar de Ajó (el diarito) Prensa Popular

Estamos viviendo momentos de incertidumbre en cuanto a la aparición de Julio López. Jueces que vienen juzgando a represores reciben amenazas escritas para que dejen de cumplir la función que la ley les entrega en los casos concretos.

Se realizan marchas, se ofrece recompensa, profusa difusión de la imagen del desaparecido, hasta la misma policía bonaerense lleva el rostro del buscado en sus patrulleros (actitud poco recordada, por no decir inédita). En fin, manifestaciones diversas todas poniendo el acento en lo obvio: la aparición de Julio López, la sombra, el pasado como telón de fondo:  la represión . Pero nada se menciona de los intereses económicos que fueron los beneficiarios directos de esa represión.

Es decir los minoritarios sectores económicos que a su vez tienen aún hoy mucho poder económico, ni aparecen. Cuando en realidad mientras “el Etchecolatz” realizaba sus barbaridades y el aparato represivo estaba en plena práctica, ellos, las minorías beneficiarias principales de la política económica de Videla y Martínez de Hoz, realizaban sus excelentes negocios económicos. Y el diario La Nación no tenía una sola palabra de crítica hacia el accionar del gobierno como las tiene hoy. En tanto la deuda externa (principal cadalso del gobierno nacional y del propio pueblo argentino) crecía junto con las ganancias de las minorías privilegiadas.

Esta relación se daba también proporcionalmente entre la pérdida gradual del empresariado nacional y el poder adquisitivo de los trabajadores contra la desaforada y mezquina  ambición de los grupos económicos minoritarios. El pueblo y la nación pierde mientras el poder concentrado aumenta sus ganancias. Y todo se sostuvo gracias a la represión. Al secuestro, la tortura y la muerte. Esto es un teorema absolutamente demostrable y demostrado.

Por eso hoy,  los sectores que no quieren los juicios, propiciando el ‘olvido’ y que se juntaron en la Plaza San  Martín,  el diario La Nación, la Iglesia de Bergoglio, Blumberg y Macri y todos los sectores que auspician de principales agitadores enfrentados al gobierno del presidente Kirchner.  Resulta que intentan echar culpa al presidente por falta de custodia de la desaparición de Julio López.

No podemos pretender que estos sectores del privilegio digan una sola palabra de la relación de la represión con los sectores concentrados de la economía. Eso lo tiene que decir el campo popular, eso tiene que machacarlo la juventud, las madres y abuelas de Plaza de Mayo, los trabajadores a través de sus sindicatos y la CGT y CTA, los sectores de la Federación Agraria Argentina y de Coninagro, las cooperativas y mutuales, las organizaciones políticas deben expresarse en este sentido.

Es un deber del pueblo, de sus entidades sociales, económicas, culturales y políticas marcar lo esencial. El pueblo tiene las mayorías y por ende la esencia de la democracia de su parte, de ahí el deber de aclarar el tema: la represión de ayer y el olvido de hoy, siempre han estado juntos, en la actualidad también.

   

Silvio Bageneta

Regresar a Prensa Alternativa Diario Mar de Ajó (el diarito) Prensa Popular