Prensa Alternativa

DEUDA EXTERNA ARGENTINA    I

INFORME MILBERG                   Regresar a Inicio de Diario Mar de Ajó (el diarito)

 

INDICE

1)    Presentación del problema de la Deuda Externa.

2)    Estatización de la deuda privada 1976-1983.

3)    Período 1983—1989.

4)    Investigación en el Banco Central.

5)    Deuda Privada avalada por el Estado.

6)    Deuda Externa Pública.

7)    Período 1989—1997.

8)    Irregularidades en su administración.

9)    Ilícitos e irregularidades.

10)  Consecuencias.

 

.

Informe Presentado por el Dr. Rubén Milberg (C.P.)

Sobre la Estatización de la Deuda Externa privada para ser presentado el juicio público a la Deuda Externa.

 

1-    Presentación del problema de la deuda externa.

 

1a) La comunidad nacional debe soportar el peso agobiante de la Deuda Externa contraída fundamentalmente durante el gobierno militar que rigió al país desde el 24/03/1976 al año 1983 reconocida y aumentada por el gobierno de Alfonsín desde el '83 a 1989 y en igual sentido durante el gobierno de Menem desde el '89 a la actualidad; así es que en 1976 al asumir el gobierno militar, el país tenía una Deuda Externa pública de 4.500 millones de dólares y una Deuda Externa Privada de 3.500 millones de dólares, en 1983 la Deuda Externa era de 45.000 millones de dólares, la Deuda Externa Privada se había estatizado por lo que la totalidad de la misma era estatal.

En 1989 a la finalización del mandato del Dr. Alfonsín la Deuda Externa sumaba 60.000 millones de dólares y en la actualidad bajo el gobierno del Dr. Menem la Deuda Externa se estima en 100.000 millones de dólares de Deuda Externa pública y unos 25.000 millones de dólares de Deuda Externa privada pero a su vez y en el interín a partir de 1991 se privatizaron la mayor parte de la empresas estatales por una cifra estimada en 25.000 millones de dólares, sin embargo la Deuda Externa en lugar de reducirse aumentó, y hoy su pago representa estimadamente el 20 % del salario de cada trabajador, tomando un salario promedio de $400 a $500, a su vez el peso en el presupuesto de egresos del estado llega para el año 1997 al 42% del mismo, mientras se reducen el presupuesto para salud, seguridad, educación se incrementa el presupuesto para el pago de amortización e intereses de la Deuda Externa.

Así es que de 12.500 millones de dólares o sea aproximadamente un 30% del presupuesto del año '96 pasamos a 18.000 millones de dólares del presupuesto del año '97.

Por el Plan Brady los compromisos se extienden hasta el año 2020 de manera que los sacrificios que deberá soportar la comunidad serán prolongados en el tiempo. Tampoco se pueden cumplir con los compromisos del Brady, por ejemplo en el año '97 se habla de refinanciar 6.000 millones de dólares de los cuales ya se han refinanciado 2.000 millones a intereses que superan el 11% anual, que van incrementando el presupuesto del estado por el pago de los intereses, por lo que la resolución del problema de la Deuda Externa se hace de término indefinido o infinito. Dicho en otras palabras la Deuda Externa se transforma en Deuda Eterna.

 

1b) El problema de la Deuda Externa se agrava, porque el endeudamiento no tiene contrapartida en bienes, normalmente un país se endeuda cuando importa más de lo que exporta y la contrapartida de la deuda se ve en más bienes de capital, en más energía, en más materias primas, en más bienes de consumo. Pero este no es el caso de la Argentina porque la Argentina aumentó extraordinariamente su deuda durante un período en el que tenía excedentes comerciales.

En Argentina, la  principal  contraparte de la Deuda Externa, en la balanza de pagos, es la fuga de capitales privados, se ha calculado que de no haber existido esa fuga de capitales la Argentina en vez de tener una deuda o en vez de haber tenido una deuda de 45.000 millones al año '83, hubiera debido solo 1.000 millones o hubiera estado practicamente cancelada.

Es decir, el endeudamiento no tiene como contrapartida bienes productivos, lo que aumenta el sacrificio de la comunidad para su pago.

 

1c) Para que esto sucediera debieron haberse cometido serias irregularidades que determinan la ilegitimidad de la Deuda Externa, la gama de irregularidades cometidas por los acreedores externos y sus socios locales vician de nulidad  toda la operación.

 

En el caso de la Deuda Externa argentina por ejemplo entre otras irregularidades, se suman los siguientes hechos:

1º Haber sido contraída  la deuda por un gobierno usurpador. 

