Cristina y la gira por el Norte de Africa

Cristina y Gadhafi analizaron la posibilidad de cooperar en agricultura, energía y ciencia nuclear
T
elam

Regresar a Prensa Alternativa Diario Mar de Ajó (el diarito) Prensa Popular
En el marco de su visita a Libia, cuarta y última escala de la gira por Africa del Norte, la Presidenta fue recibida en una de las cinco carpas que el líder libio tiene erigidas en un parque frente a la casa que fuera bombardeada por Estados Unidos en 1986. "La reunión fue muy buena", afirmó el canciller Taiana. La presidenta Cristina Fernández de Kirchner y el líder de Libia, Muammar Gadhafi, mantuvieron este viernes su primera reunión de trabajo en el Complejo Bab Al Azizia en la que abordaron la situación internacional y se exploró la posibilidad de cooperación en el campo de la agricultura, energía y ciencia nuclear.

Las actividades de la Presidenta comenzaron a las 16 -hora local- cuando la delegación argentina se trasladó desde el Hotel Corinthia hasta el Monumento de los Mártires para depositar una ofrenda floral y continuar luego a la tumba del "Luchador", padre de Gadhafi, ubicada a 100 metros de distancia.

A pesar del calor, la comitiva prefirió ir caminando de un lugar a otro guiados por los integrantes del gobierno libio que cumplen con un estricto protocolo.

En el Complejo Bab Al Azizia, centro de la toma de decisiones políticas en Libia, esperaba el "Líder de la Revolución" o "Hermano Guía de la Revolución" como llaman aquí a Muammar Gadhafi, quien desde el 1 de septiembre de 1969 conduce el país petrolero.

"Es parte de la historia y podemos saludarlo", decía un funcionario una vez adentro del complejo.

Por su parte, los hombres cercanos a Gadhafi explicaron que los honores con que recibió a Cristina fueron "importantes" y le "dedicó mucho tiempo porque la considera una líder".

Cristina descendió del automóvil y Gadhafi la invitó a ubicarse junto a él en una pagoda por encima del nivel de suelo.

A sus espaldas una construcción de dos pisos, que el 15 de abril de 1986 fue noticia por los bombardeos de aviones norteamericanos y que por decisión del "líder" se mantiene tal cual quedó ese día tras el ataque.

La banda musical entonó los himnos nacionales de la Argentina, primero y el de Libia, después.

Inmediatamente, Cristina y Gadhafi caminaron juntos por una alfombra roja hasta llegar a los representantes del cuerpo diplomático en Trípoli.

Enfundado en la vestimenta típica y anteojos característicos de él, el jefe libio fue presentando a sus funcionarios y embajadores.. Alto, de traje oscuro y anteojos grandes, Nuri Mousmarí -jefe de protocolo y compañero de Gadhafi en la revolución- invitó a la Presidenta a ingresar a la casa bombardeada.

Un cartel afuera, ayudado con fotografías y textos cortos, dan cuenta de las horas vividas en este lugar el 15 de abril de 1986.

"A las 2 AM, 170 aviones norteamericanos bombardearon la casa. Acá murió la pequeña Hana", puede leerse y además ver la fotografía de la niña sin vida.

Era la época que Gadhafi era acusado de apoyar movimientos terroristas y los Estados Unidos, gobernado por Ronald Reagan, entendió que había que llevar adelante un plan para terminar con el jefe libio.

"Impresionante y temible testimonio, con solidaridad ante el horror y el dolor por la pequeña Hana", escribió Fernández de Kirchner al finalizar la recorrida por la casa en el libro de visitas.

En la construcción derruida hay paredes escritas, fotos de la familia, incluso de Hana, camas, pedazos de mampostería por el piso y marcas de aquel ataque como hizo notar Gadhafi a Cristina cuando posó su mano en una de las perforaciones en la pared y dijo: "mire esto señora".

" Ellos querían matar al líder, a la familia, conocían todos los movimientos ", explicó Mousmarí.

En el prolijo parque verde, Gadhafi tiene cinco carpas que utiliza para su trabajo cotidiano y una de ellas, un poco más grande, sirve de morada para mantener la tradición de estas tierras.

