CHINCHILLAS
  • La chinchilla es un roedor del Norte de Argentina, Chile, Sur de Bolivia y Perú. Esa zona ha sido su habitat natural hasta fines del siglo pasado en que la caza indiscriminada del hombre terminó con la especie salvaje.

Regresar a Prensa Alternativa Diario Mar de Ajó (el diarito) Prensa Popular 

  • Hoy, esta pequeña especie Argentina existe gracias a la aparición de los Criaderos que permiten reproducirlas en cautiverio. Gracias a la cría intensiva y la mejora genética, la piel de criadero de hoy, es tan diferente de la antigua salvaje, que si las comparáramos, creeríamos que estamos observando dos especies diferentes.

  •  La piel de chinchilla es la más cotizada en el mundo por el mercado peletero. Es la más liviana, sedosa, tupida y suave. En nuestro país, la Industria aparece hacia principios de la década del 60 y desde aquella época ha tenido un notable crecimiento. 

  • Hoy en el año 2004 Argentina ha pasado a ser un lider mundial en este Industria de exportación. Si bien el crecimiento ha sido importante desde sus inicios, se puede decir que en los últimos 10 años (1994-2004) la situación coyuntural mundial ha dispuesto circunstancias tan favorables para la expansión de esta industria que la tornaron mucho más atractiva aún.

  • Ejemplo: Como consecuencia de las nuevas corrientes ecologistas que ocasionaron la prohibición de la caza indiscriminada de animales salvajes en peligro de extinción, los peleteros dejaron de trabajar con dichas pieles y giraron todas sus compras hacia los pelíferos de criadero. Dentro del ámbito de pieles más selectas o exóticas y caras, la chinchilla competía con el Oso polar blanco y la Marta Sibelina (entre otros). La piel del Oso polar se dejó de trabajar para proteger a la especie en extinción y la Marta Sibelina sufrió una terrible caída de precios al ingresar Rusia al mundo capitalista que inundó el mercado con estas pieles. La chinchilla pasó a ser la piel más codiciada y más cara entre las pieles exóticas.

  • Ya para 1996 todas las casas de moda de más alto prestigio en la peletería terminaban sus desfiles con prendas de chinchilla. Durante el período 1994-1996 EE.UU. encabeza la producción mundial seguida por Canadá, Alemania y Argentina. En cuanto a Calidad, EE.UU era líder indiscutido seguido por Canadá, Argentina y Alemania.  

  • Para 1996-1998 Alemania distrae una enorme cantidad de su producción de pieles hacia el mercado de las mascotas o Pets que por esos días hace un boom en Europa Occidental. En Canadá y EE.UU se encarecen notoriamente los costos de producción debido al elevado costo de la mano de obra, el valor de los cereales y los costos de los curtidos (en Argentina curtir una piel cuesta u$s 1,5 dólares, en los países desarrollados como Dinamarca o Alemania cuesta entre u$s 8 y u$s 9 cada una siendo de igual calidad.

  • El aumento de precios de las pieles, producido, por el aumento de la demanda fue acompañado lamentablemente, en dichos países por un aumento notable en el costo de producción. Producir una piel en Argentina en 1998 tuvo un costo aproximado de u$s 10 por piel, en el 2000u$s 14 y en el 2002 u$s 5 y 2003 u$s 6 mientras que en EE.UU se elevó a u$s 24 y en Canadá a u$s 22. Esto ocasionó que el crecimiento de la Industria en Sudamérica (con Argentina a la cabeza) fuera muy superior al de los países nórdicos.

  • Para este año 2004 todos los analistas sobre el tema presentan a la Argentina como uno de los mayores productores mundiales de pieles de chinchillas con una producción cercana a las 40.000 pieles por año. Junto con Argentina y Brasil (de un rápido crecimiento también) se encuentran en la cabeza de la producción mundial países de europa oriental como Croacia, Republica Checa, Polonia y Hungría. En ninguno de estos casos (tampoco en Brasil) se logra la calidad que tenemos en Argentina. Sin embargo si hay una calidad tope en países como EE.UU. , Canadá, Finlandia etc. etc. 

  • La demanda mundial de estas pieles de buena calidad es tan grande y la oferta tan pequeña que quienes cuentan hoy con pieles de chinchillas de calidad cuentan con un patrimonio de inmenso valor. 

  • En cuanto a calidad, se puede decir que en este año 2004, Argentina, con la firma Chinchillas Eldorado a la cabeza cuenta con varias de las las mejores cabañas del mundo, por lo tanto el liderazgo es completo tanto en cantidad como en cantidad.  