2º Haberse estatizado ilegítimamente la deuda privada.

3º Cobrarse deudas ya pagadas.

4º Cobrarse intereses usurarios.

5º Cobrarse intereses sobre intereses, es decir, se capitalizaron    intereses lo que en el derecho privado se conoce con el    término de anatosismo.

6º Otorgarse auto créditos que figuran como deuda externa.

7º Renunciarse a la inmunidad del estado soberano.

8º Haberse eximido del pago de impuestos nacionales.

9º Aplicación la teoría de  la imprevisión por la cual los acreedores cambiaron unilateralmente las condiciones de los contratos en especial las tasas de interés que llegaron en el año '80 al 20% cuando originariamente en el año '76 eran del 6% de modo que resultaron ruinosos para los deudores, quienes no podían prever tales alteraciones.

 

2-    Estatización de la Deuda Privada 1976-1983

 

2a ) En el presente informe desarrollaremos la ilegitimidad de la estatización de la deuda privada. Para poder comprender en qué consistió la estatización de la deuda privada hay que describir cual es el panorama económico que se vivió en el período 1976-1983.

En el período 1976, hasta principios de 1981 rigió un plan antinflacionario que hacía evolucionar el tipo de cambio a un ritmo sensiblemente menor al de la inflación, esto y la baja de aranceles provocaron la apertura a los productos de importación y la desindustrialización del país. En estas circunstancias, grupos económicos nacionales y transnacionales recurrieron a tomar financiamiento en el exterior en muchos casos con fines especulativos, hay que recordar que la tasa externa de interés era de un 0,5% mensual; en el país se llegaron a pagar hasta un 20 % de interés, lo que provocó la bicicleta financiera.

Esto sucedió hasta el reemplazo de Videla por Viola y de Martínez De Hoz por Lorenzo Sigaut a principios de 1981, período en que la situación del sector externo era insostenible y se decide efectuar grandes devaluaciones. A fin de evitar el impacto de estas devaluaciones sobre los créditos tomados por los grupos nacionales e internacionales, se implantó el régimen de seguros de cambio.

Por el régimen de seguro de cambio el Banco Central le aseguró al sector privado la venta de divisas para la cancelación de préstamos financieros al exterior a un tipo de cambio pre-determinado ya sea un valor fijo o resultado de una determinada fórmula de actualización.

La empresa que contrata un seguro de cambio abona una prima. El nivel de los subsidios otorgados a los beneficiarios de los seguros de cambio dependía de la diferencia a su favor entre la evolución del tipo de cambio y las primas de seguro calculada mediante la fórmulas correspondiente.

Como se verá, la evolución del tipo de cambio era muy superior a las primas del seguro por lo que el beneficio equivalía a un subsidio a favor de estos grupos que habían tomado los créditos en el exterior, y los beneficios eran muy grandes, pero si los beneficios para estos grupos eran muy grandes, los perjuicios que eran soportados por la comunidad también lo eran.

El 5 de junio de 1981 mediante la comunicación A31 el Banco Central informa el establecimiento de régimen de seguro de cambio para la cobertura de préstamos financieros del sector privado, renovados o ingresados a partir del 1º de junio de 1981 a plazos no inferiores a 540 días.

Estos seguros tienen un costo para el deudor que resulta de una tasa fija para los primeros 180 días comunicada diariamente por el Banco Central y de una tasa móvil para el período restante, según la variación de los precios mayoristas, con deducción de la presunta inflación internacional. Pero el pago se efectúa recién al fin de cada semestre, esta resolución se toma siendo  Ministro de Economía Lorenzo Sigaut.

Fuertes devaluaciones  que se inauguraron con una del 10% en febrero del año 1981 siguen con otra del 30% en abril ya con el cambio de Ministro de Economía, (derivado de la cesación del primer Presidente del Proceso de la Reorganización Nacional y la asunción de su sucesor), con el del 30% que se dispone en junio, y con el desdoblamiento del mercado desde el 22 de junio generan quebrantos que van a constituir con el tiempo importantes sumas en el llamado déficit cuasifiscal, es decir que mientras por un lado los tomadores de créditos con el exterior son aliviados por el impacto de las devaluaciones,  estas son transferidas al resto de la población.

Similar consideración cabe para los pases, aparecido en noviembre de 1981 para que ciertas empresas, con autorización del Banco Central, pudieran conseguir nuevo financiamiento externo.

