DETIENEN A UN JEFE Y UN TENIENTE DE LA BONAERENSE, VINCULADOS CON EL SECUESTRO DE BERGARA

Golpe a la ola de (in)seguridad

Regresar a Prensa Alternativa Diario Mar de Ajó (el diarito) Prensa Popular

Se trata del jefe de la Departamental de Berazategui y un subordinado. El jefe recibió en su celular un llamado de los secuestradores poco antes de que la familia recibiera un llamado de la banda. En casa del teniente encontraron siete kilos de marihuana.

El jefe de la Departamental de Berazategui y un subordinado fueron detenidos por orden de la Justicia Federal de Quilmes en vinculación al secuestro del empresario Leonardo Bergara. En la casa del subordinado, un teniente, fueron hallados 7 kilos de marihuana. Un llamado de uno de los secuestradores al celular del jefe policial detenido, inmediatamente antes de que el mismo secuestrador llamara a la familia de Bergara para negociar el rescate, dio argumentos suficientes para las detenciones. Luego se realizaron cuatro allanamientos. El gobernador Daniel Scioli sólo se refirió al secuestro: “Hay que cuidar la vida de Leonardo”, dijo, en lo que se interpretó como un mensaje público de que no se responsabilizaría por los riesgos de la búsqueda, dirigido a la Bonaerense. De las detenciones de los dos uniformados, ni mención. El ministro de Seguridad, Carlos Stornelli, relativizó la participación de los dos policías detenidos como “tangencial”, sin especificar en qué consistiría la tangente.

Bergara fue secuestrado alrededor de las 9 de la mañana del lunes 22 de diciembre pasado, en Ranelagh, en territorio donde tenía jurisdicción el capitán de la Bonaerense Juan Vicente Cardozo, jefe de la Departamental de Berazategui. El empresario viajaba con su esposa en su 4x4 Grand Cherokee y fue interceptado por al menos cuatro hombres que simulaban ser policías, enmascarados y armados. Minutos después liberaron a la mujer y dejaron la 4x4 a un lado de la autopista Buenos Aires-La Plata, cerca del cementerio Parque Iraola, de Hudson.

El 30 de diciembre pasado, la fiscal federal de Quilmes, Silvia Cavallo, obtuvo una pista de los investigadores que apuntaba sobre el capitán Cardozo. Ese día, uno de los secuestradores había llamado a la familia para negociar el rescate de Bergara, que inicialmente habría estado fijado en un millón de dólares y que después fue recortado hasta medio millón. Instantes antes, ese mismo número fue detectado en un llamado al celular de Cardozo. Poco después, el capitán se presentó ante los investigadores de la DDI de Quilmes para argumentar que en su celular, que estaba en poder del teniente Ariel Víctor Vega, había recibido el llamado de un informante que tenía datos sobre los secuestradores, pero las explicaciones no cerraron en la lógica de los investigadores. El llamado recibido al celular de Cardozo no estaba grabado porque no provenía de una escucha, pero la conversación que tuvo el secuestrador con la familia sí fue grabada. En ella se entregó la primera prueba de vida: Bergara leía una noticia sobre el hallazgo de un galeón en Puerto Madero.

Al capitán y al teniente los siguieron durante unos días y luego la fiscal Cavallo pidió las detenciones, que se realizaron el lunes pasado a la medianoche, junto con cuatro allanamientos. Los dos policías se encontraban en su puesto, en la Policía Distrital de Berazategui, y quedaron a disposición de la fiscal y del juez federal de Quilmes, Luis Armella. “La fiscal no es de la idea de allanar y sostiene la política de negociar en casos de secuestros”, dijo a este diario una fuente de la investigación. Pero después de la evidencia de la participación policial, Cavallo terminó por avanzar con los allanamientos.

Se realizaron en Villa Dominico, Mercedes, Pilar y en la propia Distrital de Berazategui. En Villa Dominico, Merlo 4467, donde vive el teniente Vega, encontraron siete kilos de marihuana. Siguiendo el hilo, los investigadores detectaron que tanto Cardozo como Vega habían participado en dos operativos de secuestro de drogas, realizados el 30 de octubre y el 12 de noviembre pasado. En el primero, realizado en una casa en la avenida 12 y calle 114, de Berazategui, la Bonaerense secuestró más de 100 kilos de marihuana y se detuvo al dueño del inmueble. En el segundo, realizado en Camino General Belgrano al 2300, de Quilmes, fueron secuestrados otros 100 kilos y seis de cocaína y fue detenida una mujer. La droga aparentemente llegaba desde las provincias del norte argentino y era comercializada en la zona de La Plata. La investigación sobre los narcos estaba en manos del juez Armella, el mismo que ordenó ahora las detenciones de los dos policías. Ahora se intenta determinar si los siete kilos hallados en lo de Vega son un recorte de los operativos o si provenían de otra línea y también si hay vinculación entre los secuestradores y la red de narcos.

Scioli no batió parches contra la inseguridad como acostumbra, y sólo se refirió al cuidado por la vida del secuestrado. Muchos lo interpretaron como un mensaje público anunciando que no pretende cargar con los riesgos de un operativo que ponga en peligro la vida de Bergara. Stornelli sólo se refirió a su teorema de las tangentes.

Regresar a Prensa Alternativa Diario Mar de Ajó (el diarito) Prensa Popular


Contador de visitas Estadísticas