  • Hoy  la Argentina, contando a los criadores serios que trabajan con calidad, agrupados y protegidos por la A.A.C.Ch (Asociación Argentina de Criadores de Chinchillas) exportó toda la producción nacional, no hay pieles y se necesitan miles para satisfacer la demanda mundial. El movimiento económico de este emprendimiento puede resumirse de la siguiente manera. Mínimo tiempo de atención, bajos costos de mantenimiento, sin gran infraestructura ni gastos de instalaciones, sin empleados, altísimo valor de venta del producto final (la piel) totalmente para exportación con un mercado internacional asegurado.

Bajos costos de producción: Una chinchilla come 25 gramos diarios de alimento balanceado, un puñado de alfalfa y agua. Se trabaja con sistemas de familias poligámicas en los que un macho sirve a 4 o 5 hembras. Su gestación es de 111 días, y tienen 4 hijos por año en dos partos diferentes.

Veloz movimiento financiero: A los 6 meses tanto el macho como la hembra está en condiciones de procrear y a los 11 meses de edad ya se pueden sacrificar (a los machos sobrantes). Recuerde que Ud. necesitará sólo el 25% de los machos que la han nacido el resto será su producción a vender). AMORTIZACION: Una Chinchilla puede vivir hasta 20 años, procrear hasta los 12 pero comercialmente se las trabaja 7 u 8 años. Luego su piel tiene un alto valor residual. - Agil sistema de comercialización y sin monopolios: Las pieles se venden unitariamente (así el productor venda 1, 10, 100 o 1000), y su valor dependerá exclusivamente de la calidad individual de cada una de ellas. Nosotros compramos la producción en vivo o en piel desde 1964, con un contrato escrito (única cabaña de Argentina) que se entrega al momento de llevarse los animales.

 

Instalaciones

Generalidades:

Modificaciones a la estructura actual que disponemos en:

1- Una habitación

a) Necesidades mínimas

b) Ubicación de la habitación (planta principal, terraza, subsuelo)

2- Un garage

3- Un galpón

-Construcción de:

3.1- Un galpón pequeño

3.2- Un galpón mediano

3.3- Un criadero completo

4- Cuando disponemos solamente de un terreno baldío.

- Distintos sistemas de ventilación.

- Otros sistemas de extracción y cambio de aire.

- Costos de construcción de un galpón tipo.

- Mantenimiento de los aires acondicionados.

- Situaciones especiales-emergencias.




- Generalidades:

La chinchilla es un roedor, noctámbulo, de zona montañosa de muy bajas temperaturas, de clima seco y que vivía en cuevas.

Hoy la chinchilla de criadero ha evolucionado: Se han modificado sus necesidades y su habitat conforme a lo que el hombre le ha venido proporcionando desde 1923.

Sin embargo, conocer las antiguas necesidades será útil para saber manejarnos con tranquilidad.

El principio general es que " cualquier lugar cerrado, aislado de las altas temperaturas y bien ventilado es apto y válido para la cría en cautiverio". No importan las medidas, no importa su ubicación: puede ser en Tierra del Fuego como en Misiones, en Montevideo como en San Pablo. Lo importante es que se cumplan los requisitos enunciados. La chinchilla puede soportar temperaturas de -5° C hasta 30 ° C y en una habitación de 4mts x 4mts. se pueden albergar cómodamente trescientas chinchillas.

Ahora seamos más específicos:

La chinchilla no está igualmente cómoda con 18 grados de temperatura que con 28 ° C, ni tampoco con 90% de humedad que con 40%. Ni será igualmente rentable un criadero en el que, apenas la temperatura exterior suba de 30° C, haya que prender el aire acondicionado, que otro que esté tan bien aislado que nos permita una diferencia Interior-Exterior de 10° C.

Como finalmente tampoco será igualmente rentable una ventilación natural que una artificial.

Sin embargo la experiencia nos ha demostrado que todos los grandes criaderos del mundo se han iniciado de la misma manera. CON EL LUGAR DISPONIBLE EN SU MOMENTO Y LAS MODIFICACIONES MINIMÁS.

Con el correr de los años, hemos visto situaciones de todo tipo y muy diversas. Gente que antes de saber nada de chinchillas edificaron unas construcciones majestuosas para el futuro criadero, con pisos de mármol, costosas cerámicas y numerosos elementos inútiles para el buen funcionamiento del criadero. Desviando los recursos originales hacia la construcción en vez de dirigirlos hacia la compra de la mayor cantidad de reproductores de buena calidad.

A lo largo de este capítulo iremos viendo qué es imprescindible y qué no lo es. Esencialmente veremos que el criadero debe ser adecuado, cómodo, ingenioso, barato y útil para nuestra actividad. Lo demás, lo superfluo, lo excéntrico, lo bello solo ocasionará un gasto en vez de una inversión, que nos demorará en el recupero de nuestro capital invertido.