Interesa señalar que los pases ( llamados SWAPS en su versión en inglés), se limitan a operaciones financieras de empresas agropecuarias, mineras o de industria manufacturera, con exclusión de las demás o de otros deudores. Su beneficio se origina en la venta de divisas provenientes del exterior y su recompra a término, al mismo tipo de su venta, con adición de una tasa de futuro del 5% mensual. (Aunque, en nuestro caso, los prestamistas sean entidades financieras del país autorizadas para operar en cambio con fondos recogidos de sus depositantes en moneda extranjera o línea de crédito otorgadas por corresponsales en el exterior). Lo que obligó al estado a endeudarse con el exterior para obtener estas divisas.

Para tener una idea del grado de beneficio que significaba para quienes se acogían a este sistema veamos lo siguiente; Teniendo en cuenta la variación del tipo de cambio entre fines de enero y fines de julio de 1982, la recompra de dólares se hizo a un costo del 35% (5% mensual), mientras su cotización subió un 406% (de $9.850 a $40.000).

Es importante señalar que al decidirse la medida, en el semestre inmediato anterior la devaluación del signo monetario argentino fue del 300%. Y no era imprevisible que el reducido costo del citado 35% permitiera conseguir esa ganancia del 300%.

 

2b) Las medidas que se adoptan en julio de 1982, por vía de decisión que toma el entonces  Presidente del Banco Central, Domingo Cavallo, acrecienta los perjuicios.

Es así que el 8 de julio de 1982 se dicta la comunicación A137 y el 15 de julio del mismo año la comunicación A163 con lo cual se mejora sensiblemente la posición de los deudores por vía de nuevas coberturas de riesgo que en aquél momento ya no eran imprevisibles.

Ese régimen procuró -Mejorar el perfil de la deuda financiera externa privada y Atenuar los perjuicios que provocaron a los prestatarios locales, por el mantenimiento de obligaciones en monedas extranjeras, las devaluaciones dispuestas para la moneda Argentina. Es decir, conforme al texto de la comunicación oficial del Banco Central no hay duda que se trata de un subsidio cuyo costo es soportado por el estado, es decir, por toda la comunidad que no puede ser beneficiaria del régimen.

Estas resoluciones otorgan una considerable ventaja a los beneficiarios, tanto si se toman las cotizaciones del semestre anterior como las que eran de presumir se verificarían después. Tal como, efectivamente, sucedió. El dólar trepó desde junio a diciembre de 1982 entre un tipo de $16.500 a otro de $48.500. Con un costo del 35% se cubrió una pérdida que en aquél momento ya no era imprevisible, del 294%. El quebranto fue transferido al Banco Central, determinando la consiguiente inflación, y el aumento del déficit llamado cuasifiscal.

La resolución A31 del 5 de julio de 1981 bajo el ministerio de Lorenzo Sigaut como la resolución A137 del 8 de julio de 1982 y A163 del 15 de julio del mismo año, fueron complementadas por otras resoluciones que para abreviar no mencionaremos en este informe pero que tienen el mismo carácter.

Estas resoluciones significaron una condonación parcial de fuertes deudas, no siempre contraídas por necesidades del giro de los negocios y con reales perspectivas de carecer de legitimidad. Las consecuencias deben cargarse a la responsabilidad del citado señor Cavallo en la medida que las decisiones fueron tomadas personal y exclusivamente por él, referida a la resolución A137, sin consentimiento expreso del Directorio del Banco Central ni directivas expresas del Ministerio de Economía, conforme la carta orgánica de la institución y a la ley de ministerio vigente.

 

2c ) Para comprender mejor la consecuencia de los pases y los seguros de cambio, debemos decir que comprende varios aspectos, por un lado significa un subsidio público a titulares de deudas con el exterior o en moneda extranjera que las han contraído operando en el sector privado de la economía. Ello produjo, en segundo lugar, un déficit adicional para el tesoro público, que ha dado en llamarse déficit cuasifiscal. Obviamente, ambas situaciones generan redistribución de ingresos, licuación de pasivos y manejo de fondos públicos al margen de las autorizaciones presupuestarias pertinentes.

Se pretendió justificar este régimen con el argumento  de que se instrumentaba para evitar perjuicios a particulares afectados por cambios en la situación derivada de su involuntario endeudamiento, como lo insinúa la declaración pública del entonces Ministro de Economía Lorenzo J. Sigaut, hecha el 1º de junio de 1981, se omite tener presente que esos perjuicios se habían difundido hacia terceros por el simple mecanismo del mercado. En otras palabras, los deudores no eran los únicos afectados por las devaluaciones que, inicialmente, motivaron los seguros de cambio. Pero sí fueron los únicos que obtuvieron la tutela estatal y el alivio de sus mayores costos, significando como queda claro un enorme privilegio soportado por el conjunto de la comunidad.

