Los grupos informativos que manipulan el pensar y actuar de la Sociedad Argentina

Ver detalles del Grupo Clarín

Ver detalles Grupo Perfil     Ver detalles Grupo La Nación

Como es sabido no sólo ADOLF HITLER se ocupó de manipular el pensamiento del pueblo alemán y de los pueblos que iba invadiendo, también la Oligarquía Argentina que controla desde las sombras el destino de Argentina desde Rivadavia y antes, hasta la fecha lo hace. Ejemplos abundan (de esto nos ocuparemos y ocupamos), ahora daremos una lista parcial de ellos. Si Ud. lector amigo, tiene otra información para agregar o modificar envíela.

                                                                              Regresar a Prensa Alternativa Diario Mar de Ajó (el diarito ) Prensa Popular

Desde hace un tiempo a la fecha, el gobierno de Néstor Kirchner está sufriendo ataques por parte de los dueños de los medios y sus alcahuetes de ocasión al igual que los gobiernos de Chávez y Fidel.

Estos magnates del teclado se llenan la boca vociferando heces sobre la libertad de prensa, pero en sus propias empresas son cómplices de las maquiavélicas operetas que les mandan a escribir sus patrocintos del Norte (y la Oligarquía que conduce desde las sombras -N.del E.). Parece que todavía se sienten amparados en la impunidad y en el olvido y desde ahí pretenden erigirse como los paladines de la libertad de expresión, como si la ejercitaran en sus escritorios y en sus consultoras. hay que sacarles la careta: están a favor -desde siempre- de la libertad de empresa y no de prensa como chamullan a los cuatro vientos.

La SIP (Sociedad Interamericana de Prensa) que tanto ladró a favor del fallido golpe contra el compañero Chávez en Venezuela está integrada por fenicios de la tinta y el papel. Cuestionan la Revolución Cubana con los mismos argumentos que el Miami Herald y el Departamento de estado Yanki. Ninguna de estas sanguijuelas puede demostrar entidad moral para defender los preceptos que tanto declaman. La SIP durante las dictaduras militares en los ´70, avaló con su silencio la desaparición y asesinato de trabajadores de prensa, el cierre de medios de comunicación y la instauración del terrorismo de estado. Para muestra un botón: el ex presidente de la SIP y actual directivo de la misma, Danilo Arbilla, fue funcionario de la dictadura que asoló Uruguay en los ´70, el mismo que hace poco se paseaba por las fundaciones y cámaras empresarias exigiendo prebendas para los multimedios gorilas.

Otro ejemplo es Jorge Fontevecchia, dueño de Editorial Perfil (Noticias, Caras, etc.). Paradigma de la impunidad y ejemplo de Hipocresía. Se reunió con la SIP y les dio una clase sobre su "visión" de la realidad, las pautas publicitarias y el rol del Estado. ¿Qué derecho tiene este añejo defensor de Cavallo y del modelo menemista que ultrajó a los trabajadores para imponer principios? ¿Desde cuándo un empresario que dejó a centenares de trabajadores en la calle puede dictar cátedra sobre ética? ¿Por qué no dijo, que durante la gestión del impresentable Fernando de la Rúa se le cerró una causa por evasión impositiva que lo tuvo a mal traer y casi lo lleva tras las rejas?

Como sucede desde siempre, la oligarquía rancia y gorila junta porotos propios y ajenos cuando aparece alguien que pone bajo la lupa sus intereses. La bosta se unifica. En esta historia hay caca de ovejas, carneros y gorilas.

Y como era de esperar la militancia de Mitre y su prohombres de diario La Nación salen a defender en cadena a la SIP y al impresentable Claudio Escribano, tan desprestigiado como el tío Bernardo y su sobrinito Mariano: ambos defensores de cuanta dictadura arrasó con la vida en Latinoamérica. Es tan obvio que defienden la torta publicitaria y una construcción ideológica y política absolutamente alejada de la realidad del Pueblo, que pecan  de soberbia y mala memoria con desdén.

Veamos si no al editorialista estrella de los Grupos Económicos y la embajada Yanki, Joaquín Moráles Solá, aquel que en marzo de 1976, junto a otros periodistas compartió con el General Bussi un almuerzo en el Regimiento de Infantería 19 de Tucumán, a metros de un Centro Clandestino de Detención. ¿Sabían ustedes que una vez finalizado el asadito, el general obsequió a cada uno de los periodistas presentes un pergamino en el que agradecía "su colaboración en la lucha contra la subversión"? ¿No es paradójico que ahora esté alcahuete de los poderosos, denuncie "presiones" contra la libertad de prensa cuando hace unos años se abrazaba con los asesinos del Pueblo?

Seguro también estos "libre pensadores" y la SIP ya se olvidaron cuando Clarín y La Nación se asociaron con la Dictadura, allá por el ´77, y consiguieron fondos públicos para crear Papel Prensa SA, pactando además su financiación mediante: un aval del gobierno al entonces Banco Holandés Unido para un préstamo total, la promulgación de un decreto para que la provincia de Buenos Aires le suministre energía casi gratis a Papel Prensa por diez años para la planta en San Pedro, y la firma de una resolución de Raimundo Podestá, secretario de Industria del entonces ministro de Economía, José Alfredo Martínez de Hoz, imponiendo a los restantes diarios de toda la Argentina condiciones leoninas para la compra de papel.

De todas maneras, el Pueblo sabe quiénes son . La impunidad no durará eternamente señores de la SIP. Aten acuerdos con organismos no gubernamentales que sostienen bancos estadounidenses, españoles y franceses. Jueguen a que son íntegros y den conferencias sobre ética. Hay que ver la dimensión de la agresión que estamos sufriendo por parte de estos nuevos referentes de la "Unión Democrática". Acá en Argentina, las reglas (con el gobierno de Kirchner) las imponen la mayoría con el voto en la mano. Ni la SIP ni ADEPA.

Regresar a Prensa Alternativa Diario Mar de Ajó (el diarito ) Prensa Popular