El costo mortal de informar sobre la guerra  Informe de  International Press Institute (IPI) International Press Institute (IPI)

  Regresar a Prensa Alternativa Diario Mar de Ajó (el diarito) Prensa Popular   

El 2003 fue uno de los años más sangrientos de los últimos tiempos para los corresponsales de guerra con 19 periodistas asesinados en Irak, 14 durante la guerra, cinco en el período posterior y dos desaparecidos que se presumen muertos. Ya sea trabajando en forma unilateral o dentro de unidades militares, los periodistas pagaron un alto precio: muchos murieron como resultado de fuego enemigo, fuego amigo, ataques suicidas, confusiones de identidad, accidentes o enfermedades repentinas.

La experiencia reforzó la necesidad de los medios de enfrentar los temas de seguridad, a la vez que invitó a los militares a revisar sus términos de relacionamiento, sus líneas de comunicación con los medios en tiempos de guerra y la forma en la cual las muertes de periodistas son investigadas. Es significativo que varias muertes en Irak podrían haber sido evitadas si los soldados combatientes hubieran tenido la misma información que sus superiores con respecto a el paradero de los periodistas.

Aparte de Irak otros 45 periodistas en 19 paises perdieron sus vidas en el 2003. La región más peligrosa fue Asia, donde 19 periodistas fueron asesinados: siete de ellos en las Filipinas, tres en Nepal y tres en India. Mientras tanto en Bangladesh se realizaron violentos ataques a los medios y las mejoras que hubo en Sri Lanka se vieron empañadas por la intriga política. Es más, en Burma, China y Vietnam aún se arresta y encarcela a usuarios de internet por promover la democracia.

En las Américas, donde 17 periodistas fueron asesinados, Colombia continúa siendo consistentemente el país más peligroso del mundo para ejercer esta profesión con nueve muertes. Otros cuatro periodistas murieron en Brasil y este país es representativo de gran parte de la región, donde las amenazas de muerte, las estrictas leyes sobre difamación y el acoso por parte de los organismos oficiales juegan un rol importante en reprimir a los medios.

Cuba también dió fuertes sentencias de cárcel a 28 periodistas que intentaban reportar libremente, lo cual lo hace el país con más periodistas encarcelados del mundo.

Hubo cuatro muertes de periodistas en Europa, tres de ellas en Rusia y el cuarto fue encontrado muerto bajo circunstancias sospechosas en Ucrania. A lo largo y ancho de esa región hay constantes batallas entre los medios y los gobiernos. En otros países europeos, como Azerbajan, Bielorusia y España, los medios sufren violencia y persecuciónes.

Dos periodistas fueron asesinados en Africa, ambos en Costa de Marfil, donde la guerra que supuestamente terminó en julio de 2003 aún ejerce su influencia. Etiopía, Eritrea, Swazilandia, Togo y Zimbabwe siguen suprimiendo a los medios. En el Oriente Medio, sin contar la guerra en Irak, dos periodistas fueron asesinados en los territorios palestinos y uno murió como resultado de interrogatorios en Iran.

Si bien ha sido más tranquilo que el año anterior, en la región de Australasia y Oceanía los oficiales aún atacan verbalmente a los medios.

Conteniendo 184 informes en paises y territorios alrededor del mundo el IPI World Press Freedom Review es un análisis del estado de la libertad de prensa en 2003.

                                            Regresar a Prensa Alternativa Diario Mar de Ajó (el diarito) Prensa Popular