 

2d ) Insistiendo con la explicación a los efectos de demostrar la magnitud de la lesión patrimonial soportada por el tesoro público como consecuencia de los regímenes aludidos, debemos manifestar que esa lesión se mide en términos de moneda extranjera, que se castiga así doblemente a la hacienda estatal.

Por un lado resulta acrecentar la cuantía de su gasto y de su desequilibrio financiero, por otro, además, requiere divisas para satisfacer las obligaciones en el exterior o en moneda extranjera que ha tomado a su cargo. Este acrecentamiento del gasto se traduce en lo que se ha denominado el déficit cuasifiscal, este déficit al ampliar la base monetaria necesaria para atender estas erogaciones ha actuado con factores fundamentales del acrecentamiento, aceleración y propagación de la inflación de aquellos tiempos, todo esto desde el punto de vista económico y social, desde el punto de vista de la legitimidad además, debe decirse que se permitió acogerse a estos beneficios a este reducido grupos de deudores sin investigación previa alguna sobre su causalidad y legitimidad o real existencia de las deudas como posteriormente desarrollaremos en este trabajo.

 

2e ) El daño que sufrió la comunidad nacional al hacerse cargo del endeudamiento privado en lo que se llama la estatización de la Deuda Privada fue de suma importancia porque el proceso de endeudamiento externo privado fue de gran magnitud a partir de 1978.

El constante crecimiento de esa deuda aparece en las compilaciones estadísticas del Banco Central: Desde una cifra de 3.634,05 millones de dólares a fin de 1977 se llega a la suma de 15.647,00 millones de dólares al 31 de diciembre de 1981. En 1978 se había registrado un total de 4.139,01 millones de dólares, en 1979 el total era de 9.074,40 millones de dólares y en 1980, 12.703,00 millones de dólares. Esto significa que en un trienio la Deuda Externa Privada había crecido en un 350% y que se cuadruplicó entre 1977 y 1981, así en 1981 la Deuda Externa Privada representa el 44,1% de la deuda total si le sumamos la Deuda Externa originada en otro concepto que desarrollaremos a posteriori, referente a los avales no cancelados por empresas privadas y de las que se hizo cargo el estado sin repetir contra ellos, podemos llegar a la conclusión que la Deuda Externa Privada representa en su origen la mitad de la Deuda Externa total.

 

2f ) La acción concurrente de la autoridades públicas, significó:

1º Un fuerte estímulo para el endeudamiento privado con el exterior.

2º Y a posteriori, el reconocimiento de un fuerte alivio para quienes optaron voluntariamente para aprovechar ese estímulo.

3º Hacerle soportar al estado las consecuencias finales de ambas decisiones tomadas en condiciones que carecieron de mérito y oportunidad.

Por otra parte este endeudamiento externo es ajeno a las conveniencias o a los requerimientos de la economía del país y está sujeto a los móviles o a las imposiciones de los acreedores externos, principalmente los que componen la llamada comunidad financiera internacional, esto es la banca privada que dirige y ordena el movimiento de los capitales que no encuentra oportunidad de colocación en sus plazas de origen, hacia donde se les presenta la perspectiva de obtener altos rendimientos y adecuadas condiciones de seguridad.

 

2h ) En el trabajo de mi autoría referente a las pérdidas del Banco Central se dejó un claro detalle de la mecánica usada a través de la cuenta Regulación Monetaria para subsidiar las entidades financieras y cargar su costo al estado.

Si quisiéramos medir las pérdidas que provocaron los mecanismos de los seguros de cambio y pases a la comunidad a través del denominado déficit cuasifiscal en el trienio 1981-1983, podríamos decir que el mismo representa el triple de perjuicio respecto al perjuicio causado por la Cuenta Regulación monetaria.

Habrá que triplicar entonces el juicio adverso que mereció el subsidio a las entidades financieras mediante la cuenta que se creó en 1977, cuenta de Regulación Monetaria, mediante la Ley 21.572 para referirlo al que censura el subsidio a los beneficios de los seguros de cambio y de los pases.

Con la aclaración, muy importante, que entre estos beneficiarios aparecen entidades financieras amparadas por el marco normativo que instituye esta cobertura de su propio riesgo operativo. Las cuales, en consecuencia, adicionan en los casos correspondientes, los dos subsidios.

