“De pronto alzó la frente y se hizo rayo (¡era en octubre y parecía Mayo!)y conquistó sus nuevas primaveras “.
Leopoldo Marechal

El 17 de Octubre de 1945: El despertar de la conciencia nacional

Regresar a Prensa Alternativa Diario Mar de Ajó (el diarito) Prensa Popular

Muchos conocemos la historia y los sucesos de aquella épica. Fruto espontáneo, hecho concreto, innegable, indiscutido, profundamente transgresor. Algunos pueden ignorarla pero otros no dejarán de percibir lo que el gran Scalabrini nos dijera, “En el pulso de hoy late el corazón de ayer”. Porqué lo que hizo época e historia perdura en el tiempo. De ello da fé, la perseverancia actual de los ecos del 17 de octubre de 1945, la movilización popular, los trabajadores, los “cabecitas negras “ de Perón, con la lealtad por sentimiento y consigna que asombraron a propios y extraños. Hay que imaginar a las fuerzas del viejo orden, mirando con recelo y temor la gigantesca voluntad política de los trabajadores que marchaban expresando un hecho fundacional por definición: Su toma de conciencia históricaque revela basimultáneamente la existencia de una identidad nacional única e intransferible. Y el pueblo se dio en ese entonces, un Estado nacional y popular que cobró cuerpo para dar lugar a la potencialidad del país en sus más diversas formas, comunicaciones, cultura, energía, salud, vivienda, trabajo, educación. Y fue también el momento en que se conformó una alianza indestructible expresada en la lealtad a su conductor cómo valor supremo del peronismo, que perduró sin fisuras hasta la muerte del General. Hoy, en un tiempo históricamente nuevo, tenemos otros desafíos que nos plantea una sociedad distinta, donde es imperativo superar las urgencias de las crisis y la pobreza de contenido en los discursos con instrumentos que aporten a la discusión política y a la recuperación del debate ideológico en torno al proyecto de nación, preguntarnos por el futuro mas allá de la coyuntura y hacerlo con un concepto de carácter amplio participativo y no excluyente.
Si es verdad que una de las acciones mas nefastas aunque no la mas visible del neoliberalismo fue el debilitamiento de nuestra identidad cultural, será entonces fundamental recuperar la esencia de nación y por ello, inexorablemente aparece el 17 de octubre de 1945 cómo fecha clave. No hay cultura sin historia ni proyecto que surja de la nada. La estrategia de atomización cultural y la ausencia del debate ideológico se instalo de la mano del pensamiento único y el “fin de las ideologías”. Esos que nos vendieron desde afuera y desde adentro el paraíso del mercado y que hoy prueban su propias recetas en un quiebre sin precedentes y un rescate estatal inédito. Bush acude al “intervencionismo”( Cosas veredes, Sancho, que non crederes ), luego de queWallStreet en su pavorosa caída se llevó puesto a todos los paradigmas neoliberales de las últimas décadas. Los agentes financieros y políticos afines que nos decían que el Gobierno debía cambiar el modelo de acumulación, crecimiento y redistribución de la riqueza, ahora tratan de explicar- algunos por el absurdo-, lo inexplicable. La verdad es que,- dice Aldo Ferrer- hasta ahora, los problemas que tenemos los argentinos los hemos fabricado en casa, como el conflicto del campo y el tema del INDEC. Otras supuestas crisis, como la energética o la aceleración inflacionaria, no se verificaron en la realidad. La convulsión financiera internacional, por lo menos hasta ahora, nos ha pasado de largo. No tiene porque ser distinto en el futuro previsible si mantenemos la casa en orden, la competitividad de la producción nacional y los sólidos superávits en las finanzas públicas y los pagos internacionales. Todo esto depende de la calidad de nuestras propias políticas, no de acceder a los mercados internacionales. Al fin y al cabo, en los mercados internacionales ya estuvimos después del golpe de Estado de 1976 y en la década del noventa y conservamos aún la memoria de las consecuencias. No se trata de estar o no en los mercados internacionales sino de cómo se está en ellos. Por eso y muy particularmente nosotros, los peronistas, nos encontramos entre la disyuntiva de los valores que tradicionalmente hemos asumido en la vida argentina y las exigencias de dar respuestas a los cambios y transformaciones que están a la vista. Tenemos entonces la certeza de que es necesario discutir a fondo, no desde posiciones ultristas ni dotadas de verdades absolutas, sino desde la reflexión humilde y doctrinaria, imprescindiblepara el debate profundo y serio de objetivos comunes tanto en lo táctico como en lo estratégico.Aún mas, cuando tenemos que superar la nefasta herencia del pejotismo, que fue archivar en oscuros pasillos el patrimonio político y doctrinario de Perón, sustituir a la militancia por el clientelismo y perder el rumbo histórico en las arcas decadentes de lo que hoy, se cae a pedazos.
El Movimiento Nacional necesita de un Partido Justicialista estructurado, organizado, participativo, poderoso, que fije políticas estratégicas y que contenga amplios sectores sociales y de opinión.
Reconstruir la identidad partidaria, reafirmar los objetivos estratégicos, actualizar la doctrina y fortalecer la militancia, es tarea prioritaria de cara al futuro, con el norte de construir el bien común, el sentido último de las grandes causas colectivas que supo alumbrar el 17. Por eso invito humildemente a que además también seamos éste 17, lo que sencillamente “somos”, y hagamos “nuestra revolución”, “nuestro 17 de Octubre” cotidiano, que sólo consiste en ser solidario con los que no tienen, amable con los ofuscados, con los que no piensan igual que nosotros. Quizás podamos trabajar or-gá-ni-ca-men-te con la Junta Vecinal, con el Club de barrio y su iglesia, con los vecinos. Compartamos proyectos colectivos y objetivos simples y posibles y estaremos ayudando a cambiar las cosas.

por Ing. Humberto Rava
Militante, hincha de boca y peronista

Regresar a Prensa Alternativa Diario Mar de Ajó (el diarito) Prensa Popular



Contador de visitas Estadísticas