Entendamos la terminología que usaremos de aquí en adelante:

AISLACION: Control de la temperatura interna del local, de modo tal que podamos controlar en todo momento sus mínimas y máximas. La aislación podrá ser externa (fuera del local) o interna (dentro del local).

VENTILACIÓN: Es el movimiento continuo de aire dentro del local, para que no permanezca quieto en ningún momento: debe abarcar todos los lugares del criadero y en ningún caso debe haber corriente directa sobre los animales.

Cuando el aire esta quieto toda la suciedad del ambiente cae y se adhiere sobre las jaulas y la piel de los reproductores.

La ventilación natural es aquella que se logra a través de ventanas y puertas o, la ideal con grandes ventiluces por encima de las jaulas.

La ventilación artificial es la que se obtiene a través de ventiladores de techos, de pie, de turrbinas de aire. Este sistema artificial funciona generalmente ininterrumpidamente noche y día desde Septiembre hasta Abril (en el hemisferio sur).

EXTRACCIÓN O CAMBIO DE AIRE: Es la renovación del aire del criadero cuando éste se encuentra viciado, sea por el olor a orín, o simplemente por el hecho de haber muchos seres vivos en un lugar cerrado. Cuando una habitación, local o galpón se encuentra colmado de animales, la renovación de aire debe hacerse quince veces por hora.

 

-Efecto Horno

El Efecto Horno es una situación muy común que se presenta en los locales que están mal orientados con respecto al sol. Luego de un día caluroso, el sol ha pegado durante toda la mañana en la pared del Este, al mediodía en el techo, y al atardecer en la pared del Oeste. Generalmente a las seis o siete de la tarde la temperatura ya ha descendido y esta más fresco, sin embargo el sol sigue apuntando hacia la pared del Oeste y la mantiene caliente ya que los suaves rayos no permiten que se enfríe, esto provoca que se mantenga el calor dentro del local, cuando afuera ya está más fresco.

Resumiendo, diremos que el Efecto Horno se produce cuando dentro del local hay más temperatura que afuera porque los pocos rayos solares que permanecen mantienen caliente la pared del Oeste. Conclusión: Siempre hay que proteger esa pared, sea con un toldo, una visera, unas enredaderas o simplemente mojándola en los días más calurosos.

 

Siguiendo con las generalidades diremos:

- Deben evitarse todo tipo de humos, gases, etc, dentro del ambiente del criadero.

- Debe impedirse la entrada de animales de otras especies, desde perros o gatos hasta roedores e insectos, que pueden ocasionar nerviosismo o transmitir enfermedades (no directamente a nuestras chinchillas, pero sí a los alimentos que ellas comerán). Entiéndase bien, el 90% de los criadores tienen perros y/o gatos u otros animales, pero nunca en el mismo recinto en que están las chinchillas. No habrá ninguna clase de problemas si el perro está alrededor del criadero pero sí lo habrá si está dentro de él, y más aún si le ladra frente a la jaula.

- El agua de suministro debe ser potable en todos los casos, habilitada para consumo humano. Debe ser cambiada por agua fresca día por medio como mínimo, Pueden usarse los bebederos automáticos o bebederos en botellas. Si el agua no fuera corriente y lo fuera de pozo, a pesar de que fuera potable es recomendable un examen periódico de la misma.

- Las chinchillas se habitúan: Tanto a la jaula propia (de olor muy particular para ellas), como al cuidador, al horario , al criadero, sus ruidos y luces, a una altura desde el piso. etc, . Por ello todos los cambios tienen su influencia, mayor o menor y deben ser tenidos en cuenta para contrarrestarlos, o por lo menos aminorar su intensidad.

- Sobre el tema de la protección del frío en Invierno y otoño no es mucho lo que se deba analizar ya que si el galpón está correctamente aislado, será suficiente ubicar dentro del recinto un radiador eléctrico de aceite, que son muy económicos tanto para su compra como en su consumo.

Estos aparatos han reemplazado a todo anterior sistema de calefacción. Antes se usaban estufas eléctricas de quarzo, que si bien no eran peligrosas, su consumo era demasiado alto. Se utilizó también la estufa a kerosén, pero si bien, es la más económica es la más peligrosa. De noche había que apagarla por temor a incendios y también debido al olor del combustible.

Lo mismo sucedía con la garrafa de gas y la pantalla (de noche, que es cuando más frío hace, había que apagarla).