Todo soportado por el conjunto de la comunidad nacional, como contribuyentes forzosos para formar los fondos públicos destinados al pago de tales subsidios, sin que  encuadren en los requisitos propios del establecimiento de tales contribuciones establecidas por la Constitución Nacional y por las leyes correspondientes.

Cabe recordar que para el establecimiento de un tributo debe definirse la causa, la fuente, el hecho imponible, la determinación de la base imponible, el procedimiento de percepción, la definición de los contribuyentes y responsables, nada de esto fue definido, sin embargo en función de un claro privilegio a favor de un sector, el conjunto de la comunidad soportó la carga de este subsidio.

 

2i ) Como resulta claro, la carga al presupuesto del estado de las consecuencia de los seguros de cambio y de pases a través del denominado déficit cuasifiscal provocó un déficit en el mismo, para tener una idea de la magnitud del déficit provocado por los mencionados seguros de cambios y pases, podemos estimar que en el año '81 el 48% del déficit está originado en los mismos, en el año '82 un 25% y en el año '83 el 37%. Si quisiéramos estimar el impacto en la base monetaria, y el efecto inflacionario consiguiente estos índices sirven de referencia.

 

3 ) Período 1983-1989.

 

3 a)Lo relatado hasta acá corresponde al período que va desde el 24 de marzo de 1976 al inicio del gobierno del Dr. Alfonsín, gobierno constitucional en 1983, hay que recordar que la campaña de 1983 se hizo manifestando que la Deuda Externa no se iba a pagar con medidas recesivas y que tampoco se iba a pagar la Deuda Externa ilegítima, así el 7 de junio de 1984 el Presidente de la Nación firma un documento con los dirigentes políticos de los principales partidos. En el diálogo, con los partidos políticos convocado oportunamente por el Ministerio del Interior se rechaza toda negociación de la Deuda Externa que suponga aplicar medidas recesivas y se dice expresamente que sólo se pagará la Deuda legítima, sin embargo al poco tiempo, el entonces Ministro de Economía Bernardo Grinspum, intentó formar un club de deudores para negociar con el club de acreedores representados por el Fondo Monetario Internacional, pero fue desplazado por el equipo del Dr. Sourrouille y  se cambia la filosofía referente a la Deuda Externa y con la aplicación del llamado principio de la continuidad jurídica y de la credibilidad externa se deja de discutir la ilegitimidad de importantes sectores de la Deuda Externa para negociar el pago de su totalidad.

Hay que destacar que este principio de la  Continuidad Jurídica era argumentado por el Fondo Monetario, y por los representantes de los Estados Unidos, continuidad jurídica de una Deuda Externa fraudulenta, contraída por un gobierno usurpador y que fue cargada a la comunidad por un gobierno constitucional. Y cuando nos referimos a la credibilidad externa se trata de la credibilidad de los beneficiarios de esta deuda, que son las grandes corporaciones financieras internacionales unidas a las corporaciones nativas, que forman un conglomerado que con justicia podemos denominar conglomerado expoliador.

 

3b) Así, sometiéndose a los dictados de los acreedores externos, el 1º de julio de 1985 se dictan las comunicaciones A695, 696 y 697. Estas comunicaciones tienen las normas aplicables para atender deudas con el exterior en moneda extranjera cubiertas por operaciones de pase con o sin seguro de cambio, junto a las normas las deudas vencidas o que venzan hasta el 31/12/1985, provenientes de préstamos financieros o comerciales refinanciables, se documentarán en instrumentos que emitirá el Banco Central por cuenta del gobierno nacional o por su cuenta, según el tipo de obligación, con lo que queda sin efecto la diferenciación entre la Deuda Externa Legítima o Ilegítima.

 

3c) De esta manera se aumenta la magnitud de la Deuda Privada que se pone a cargo del Estado, sin que se haya dictado la correspondiente ley que requiere esa aplicación de fondos públicos al pago de deudas de particulares; considerándose además cancelados los seguros de cambio cuando el deudor no hubiera efectuado al vencimiento el depósito en pesos, lo que significa una evidente condonación de deuda con cargo a la comunidad.

De esta manera el Banco Central asume atribuciones que no le corresponden, ni como agente financiero del gobierno nacional, ni como autoridad monetaria. Reiteramos que esta resolución iguala a quienes habían pagado los costos de los seguros de cambio y a quienes no lo habían pagado, unos y otros son igualados por la estatización total que permite al Banco Central a principios de julio la asunción de la Deuda Privada sin diferenciaciones.

