El cultivo de colza Flor de Colza

Regresar a Prensa Alternativa Diario Mar de Ajó (el diarito) Prensa Popular

La colza (Brassica napus), es una oleaginosa muy difundida en el mundo, que produce aceite comestible de excelente calidad, cuyo principal productor es la Unión Europea con 10,5 millones de toneladas. En Argentina el área de mayor difusión es la provincia de Buenos Aires con 14 mil hectáreas.

Las limitaciones en su difusión han sido principalmente su competencia con el trigo ya que ambos tienen períodos de ocupación similar. El otro motivo que redujo su difusión en áreas muy aptas para este cultivo, es la no existencia de herbicidas selectivos que permitan diferenciarlo de la maleza de nombre común nabo (Brassica campestris o Brassica napus).

Son esencialmente las mismas plantas con la diferencia que estas últimas contienen ácido Erúsico, tóxico para el consumo humano y motivo de reducciones de precio en la comercialización. Esta última circunstancia ha sido la causa principal por lo que fracasó su difusión en la región este - sudeste de la provincia de Entre Ríos donde el cultivo de trigo presenta altos riesgos a enfermedades fúngicas, especialmente Fusarium y mancha amarilla, y la colza podría ser una alternativa válida.
 

En la región triguera argentina, la colza constituye una alternativa de diversificación para enriquecer el esquema de rotación, fundamentalmente en el centro sur, sudeste y sudoeste de Buenos Aires y este de La Pampa, zonas en las que durante el invierno, sólo se cultivan trigo y cebada. Por su mayor rusticidad, la colza puede rendir bien en suelos menos aptos para estos cereales, y en siembras tempranas o intermedias, permite la realización de cultivos de segunda e introduce una variante a la rotación actual, limitada a trigo-girasol.

Paralelamente, en la región pampeana, su cultivo está estrechamente vinculado a la actividad apícola (1), dado que la colza es un buen aliado de las abejas. Actualmente hay apicultores que están proyectando sembrar este cultivo, debido a que a causa del proceso de agriculturización y más recientemente de sojisación, se produjo una fuerte retracción de la superficie destinada a la ganadería, cuyas especies forrajeras constituyeron la principal fuente para la producción de miel, por lo que los apiarios se fueron paulatinamente quedando sin las fuentes nectíferas (2). De esta forma se reemplazarían las clásicas rotaciones trigo-soja y trigo-girasol por colza-soja o inclusive colza-girasol

Sin embargo, a pesar de lo señalado precedentemente y de contar de condiciones agroclimáticas favorables, el cultivo de esta oleaginosa no se ha difundido en Argentina, siendo sus principales factores limitantes: falta de información sobre manejo, comportamiento y fertilización de cultivares , dificultades del manipuleo (3) de la semilla en la cosecha y postcosecha (4), escaso asesoramiento en el acopio y posterior comercialización, baja productividad física por hectárea (5) y precios poco alentadores en relación con el trigo, su competidor en la rotación.

Es por las razones expuestas, que luego de alcanzar en la campaña agrícola 1991/92 sus valores pico de área sembrada y de producción (6), se produjo en forma errática y paulatina un marcado descenso de los mismos. Actualmente se ha renovado el interés de las empresas procesadoras y exportadoras por este cultivo, y se están realizando contratos de siembra con precio y recepción asegurados, factores anteriormente limitantes.

El aceite comestible obtenido de su molturación, es uno de los mas apreciados y demandado por su excelente calidad, y junto con el de oliva, es considerado como uno de los mejores para la alimentación humana, por su contribución a la baja formación de colesterol en la sangre (7). El mejoramiento genético, principalmente canadiense, de los últimos 40 años, ha permitido bajar, a niveles compatibles con una excelente calidad, el contenido de ácido erúcico (8) y de glucosinolatos. Esos compuestos son los responsables del sabor y olor característicos de estas plantas y producen problemas nutricionales en la alimentación de humanos y animales. Esto llevó a llamar �CANOLA� (9) o "colza doble-cero" (10) a las variedades que poseen estas características para identificar mas fácilmente a este producto diferenciado.

La harina de extracción, comparable con la de soja, posee alto valor nutricional, utilizándose como suplemento proteico, en las raciones balanceadas para la alimentación animal.

A partir de la década del 1970, el cultivo de colza tuvo a nivel mundial un gran auge, convirtiéndose en una de las principales oleaginosas en algunos países como Canadá, Francia, China, Australia, India, entre otros. En la producción mundial de granos, la colza ocupa el segundo lugar en el mundo, después de la soja, como proveedora de aceite. China, en el quinquenio 1999/03 se erigió como el primer productor al aportar el 28,5% al tonelaje mundial, seguido en orden de importancia por Canadá (16,6%), India (12,6%), Francia (9,3%), Australia (4,3%) y el Reino Unido (3,8%).

En cuanto a los principales exportadores de aceite, si bien en el mercado mundial la oferta se encuentra muy atomizada, Canadá al concentrar para el período 1999/02 el 20,1% de la misma, encabeza el ranking de exportadores, ubicándose a continuación Francia (7,9%), Estados Unidos (3,7%) y el Reino Unido (3,5%).


(1) La provincia de Buenos Aires, por sus condiciones agroecológicas, fue tradicionalmente el principal productor de miel de nuestro país.

(2) Además, el uso intensivo de los herbicidas prácticamente terminó con muchas especies de la flora autóctona, tales como cardos, nabos, diente de león y vara de oro.

(3) Es notoria la escasa la información disponible en materia de manejo del cultivo en sistemas de siembra directa, ubicación del cultivo en la rotación, control de malezas latifoliadas y daños y control de los principales insectos que afectan al cultivo.

(4) Por ser una semilla de forma esFerica y de tamaño minúsculo, y por la escasez de equipos recolectores adecuados a tal fin.

(5)Un aspecto crucial para lograr altos rendimientos en un cultivo de grano es comprender como las distintas etapas del cultivo responden a los factores del ambiente que regulan la duración de las mismas. Este entendimiento podría ser de utilidad en la elaboración de algunas alternativas para aumentar la productividad de la colza y poder establecer su potencialidad para las condiciones del país y optimizar el rendimiento en la región pampeana.

(6) 45,5 miles de hectáreas y 57,0 miles de toneladas.

(7) Se utiliza como aceite comestible en ensaladas, para cocinar y elaborar margarinas. Otro uso del aceite de colza es la producción de biodiesel, al no tener un mercado muy desarrollado como grano, a diferencia de otros commodities como la soja o el girasol, el costo de oportunidad para convertirlo en biodiesel es menor.

(8) Su porcentaje se redujo prácticamente a cero.

(9) Canadian Oil Low Acid.

(10) Cero contenido de ácido erúcico y glucosinolatos.
 

Regresar a Prensa Alternativa Diario Mar de Ajó (el diarito) Prensa Popular