Encuentro de un Padre con su hijo desaparecido

Relato Histórico                                Regresar a Prensa Alternativa Diario Mar de Ajó (el diarito) Prensa Popular

En 1975 el grupo familiar Nadal-Garcia estaba compuesto por Jorge Adalberto Nadal, su esposa Hilda Garcia y su hijito Carlos Alberto.  Vivían en Resistencia, Chaco, siendo militantes del PRT - ERP.

 El 16 de Mayo de 1975 Jorge Adalberto fue secuestrado y un mes después  legalizaban su detención, siendo trasladado al penal de Sierra Chica. Hilda estaba embarazada de su segundo hijito que nació el 29 de Mayo de 1975 y al que llamó Pedro Luis.

 En Mayo de 1976, Hilda y sus dos pequeños hijos se encontraban viviendo  en la localidad de Guernica, Provincia de Buenos Aires, junto a otros  compañeros de militancia.El día 5 de ese mes Hilda fue secuestrada en la calle junto con Pedro Luis de diez meses de edad. Mientras tanto, su otro hijito, Carlos, fue  entregado por los compañeros a los abuelos paternos. Posteriormente estos eros también fueron desaparecidos.  El padre de los niños, Jorge Nadal, fue liberado con derecho a opción en el año 1979. Se reencontró entonces con su hijo Carlos y desde su  exilio en París - Francia formuló la denuncia sobre la desaparición de  Pedro que hizo llegar a Abuelas de Plaza de Mayo. La mamá Hilda continúa  desaparecida. 

La búsqueda y encuentro  

 Las primeras denuncias sobre el niño que ahora sabemos que era en realidad Pedro Luis Nadal Garcia, llegaron a Abuelas de Plaza de Mayo en  1984. Sin embargo, las mismas eran sumamente imprecisas y contradictorias. Aunque, coincidían en señalar la participación del apropiador en grupos  de tareas. Con los años se fue completando la información, a partir de nuevas denuncias y de la obtención de la documentación del niño.

 El policía de la Provincia de Buenos Aires, casado y con dos hijos, había inscripto al niño como su hijo propio con otra mujer. El médico  policial Jorge Antonio Bergés certificó el falso nacimiento como  ocurrido el 20 de junio de 1975 en Wilde. La inscripción fue realizada por  el apropiador el 26 de mayo de 1976, es decir, dos meses después del  secuestro. En ese momento, era sargento ayudante en la Brigada de Investigaciones de Quilmes.   Sin embargo, las imprecisiones de las denuncias habían llevado a que en  primer término el equipo jurídico de la filial La Plata judicializara el  caso del menor de los hijos del policía con su legítima esposa. Este caso fue cerrado.  

 En febrero de 2003, Abuelas de Plaza de Mayo filial La Plata presentó  ante el Juzgado Federal Nº 3 de esa localidad, a cargo del Dr. Arnaldo  Corazza, una denuncia contra el médico Bergés por los delitos de apropiación de menores, sustitución de identidad y falsificación de  documentos públicos destinados a acreditar la identidad. En esa  oportunidad, se acompañó una investigación sobre varias partidas de  nacimientos labradas a partir de certificados firmados por este represor.  Entre estos casos estaba el de Pedro Luis.  

El 1º de octubre de este año, el joven fue citado por el Dr. Corazza, a instancias del pedido de la abogada de Abuelas de Plaza de Mayo, la Dra.  María Ester Alonso Morales y en el juzgado le comunicaron las sospechas  que pesaban sobre su identidad. Él tenía también sus propias dudas al  respecto y accedió a realizarse el análisis inmunogenético en el Banco Nacional de Datos Genéticos. Allá esperaba la sangre de Jorge, de Carlos  y de los abuelos maternos ya fallecidos.

 El martes 26 de octubre se conocieron los resultados: el joven es Pedro  Luis Nadal Garcia, hijo de Jorge Adalberto Nadal Martinengo e Hilda Magdalena Garcia.  El miércoles 27 Pedro visitó la filial La Plata de nuestra  institución, donde se reunió con las Abuelas y habló por primera vez con  su padre y con su hermano Carlos, por teléfono, ya que estos viven en la Provincia de San Luis.  

Búsqueda por tres caminos

 Abuelas de Plaza de Mayo buscamos por los caminos institucionales hasta  el encuentro. Pero hubo además otras dos búsquedas que se hicieron  desde el amor de padre y desde la voz de la sangre de Pedro Luis. Jorge  Nadal regresó al país y comenzó a buscar a su hijo con esa convicción de padre que sueña con el reencuentro. Pedro, en medio de sus dudas, buscó su origen hurgando en historias no contadas o mentiras inaceptables.  

Y todos encontramos la Verdad. El primer abrazo de un padre, que no  claudicó, con su hijo que con sus 29 años, a veces sin saberlo, lo  esperaba, marcó una fecha histórica: 29 de Octubre de 2004. La fecha que reafirma que el camino de la Verdad, la Justicia, la Memoria lo marcan el  amor y la lucha de un pueblo.

Abuelas de Plaza de Mayo Buenos Aires 1º de noviembre de 2004

                                                    Regresar a Prensa Alternativa Diario Mar de Ajó (el diarito) Prensa Popular