 

Esta decisión significa la extinción de la Deuda Privada, estatizando las deudas no cubiertas por el seguro de cambio y por pases con lo que la transferencia a la comunidad se hace total, reiterando la ilegalidad de esta disposición dado que no existe norma legal alguna que autorice al Banco Central o al Estado hacerlo soportar deudas que no ha contraído ni garantizado.

 

4)    Investigación en el Banco Central

 

4a) El 5 de julio de 1984 el directorio  del Banco Central de la República Argentina que entonces presidía el Dr. Enrique García Vázquez, firmó una resolución denominada Resolución 340 que dispuso la conformación del cuerpo de investigaciones (Inspectores de Cambio), que analizarían las declaraciones de deudas en moneda extranjera al 31/10/1983, efectuadas por empresas del sector privado, se aclara que esta investigación dejó de lado la parte pública de la Deuda Externa y que la investigación de la parte privada lamentablemente iba a terminar con una decisión de poner punto final a dicha investigación.

 

4b) En primer lugar por la Res. 340 se fijaron los parámetros para determinar la separación del total de deuda, aquella  deuda  que no se considerara legítima y ellos fueron:

a) Cuando el acreedor externo no conforme dentro de los 45 días del pedido de la solicitud de saldos o niegue la existencia de una deuda ante el pedido de confirmación formulada por el Banco Central.

b) Cuando por cualquier medio de prueba se confirmare  que la calidad de deudor y acreedor podría confundirse, esto es que alguien estuviera prestándose dinero a sí mismo, lo que en el lenguaje financiero se conoce con el nombre de autopréstamo.

c) Cuando la operación fuera realizada fuera de las que se llamaban Prácticas de Mercado generalmente aceptadas.

d) Cuando la operación investigada no se encontrase suficientemente acreditada.

La comprobación de cualquiera de estos cuatro tipos de figuras, daría lugar a la caracterización de ilegal a la deuda investigada.

El total de la deuda alcanzaba a 17.000 millones de dólares los que habían sido estatizados atribuidos a 8.562 deudores, los que podrían dividirse en tres segmentos:

1) El grupo de 19 empresas más endeudadas del país. La primera de ellas con un pasivo de 1.000 millones de dólares y las 18 restantes con deudas no inferiores a 96 millones de dólares. Representaba el 37% de la deuda total del sector privado.

2) El grupo de 495 empresas cuyo pasivo externo iba de un mínimo de 4 millones de dólares hasta un máximo de 96 millones, representaba el 43% del total.

3) El grupo de 8.048 restantes  deudores con deudas que oscilaban

entre los 15.000 dólares y los 4 millones de moneda norteamericana y conformaba el 20% del total de la Deuda Privada.        

Además se consideraban tres grupos de deudores:

a) Deudas comerciales, que se originaron como consecuencia  de la importación.

b) Deudas financieras, producto de préstamos financieros obtenidos en el exterior.

c) Otras deudas, abarcaba toda las demás obligaciones contraídas con el exterior.

La investigación abarcó solamente el 50% de la deudas financieras y un porcentaje considerable menor del rubro otras deudas, dejando de lado la totalidad de la deuda comercial. En las empresas se investigaron solamente las del primer grupo más unas 175 del segundo grupo y aproximadamente 300 del tercero sobre un total de 8.048, es decir que sobre un total de 43.000 millones de dólares la deuda efectivamente investigada alcanzó nada más que a 5.000 millones de dólares, es decir el 11,8% del total de los compromisos externos del país, no obstante, lo irrelevante del monto investigado, los inspectores detectaron numerosas irregularidades que significaron la solicitud de pedidos de bajas de compromisos externos por 1.500 millones de dólares.

Agregamos el hecho de que los bancos acreedores no habían confirmado dentro de los 45 días estipulados por la Resolución 340, un alto porcentaje de las deudas de las empresas radicadas en el país que poseían con ellos, tenemos que el Banco Central además de los 1.500 millones de dólares señalados anteriormente debía haber dado de baja deudas por este concepto que ascendían a los 1.000 millones de dólares con lo que si sumamos los dos items, los 1.500 y los 1.000 millones de dólares, llegamos a la cifra de 2.500 millones de dólares, que sobre una muestra de 5.000 millones de dólares representa el 50% como deuda ilegítima dentro de un trabajo de auditoria donde solamente se investigaba el 11,8% del total de la Deuda Externa Total.

 

¿Qué hubiera pasado si se hubiera investigado el 100% de la Deuda Externa?

