19 y 20 de diciembre de 2001

Los días en que todo cambió


Regresar a Prensa Alternativa Diario Mar de Ajó (el diarito) Prensa Popular

El 19 y el 20 de diciembre de 2001 una profunda crisis institucional hizo temblar a la Argentina. En solo una semana hubo cinco presidentes.

En este diciembre de 2008, a 7 años de la pueblada que llevó a la represión del gobierno encabezado por de la Rúa, con un costo de 30 muertos en todo el país, con la demostración palmaria, evidente del fracaso del neoliberalismo en Argentina (que en este 2008, se evidenció en EEUU, Europa y el resto del mundo), los que sostuvieron ese modelo, los Radicales de Morales, la Bulrich, el abanderado del Mega Canje Domingo Cavallo y por supuesto De La Rúa. Estos fueron los principales responsables no sólo de la represión, sino de : Quedarse con los ahorros de los sectores medios; provocar el hambre y la desesperación más grande en el pueblo que asaltó supermercados; poner a la Nación al borde de la desintegración territorial; provocar el desgobierno más contundente.

Esos mismos "dirigentes" hoy son parte de la oposición al gobierno Nacional y Popular de Cristina Fernández de Kirchner, demostrando su mezquindad más absoluta. Asimismo denotan con claridad que no sólo carecen de capacidad para gestionar, sino que además son incapaces de ser oposición seria.

En este marco se hace imprescindible no olvidarse quienes son los reales enemigos del pueblo argentino: la oligarquía y los monopolios aliados. Que sólo le interesan sus privilegios. Los otros son funcionales al enemigo interno y externo. La memoria se hace imprescindible mantener en todos los habitantes de nuestra querida Argentina.

Mientras los medios de comunicación comerciales se centraban en la información de internas políticas y económicas, en nosotros (cuatro periodistas independientes con pasado profesional en diarios de gran tirada) surgió la necesidad de contar públicamente lo sucedido. Los cinco muertos y decenas de heridos en las cercanías de la Casa de Gobierno -en cuyas historias de vida la prensa no reparó durante días-, originaron esta investigación.

Esa primera nota -así como el resto de las que componen la serie que ahora presentamos-fue distribuida en publicaciones del país y del extranjero con uno de los lemas de lavaca: el anticopyright, es decir la libre reproducción parcial o total del material, sin obligación de citar la fuente.

El resultado de este esfuerzo fue que varios medios nacionales y extranjeros se hicieron eco de lo allí contado. El director canadiense Avi Lewis filmó un documental centrado en la historia de Gustavo Benedetto, una de las víctimas. Programas radiales y televisivos entrevistaron a varias de las personalidades mencionadas en la producción. La mayoría de los diarios locales recordaron a las víctimas al cumplirse un mes de los asesinatos. En varios sitios de Internet se sintetizaron sus biografías. Y la causa judicial fue motivo de seguimiento periodístico constante.

La investigación estuvo a cargo de Diego Rosemberg, Judith Gociol, Patricia Rojas y Claudia Acuña. La redacción final, en el caso de esta primera entrega, fue responsabilidad de Acuña, aunque antes del envío el texto fue leído y corregido por todos los participantes. Esa es la metodología habitual de lavaca: todos colaboramos pero cada uno se hace cargo del seguimiento y el armado de una parte. Así, el trabajo que se logra no es el resultado de una individualidad sino el de un equipo, razón por la cual -además- nuestras notas no aparecen firmadas en la página.


Riesgo país
La justicia está escribiendo el capítulo más trágico de la crisis argentina en un expediente con quince cuerpos, es decir, más de mil quinientas fojas debidamente numeradas, donde ya han declarado testigos, víctimas e inculpados de la llamada Batalla de Plaza de Mayo. El resultado es el procesamiento de una docena de policías en actividad, la prisión preventiva de su máximo responsable, el comisario general Rubén Santos, y un interrogatorio -previsto para la próxima semana- que puede llegar a comprometer seriamente al ex presidente Fernando De la Rúa.

El último round
Eran cerca de las cuatro de la mañana del sábado 29 de diciembre. En una de las mesas del bar de una estación de servicio, cuatro jóvenes cambiaban naipes y cerveza mientras en la tele repetían las imágenes de los incidentes que se habían producido, un rato antes, entre la policía y los manifestantes en Plaza de Mayo. En la pantalla, un grupo de muchachos golpeaba, con bronca, a un policía. Aunque parezca increíble, la imagen se repetiría allí mismo: tres de los chicos fueron asesinados por un custodio en ese último round de la batalla.

La batalla de Plaza de Mayo
La justicia argentina sigue escribiendo el capítulo más trágico del 19 y 20 de diciembre en un expediente que en pocos meses se transformará en un juicio oral y público en el que comparecerán los responsables de la sangrienta Batalla de Plaza de Mayo. Tal como se detalla en esta nota -actualización de la versión publicada apenas ocurridos los hechos-, la causa incluye ya a policías en prisión preventiva, funcionarios procesados y varias amenazas para amedrentar a quienes intentan seguir adelante con esta investigación.

Crónica de un día infinito
Las manifestaciones comenzaron temprano y no terminaron más. A las 9, en la City, fue el turno de las asambleas. A las 16, y como siempre, la Plaza fue de las Madres. Luego, fue el turno de los piqueteros de La Matanza. Al atardecer, cacerolas en las esquinas. Y la noche, vigilia cultural alrededor de la Pirámide. Estas son las impresiones de un día eterno y, fundamentalmente, distinto.

Piqueteros, ángeles y fantasmas
Esta crónica registra cómo fue la movilización que inundó Plaza de Mayo desde adentro de uno de sus movimientos. Fue elegido el Movimiento de Trabajadores Desocupados de Solano. Con ellos lavaca compartió el mate, el almuerzo, el viaje y la marcha.Represión en Plaza de Mayo el 19 y 20 de Diciembre de 2001

Los nuevos símbolos
Nombres convertidos en banderas, baldosas que se tornan altares, siglas que representan el mapa de la lucha en estos años y miles de personas transformando la Plaza de Mayo en un escenario para la celebración de algo nuevo.

Regresar a Prensa Alternativa Diario Mar de Ajó (el diarito) Prensa Popular


Contador de visitas Estadísticas