EL CAMPO NO ES UN TODO HOMOGÉNEO Y RECONOCER LA SITUACIÓN DE  PEQUEÑOS Y MEDIANOS PRODUCTORES QUE TRABAJAN SUS CAMPOS, PORQUE ALGUNOS CORTES DE RUTAS (Y CURIOSAMENTE LOS MAS INTRANSIGENTES)  ESTABAN CONFORMADO POR RENTISTAS QUE ARREGLARON CON LOS POOLS DE SIEMBRA. ADIVINEN EL INTERÉS DE QUIEN DEFENDÍAN.  
                                                          AQUÍ VAN UNOS DATOS
Para seguir con  información los escarceos negociadores que se avecinan.
Para entender que la decisión de implementar las retenciones móviles
 fue y es sin duda  acertada.
 
v     Cresud tiene 400.000 hectáreas. Adecoagro 200.000. El Grupo Bemberg 143.000. Fortabat 140.000. LIAG Argentina 120.000. El Grupo Werthein 100.000. La Biznaga 50.000. Jorge Blanco Villegas 26.000. Reyes Terrabusi 25.000. Los Grobo 17.700.
 
Supongamos por un momento que estos campos tienen un rinde promedio de soja de 2.900 kilos por hectárea. Es más o menos el rinde promedio del país del 06. Seguramente tendrán tierras más fértiles, de mayor productividad, pero juguemos con estos números.
La eliminación de las retenciones, como se pide hoy día entre piquetes y cacerolas, implica entregarles a estos 10 empresarios/grupos la friolera de 650 millones de dólares. Entre los 10 juntan 1.200.000 hectáreas. Esas tierras deben valer bastante más de 6 mil millones de dólares [a 5000 dólares la hectárea, pero en la zona núcleo en febrero valía 10.700 según la revista márgenes agropecuarios...].
 
Pero claro, no te olvides, los terratenientes no existen...
 
Según los registros de la ONCCA hay 74.115 productores registrados en la venta de soja. Pero 30.583 establecimientos producen hasta 60 toneladas al año. Son explotaciones de 20 a 25 hectáreas y representaron menos del 4% del total de la cosecha del año pasado.
Si se agrupa a todas las explotaciones de hasta 1500 toneladas/año, se tiene al 96% de los establecimientos que levantaron el 40% de la cosecha.
En el otro extremo, sólo 2.817 acapararon el 60% de la producción sojera.
A ver si se entiende: el 3,8% de las explotaciones controla el 60% de la producción.
 
Habría que dejar de mentirle a la gente diciéndole que la soja se trata de un negocio de chacareros que se parecen a los Ingalls.
Hay minifundistas, hay pequeños y medianos
[que sin duda y esto es prioritario merecen políticas diferenciadas].