 

4c) -Gran parte de las irregularidades cometidas con la Deuda Externa, que siendo privada se estatizó, tuvo que ver con anomalías en la concertación del seguro de cambio. Anteriormente fue suficientemente desarrollado el concepto del seguro de cambio. Digamos que la finalidad era trasladar el costo del endeudamiento privado al Estado y tenía por propósito obtener una refinanciación de la  Deuda  Externa  Privada,  dado que ante la cantidad de vencimientos que se acumulaban en el corto plazo, permitía que los deudores refinanciaran sus deudas en plazos más prolongados, y en 2º lugar atenuar los perjuicios que provocaban a las empresas radicadas en el país las fuertes devaluaciones decretadas por el gobierno de facto, ya que les aseguraran un tipo de cambio más ventajoso, recordamos que, el quebranto que provocaba este beneficio para un pequeño grupo de personas lo sufría el resto de la comunidad. Y a pesar de este beneficio, verdadero privilegio, existen numerosos casos detectados en que la norma resultó notablemente alterada en beneficio de los particulares y en desmedro del Estado por cuanto no se cumplía con los requisitos mínimos que exigían las mismas.

 

4d) Un ejemplo son los denominados Argendólares, eran depósitos en moneda extranjera efectuados por residentes de este país en banco de plaza, tales depósitos podían a su vez ser represtados por estos bancos a otras empresas, pero estas ya no podían obtener los seguros de cambio porque no se trataba de préstamos obtenidos en el exterior, sino que en su origen eran montos en dólares depositados  por residentes argentinos.

Entre los ejemplos de irregularidades en la concertación de seguro de cambio, podemos mencionar el caso del Citibank de Buenos Aires, se le conseguía a sus clientes una línea de crédito del Citibank de Nueva York, con la cual podían cancelar aquellos préstamos que le habían sido otorgados por el régimen de argendólares, ahora sí, pudiendo conseguir el seguro de cambio para la nueva financiación proveniente del exterior. La maniobra violenta el espíritu del seguro y perjudica las arcas del Estado; en fin, permitía a ciertos privilegiados especular con tipo de cambio favorable, aumentando la deuda que caía sobre las espaldas y los bolsillos de todos los habitantes del país.

 

La maniobra de autopréstamo fue otra de las utilizadas para la apropiación ilícita de dinero obtenido gracias a un régimen financiero que la facilitaba.

 

4e) La investigación parcial impulsada por el Banco Central permitió detectar numerosos casos de ese tipo:- Empresas que, ya sea para la obtención de un préstamo del exterior, como para la renovación parcial de uno ya existente,  debían hacer un depósito a plazo fijo en el banco acreedor por un monto igual o superior al préstamo.

Estos plazos fijos eran efectuados con fondos propios que la empresa poseía en el exterior, o bien con la transformación de bonex en dólares. Pero además dichas garantías ni siquiera se informaban al Banco Central. En muchos casos tampoco surgieron de los balances y libros de la sociedad cuando se los investigó.

La nómina de las empresas a cuales se les detectó estas irregularidades es numerosa entre las que podemos mencionar: Renault Argentina S.A.; Cideco Americana S.A.; Socma S.A.; Suchard Argentina S.A.; Cargil S.A.; Celulosa Jujuy S.A.; Ford Motor Argentina S.A.; Sudantex S.A.; Textil Sudamericana, etc, etc, etc.

 

4f ) Otro caso de fraude esta ejemplificado por proyectos de inversión que no se realizan pero endeudan, por ejemplo el caso de Cementos NOA se conformó una empresa para realizar un proyecto industrial en el país. Necesitaba capital, y lo buscó en el exterior. Pero he aquí que el préstamo que le otorgaron no ingresó en realidad al país, sino que por sugerencia del acreedor debió ser transferido a otra empresa del exterior, que sería el encargado de fabricar maquinarias, equipos, aportar tecnología, etc, para la posterior instalación de la planta en la Argentina. Además, el contrato preveía que la operación de importación de esos equipos y servicios correría por cuenta de la firma aludida en primer término.

¿Que sucedió? .- Sólo fueron despachados y recibidos aquí el 20% de las maquinarias, ya que la nobel empresa conformada en el país no pudo efectuar los gastos necesarios para cubrir las importaciones. La situación se prolongó por años, acumulándose intereses por la deuda contraída. Para fundar la empresa que iba a encarar un proyecto industrial, debía pedir un préstamo en el extranjero que necesariamente fue abalado por alguna autoridad económica de la Argentina, o sea por el Estado. Quién esta pagando hoy los intereses de una deuda contraída para el desarrollo de una industria que no fue tal? Respuesta: La comunidad Nacional.