En esta oportunidad y como lo hace con cada visitante, el líder desarrolló la reunión de trabajo en una de sus tiendas de amplias dimensiones: 5 por 20 metros y que cuenta con sillones, alfombra y cortinas.

La entrevista se extendió por espacio de cuarenta minutos y sólo fue interrumpida en el momento que caía el sol.

Gadhafi pidió permiso, se levantó y dejó la carpa donde estaba la comitiva y fue hasta su tienda a rezar, mirando a la Mezquita.

"La reunión de Cristina y Ghadafi fue muy buena", apuntó el canciller Jorge Taiana luego del encuentro en el que también estuvieron los ministros Julio De Vido y Lino Barañao, además del secretario de Agricultura, Carlos Cheppi; el gobernador de Entre Ríos, Sergio Uribarri; el vocero presidencial, Miguel Núñez; el gerente general del Invap, Héctor Otegui, la titular de la CNEA, Norma Boero y el presidente de Enarsa, Ezequiel Espinosa.

Libia es la última escala de la gira presidencial por el norte de Afrecha, que termina mañana con un seminario de oportunidades de negocios entre Argentina-Libia, una visita a la Fundación Wa´Atassiamo, un encuentro con el Primer Ministro libio y más tarde, volverá a verse con Gadhafi.
http://www.telam.com.ar/vernota.php?tipo=N&dis=1&sec=1&idPub=125954&id=263028&idnota=263028

LA EVALUACION QUE LOS EMPRESARIOS HACEN DE LA GIRA Cerrando negocios en Africa
Por Daniel Miguez Desde Trípoli
Los más de setenta empresarios que siguen a la comitiva oficial en su gira por el norte de Africa no paran de felicitarse por haber aceptado participar de las rondas de negocios que les armó la Cancillería argentina en Argelia, Túnez, Egipto y Libia. El ministro de Planificación, Julio De Vido, los elogió a lo largo de la gira por su actitud con una frase que les pega a otros por elevación: “Hay dos opciones: quedarse en la Argentina quejándose o salir a buscar nuevos mercados para mantener o aumentar el nivel de productividad”. A uno de los que se veía más contento era al representante de los industriales, el vicepresidente de la UIA, José Ignacio De Mendiguren, quien en diálogo con Página12 dijo que lo que ocurrió en esta gira es “inédito ”. “No soy ni oficialista ni opositor, pero tengo que reconocer que, en primer lugar, el Gobierno armó esto muy seriamente y dejó todo listo para que vengamos a hacer negocios concretos, no a ver qué pasa. En segundo lugar, porque no sólo invitó a participar a los grandes empresarios, como ocurre siempre, sino también a los medianos y a los pequeños. Y en tercer lugar se hicieron grandes negocios. Todos lograron colocar sus productos.” La presidenta Cristina Kirchner puso como ejemplo a la empresa Alberdi, de Entre Ríos, que vendió tres mil toneladas de carne . “Y no sólo eso: acá están el Banco Galicia, Bulgheroni, Rocca, pero también una pyme de Avellaneda y un muchacho que tiene un taller y vendió sus matrices para hacer pastillas en la industria farmacéutica ”, agregó. Para De Mendiguren, lo más atractivo de la gira fueron la posibilidades que se abren para las empresas privadas de comerciar con Túnez, que implica una vía directa a entrar a Europa “sin cuotas ni aranceles, que es lo que nos mata para exportar a la Comunidad Europea”. La referencia se debe a que Túnez tiene tratados de libre comercio con los países árabes y con Europa . Y considera tunecina a cualquier empresa que se radique en su territorio. “Ahora viene la parte del trabajo fino, de ver qué valor agregado le ponemos nosotros a los productos en la Argentina y cómo completamos ese valor agregado cuando nos instalamos en Túnez. Creo que se abre una puerta extraordinaria.” El dirigente industrial también ponderó la calidad de negocios que pueden hacer los empresarios argentinos en Argelia “ porque ellos tienen dinero fresco, no hay que esperar a que lo generen, y nosotros tenemos los productos que ellos necesitan ”. La complementariedad con Argelia fue destacada por muchos empresarios que están participando de la ronda de negocios. http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/subnotas/115444-36755-2008-11-22.html

Regresar a Prensa Alternativa Diario Mar de Ajó (el diarito) Prensa Popular


Contador de visitas Estadísticas