Por último algo muy útil y en pleno uso es la estufa de tiro balanceado. Sólo adolece de dos contras: la necesidad de poseer la red de gas, y el costo de su compra inicial.

 

1- Una habitación

Este es el local más común, y con certeza, el caso típico de los inicios de todas las grandes cabañas de hoy, en Argentina y en el mundo.

Todos los grandes criadores de hoy se han iniciado en una habitación de la casa, casaquinta, la casona de un campo y hasta en departamentos. Luego fueron creciendo y ampliándose.

Los detractores, que critican a los que promocionan la actividad por sus avisos publicitarios, usualmente lo hacen en función de que las publicidades dicen "críe chinchillas en su casa, garage o galpón" y que nadie puede vivir de lo que rindan doscientas chinchillas en el fondo de la casa.

Esto es un doble error. Por un lado, 200 chinchillas de super calidad rinden mucho más que 600 de mala calidad. Por otro lado nadie puede decir qué capital necesita la otra persona para vivir, hay quiénes viven felices con u$s2000 mensuales y quiénes viven infelices con u$s20000.

Por último y lo que se refiere a este capitúlo: Quien comienza en una habitación de la casa y alcanza una cantidad de cuatrocientos animales de primera cualidad; se encontrará en una disyuntiva muy clara. " crecer o frenarse?" . La solución obedecerá obviamente a cuestiones puramente personales, donde entrarán a considerarse variables tales como; mayor personal, construir, comprar, alquilar, dejar otra actividad, etc, etc,.

No debe preocupar al lector este cuestionamiento. En el 99% de los casos de aquellos criadores serios y dispuestos a hacer las cosas bien, la respuesta es... seguir creciendo....

Llegado a esta situación, el criador ya domina el manejo, conoce al dedillo las necesidades de sus reproductores y las suyas propias. A esta altura de las circunstancias podrá hacer el mejor, más cómodo y económico criadero a su criterio.

 

a) Necesidades mínimas:

-Un termómetro de pared

-Una radio pequeña encendida a un volumen medio. El ruido permanente que provoca la música y demás sonidos de la radio hará que los animales se acostumbren a un ruido permanente y no se asusten o se estresen cuando ingresemos al criadero. Se ha llegado a esta conclusión luego de muchísimas experiencias. Antiguamente se creía que si el único que entraba al recinto era el dueño-cuidador, sus chinchillas lo reconocían y no se asustaban. Hecho que es totalmente cierto pero incompleto. Si el criador (por más cuidadoso que fuera) se le cayera la cuchara al piso al momento de dar de comer, el sonido agudo de la caída provocaría un susto a todos los animales. Con la radio se han terminado esa clase de problemas como muchos otros más serios aún, tales como los ruidos de la calle, de los vecinos, de las fiestas, de los fuegos artificiales y petardos de fin de año y de cualquier otra actividad que pueda estar desarrollándose en las cercanías del criadero.

-Un ventilador de techo para cada cien animales como mínimo. Pero recordemos que cada caso es particular en función de las otras condiciones del ambiente.

-Aire acondicionado para locales que no tengan una correcta aislación, o que se encuentren en lugares de climas muy calurosos. 

Es importante realizar un breve estudio acerca de la mejor disposición de las jaulas en cada local, la ventilación y la aireación.

Lo importante es entender el concepto, ya que las necesidades del criadero se van modificando a medida que éste va creciendo.

Si iniciamos la actividad con dieciséis hembras y cuatro machos, la habitación parecerá inmensa y sólo se necesitará un ventilador de techo para mover el aire, y en Verano será muy fácil bajar la temperatura en los días de extremo calor.

Si iniciamos la actividad con cien hembras y cuarenta machos necesitaremos de inmediato dos ventiladores de techos, una buena aislación y en poco tiempo un extractor de aire.

A mayor cantidad de animales por metro cuadrado mayor será la necesidad de la asilación, ventilación y cambio de aire. 

b) Ubicación de la habitación.

-En el subsuelo

-En la planta principal

-En la terraza.

 

Si desea continuar informándose sobre éste capítulo puede adquirir el  libro :

CRIA Y COMERCIALIZACIÓN DE CHINCHILLAS ¨COMPENDIO ACTUALIZADO" en

La calle Venezuela 3956 (1211) Capital Federal, Buenos Aires Argentina Tel (54 11) 4981-0034    4981-9019 y telefax (54 11) 4981-9019 de Lunes a Viernes de 11.00hs a 19.00hs. y Sábados de 11.00hs.a 14.00hs. Donde recibirá además información adicional gratuitamente y podrá ver el criadero con más de 6000 animales.

Regresar a Prensa Alternativa Diario Mar de Ajó (el diarito) Prensa Popular