 

4g ) Otra manera de defraudar a la comunidad era presentar aportes de capital disfrazados de préstamos financieros, viene a ser el caso Selvaoil una empresa petrolera que se formó con capital muy exiguo para emprender un emprendimiento industrial como es la exploración de áreas petroleras. Pero como la nueva sociedad era en realidad filial de una gran empresa con sede en el exterior, y la envergadura del proyecto a que se hallaba abocado se contradecía con el escaso capital con que contaba para ese fin, debió requerir financiamiento externo. La casa matriz debería poder capitalizarla, con lo cual no hubiera habido ningún problema, ciertamente, esta sociedad madre realizó fuertes inversiones pero no en forma de capitalización de su nueva filial, sino como préstamo financiero, beneficiándose de paso con el régimen de seguro de cambio, lo que aseguró además una más rápida repatriación de la inversión.

 

4h) Otra forma de maniobra defraudatoria se realizaba subfacturando para abultar la deuda, tal es el caso de Cogasco S.A. En este caso la empresa depositó en su casa matriz en el exterior los fondos de un préstamo que le otorgaron ante una circunstancia legalmente determinada; Como el préstamo no fue ingresado al país sino que se utilizó para adquirir insumos industriales por la casa matriz, la sociedad local incurrió en maniobras de subfacturación.

Así por ejemplo: a) Trajo del exterior ciertos bienes de uso importados o inversiones temporarias, es decir, se usan y son devueltos al exterior sin que la operatoria ocasionara movimientos de divisas, pero en los libros inspeccionados figuraban como inversiones definitivas que se deben pagar engrosando la deuda;

b) Declaró que el préstamo financiero debería ser pagado en dólares, cuando en realidad parte lo fue en otras monedas que sufrió devaluaciones respecto de la divisa norteamericana;

c) La casa matriz o filial depositaria  de los fondos prestados los retuvo sin aplicarlos a la compra de los insumos que debía enviar a la sociedad Argentina, es lo que se llama mantener fondos  ociosos, en todos los casos genera acumulación de intereses, mayor endeudamiento, que obviamente tiene que afrontar el país.

 

4 i) En qué quedaron los resultados de esta investigación ?

El 4 de diciembre de 1986 la gerencia del sector externo elaboró el informe Nº 480/161 modificando la antes mencionada resolución Nº 340, desnaturalizándola. Así es que el punto en que el acreedor externo no confirme la existencia de su deuda dejó de considerarse como argumento para ser dado de baja.

También el caso de los autopréstamos fueron dejados de lado como argumento para dar de baja a deudas reclamadas.

El punto referente a las prácticas normales de mercado generalmente aceptadas, fue definido en forma ambigua, lo que sirvió para eludir las circunstancias que debieron haber dado de baja a numerosos préstamos acogidos a seguro de cambio.

 

Podemos resumir diciendo:

a) Nunca se impulso la inspección de la totalidad de la deuda, sino que se impartieron directivas de atenerse a un muestreo determinado desde arriba.

 

b) Se desnaturalizó el espíritu de la resolución 340 haciéndolo totalmente inicuo por medio de la resolución 480/161.

 

c) Con el argumento de que el Banco Central es la autoridad natural de aplicación en el tema de la Deuda Externa, el radicalismo en el gobierno en ese momento, se opuso a que la investigación fuera realizada por los representantes del pueblo y de las provincias en las cámaras del Congreso de la Nación.

También es cierto que de parte de los legisladores especialmente del oficialismo, no se manifestó suficiente interés dado que podrían haber hecho uso de los fueros que le corresponden para constituirse en el Banco Central y reclamar rendición de cuentas.

 

d) Los caminos elegidos por el gobierno en materia de negociaciones con el Fondo Monetario y la Banca Acreedora Externa, dejan en claro que no existió la voluntad de esclarecer la cuestión hasta sus últimas consecuencias, muy por el contrario se adoptó un criterio de sometimiento.

 

e) Fuera de cualquier especulación partidaria lo concreto es que todavía el gobierno constitucional no ha establecido las responsabilidades personales y empresariales o gubernamentales que correspondan, definiendo cuál es la parte legítima e ilegítima y cuales son sus responsables.

 

4j ) El país contaba con numerosas pruebas que definían la posibilidad de  dar de baja a grandes cantidades de deudas que hubieran ahorra